Inicio > Cultura > Manual de ociosidades de Valentina Quintero; Paria es la exuberancia

Manual de ociosidades de Valentina Quintero; Paria es la exuberancia

FOTOS: PISAPASITO

 

En Sucre – Paria es la exuberancia

La península de Paria es la exuberancia tropical de Venezuela. Bosques tupidos en contraste con el desierto de Araya y mar azul intenso o verde esmeralda cuando se reflejan los bosques que abrazan cada playa. Su puerta es Carúpano. De ahí en adelante se despliegan playa Medina, Chaguarama de Loero y de Sotillo, Pui Pui, Nivaldito, San Juan de las Galdonas, Querepare… y eso sin nombrar las bahías, a las que solo se llega en lancha. Es mi costa favorita de Venezuela. Hoy le dedico todo este manual porque quiero que vayan, que la gocen, que no teman a las distancias. Después de llegar solo quieren instalarse por semanas.

Por VALENTINA QUINTERO 

Para ir: tomar la vía de oriente, pasar Puerto La Cruz, Cumaná, Carúpano, finalmente Río Caribe y, a partir de ahí, la felicidad.

En Sucre – Parque Nivaldito

El más esplendoroso arrebato de trópico. Así es parque Nivaldito, con cabañas estelares en la parte de abajo, donde entran el viento y la luz porque hay romanillas por todas partes. Unas villas en la loma diseñadas para el romance, cada una con su piscina y su terraza. Una villa familiar con piscina más grande. El comedor con paneles de madera y tejido warao, que se abren y dejan entran la brisa de mar. La piscina grande, pegada de las olas. Un senderito precioso para caminar hasta playa Nivaldito y otro para ir hasta Chaguarama. Total, es Paria en su esplendor. La comida es una delicia, el silencio cada minuto, el mar salvaje y libre.

Para ir: busquen la información en www.parquenivaldito.com

Instagram: @parquenivaldito

En Sucre – Las cabañas de Medina

Playa Medina es la más famosa en esta costa porque sus aguas son tranquilas, así que los niños la aman. Y como la infancia no tiene termostato, pues asumen la temperatura del agua con total serenidad. Es fría, pero divina. Los cocoteros dan la bienvenida en la entrada. Está superordenada, con un sector para quienes la visitan por el día y otro para quienes se hospedan en las cabañas. Cada cabañita tiene una o dos habitaciones, dos baños, aire acondicionado, una terraza con chinchorro y sillas, gramita japonesa que separa del mar y la vista franca de esa placidez que es el mar de Medina. Adoro la atención de Vicente –el gerente general de Corpomedina–, que se ha esmerado especialmente con la cocina. Pescado fresco en su justa cocción, vegetales crujientes, chocolate de la zona para el postre, jugos naturales. Honestidad con excelentes ingredientes.

Para ir: www.ecoposadasdelmar.com

Teléfono: (0426) 480 1783/ (0294) 331 5241 y 331 3917.

En Sucre – Pui Pui

Adoro Playa Pui Pui. Es la franqueza, la libertad, la expresión genuina de un mar que no se deja detener. Que se lanza franco a la orilla y revienta con estruendo. Aquí las cabañitas ni se notan. Es tan inmenso el espacio que se mimetizan. Son 20 solamente. Cada una tiene lo básico: dos, tres o cuatro camitas, o solo una matrimonial. Un baño. Muchas ventanas. Un ventilador. Una terracita afuera junto a la grama japonesa. Un chinchorro. Dos sillas de extensión. Eso es todo. No hace falta más. La sencillez, porque a lo que se va es a gozar el mar. El comedor abierto donde cocinan gloriosamente. Atiende Henry Yánez, con una risa tan blanca como las olas cuando revientan.

Para ir: llamar a Corpomedina.

Teléfono: (0426) 480 1783/ (0294) 331 5241 y 331 3917. Revisar www.ecoposadasdelmar.com

En Sucre – Escuela Río Cacao

La península de Paria es la mayor productora de cacao de Venezuela. Por lo tanto tiene todo el sentido crear una escuela para formar maestros chocolateros. Para que la gente aprenda a hacer chocolate y no se quede solo con el procesamiento de la semilla. Por eso existe Río Cacao, una asociación entre Gonzalo Denis, de la posada Caribana y de Parque Nivaldito, y María Fernanda Di Giacobbe, de Cacao de Origen. La escuela es preciosa, con gavetas de secado, cajones de fermentación, laboratorio y todo lo que se requiere para entender y amar nuestro cacao, el mejor del mundo. Una maestra chocolatera en la dirección y los productores de la zona que acuden a dar charlas o atienden en los paseos. Hay cursos todos los meses. Incluyen el curso, hospedaje, comidas y paseos. Es el mejor plan de la vida.

Para ir: Laboratorio escuela Río Cacao, avenida Bermúdez, Río Caribe.

Instagram: @riocacaocdo

En Sucre – Caribana

Para quedarse en el propio pueblo de Río Caribe adoro la posada Caribana, una de esas viejas casonas coloniales con dos patios, uno central con corredores donde están las habitaciones y el otro al fondo para dar espacio al comedor. Los calados que dejan entrar luz y aire con dibujitos. Las habitaciones de techos altos, ventanas gigantes y puertas generosas. Sencilla, noble, perfecta. Rica comida y espacios de mucha luz.

Para ir: avenida Bermúdez, Río Caribe.

En la web: www.parquenivaldito.com

Instagram: @parquenivaldito

BIEN DATEADO

En Río Caribe busquen a Raiza Moco para que le compren sus chorizos. Ya no los hace ella, sino su hija Rayneire, que aprendió con su madre. Están en la avenida Bolívar, todo el mundo las conoce. Teléfono: (0424) 749 5468.

En Río Caribe deben visitar la iglesia, en especial para que vean el Cristo. Es insólito. Cuadritos, una mirada dulce, la melena crespa, el pañito a punto de resbalarse. Es obra de José Gregorio Valencia, artista plástico de la zona. Nos contó que un policía le sirvió de modelo.

 

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »