Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > José Manuel Rodríguez: No es sólo populismo

José Manuel Rodríguez: No es sólo populismo

 

No se por pájaro de mal agüero que alerto sobre un posible y triste final de la revolución venezolana, es decir, por una vía diferente al heroico resistir. Lejos del patria o muerte venceremos… Tal vez pudiera explicarme mejor si dijera que la preocupación es por la decepción que genera, en los esperanzados del Socialismo del siglo XXI, de aquí y de afuera, la derivación gradualista pero sostenida, hacia un gobierno socialdemócrata de corte populista. Y el triunfo de AMLO, aunque bienvenido, no altera este presagio.

Es necesario aclarar que no le doy una connotación peyorativa al adjetivo populista. El colombiano Sebastián Ronderos, lo dice mejor: él puede oponerse a principios democráticos o potenciarlos radicalizándolos… Y continua: Gramsci describió (su surgimiento) como el momento de quiebre donde “la clase dominante ha perdido el consenso, ya no lidera, sino hace uso exclusivo de la fuerza” como forma de dominio. Su recomposición pasa, inevitablemente, por la bifurcación antagónica que supone el populismo y que, en mayor o menor nivel, está siempre presente en la política…

En todo caso, hay una evidente distancia que separa, ambas caras del populismo, del socialismo comunal delineado por Chávez. Lo más irritante de tal alejamiento es entender que las razones que lo producen no derivan de la complejidad de las tareas culturales y económicas requeridas y ni siquiera de las fuerzas que se le oponen en la derecha. Están en el desprecio de la dirigencia gubernamental por la capacidad que tiene el pueblo sencillo para asumir, como sociedad, el control de su propio destino.

No es tontería lo del tutelaje. Fue amasado, como dice el peruano Nugent, en una atmósfera de pólvora e incienso… Y marcó la cultura republicana americana. Mientras en Norteamérica se le dio forma al “destino manifiesto” para ejercer la tutela en la región, en Suramérica, la modernización significó seguirlos a ellos sin dejar de buscar el “hombre necesario” que es reverenciado por su pueblo. Hablo del ilusorio mesías que nunca se ha dejado de promover.

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »