Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Pedro R. Garcia: ¿Padecemos en el país el síndrome del Mito de Sísifo I?

Pedro R. Garcia: ¿Padecemos en el país el síndrome del Mito de Sísifo I?

 

Discurso político en el país y la marcha de los Nibelungos: En uno de sus cursos de doctorado el filósofo Franz Hinkelammert nos narra una espléndida ópera de Wagner intitulada: La Marcha de los Nibelungos como parábola del capitalismo: “Un líder avanza con sus tropas desde el Rin a la corte del rey Atila. El viaje esta yeno de amenazas y peligros, pero caminan con ánimo firme y desafiante antela muerte que los acecha. En el camino encuentran un clarividente que les asegura que nadie va a volver vivo excepto el capellán. Pero no hacen caso y siguen adelante. Cuando están cruzando un río yeno de torbellinos, el líder ordena que arrojen al capellán al agua. No tiene ninguna posibilidad de alcanzar la orilla nadando y así, al morir el capellán, se mostrará la falsedad de la profecía. Sin embargo el capellán es tragado por el torbellino y lanzado por este a la ribera. El capellán se salva. Todos están convencidos ahora que van a morir. Sin embargo deciden, felices, seguir adelante. Parece pues que la muerte puede ser fascinante y atractiva. Asegurar que la humanidad se esta suicidando y saberlo no significa que va a dejar de quererlo”.

Ubicando algunas pistas…

A pesar del vehemente empeño del gobierno en ejercicio de intentar convencernos de la profundización de políticas de fortalecimiento de atención a los eslabones más débiles de la estructura social del país, la realidad revela que esos aumentos han sido solo asalariamiento precario, el grueso no ha podido ser sacado de su condición lamentable de desamparados. Frente a esta acuciante realidad que los sofoca, creo que se hace necesario recordar fragmentos de algunos discursos del presidente Chávez, el día 12 de noviembre del 2004, en el (Teatro de la Academia Militar): Citó… “Los Miserables de Víctor Hugo, novela monumental, y “exclamo” el que no haya leído esta novela no ha leído la mitad de la literatura universal, yo les recomiendo que la lean y sobre todo nosotros los que estamos metidos en la batalla”. (Pág. 8-15). Y continua recordemos siempre que todo es mucho más que la suma de las partes. Nunca la suma de las partes nos va a dar el todo, el todo tiene algo más: (Pág. 10-23),  ahora para no poner de ejemplo un ser humano, pondré el de una vaca, una vaca es un todo, si la dividimos ya no es vaca, era vaca, ya no es vaca perdió el ser. Algunos le fastidian esto temas de filosofía, a mi no, le recomiendo que lean filosofía ahí está la clave, la explicación del lo que es y lo que debe ser el ser humano. Claro hay textos complejos que nadie entiende, pero hay textos de filosofía que son muy claritos y fáciles de entender. (Pág. 10-24). Y persiste, “Ahora hablo  en este momento de la educación hacia adentro de nosotros mismos. Un líder o quien pretenda serlo, debe estar él mismo de manera permanente en un proceso de auto-didactismo. Leyendo, estudiando y no sólo en los libros sino en la esquina, aprendiendo del colectivo, aprendiendo del pueblo, utilizando esa poderosísima arma que es la dialéctica. (Pág.11-37).  Igualmente me remito a lo que planteo en su discurso en Asunción, Paraguay en el año 2005:  “Ahora, el socialismo tiene, en mi modesto criterio, debe tener, para crearlo, para amasarlo, debe tener pues varios componentes, uno de ellos es, pudiéramos yamarlo el socialismo moral, o la moral socialista, (invisibilizada por la acción de los mandos de sus gobierno legatario) y ese es muy importante. Si no hay moral socialista en nosotros, no hay socialismo posible. Esos valores, la moral, bueno sabemos, la ética, la moral, el comportamiento, la conducta, los valores, debemos comportarnos a conciencia, sin que nadie nos esté vigilando o dando con un látigo, en el marco de una moral nueva, distinta, que no es nueva, es vieja, una moral colectiva, una moral que tiene mucho con el pregón de Cristo, “amaos los unos a los otros”. La moral de la fraternidad verdadera, pero porque se sienta, no de palabra, de la boca hacia fuera, no aquí, desde el alma, desde el pecho, desde las entrañas de cada uno, de cada una, compartir con el otro, con la otra, vivir en comunidad, aceptarnos en comunidad, sentirnos parte de una comunidad, de un colectivo, sentir un hilo invisible que nos une a todos.”“Entonces se trata de alimentar la moral socialista, o el socialismo de lo moral, el socialismo de lo pequeño, de lo cotidiano con los vecinos, aquí en el aula de estudio, allá en la fábrica. El de verdad sentir hermano al otro, a la otra, la solidaridad, el amor, ir dejando atrás el egoísmo, la ambición, la ambición de la riqueza, por ejemplo, ¡qué cosa tan perversa esa!”. Bueno es resaltar esto de sus palabras en el año 2005: “Nosotros hemos asumido la vanguardia, saben, pero con grandes defectos, con grandes debilidades. En el caso venezolano duelen tantas cosas, traiciones, inconsecuencia, vicios de una generación, repito, a la que pertenezco pero que fue bombardeada y hay mucho supuesto revolucionario que apenas tú lo pones en un cargo a manejar dinero, se le olvida la revolución”. (Como Sancho, con la realidad han topado).

Acotación necesaria.…

Esto es lo que Mariano Picón Salas, uno de los más importantes intelectuales del país, yamó la “Tesis Venezolana”, hacer del sentimiento de igualdad, (tesis cardinal del socialismo), por el cual el venezolano ha combatido, la base moral de nuestra historia e inventar que la nación, librada de sus tragedias y fantasmas, pueda ser creadora, ejercitando la voluntad nacional. Allí “radica el misterio alucinante de nuestro destino futuro”. Se necesita pues esa gran tarea, un pueblo y un comando para él, la grandeza y vitalidad de la nación estriba en la capacidad de su pueblo organizado, unido y con conciencia colectiva, y en la dirección de una comando coherente, claro y decidido que coordine y unifique las aspiraciones y las urgencias para imprimir a la nación un derrotero y un destino”. Inevitable es entender que en el hoy, el aumento excesivo de la inflación, precios desmedidos, delincuencia criminal, desabastecimiento, de comida, medicinas, y rublos de primera necesidad, para citar solo algunos, vividos y sentidos en nuestro entorno, este cuadro no es tolerable, le ha torcido el cuello a casi la totalidad de los venezolanos, debe respondérsele con un plan de políticas y acciones compartidas e internalizadas por la mayoría de quienes estamos comprometidos con el país, hay que apostar para el cambio y transformación pero con la vista puesta en los objetivos estratégicos que debe plantearse el mismo. ¿Qué hicimos con la Independencia? ¿Qué hemos hecho con el petróleo? Esa preocupación, la primera, la habría reflexionado el Libertador, en plena gesta Independentista, y expresado en una carta a Santander desde Quito: “Cada día me convenzo más de la incapacidad de todos nuestros jefes para mandar; nadie acierta, a nadie obedecen y todo se vuelve un bochinche. Vea usted lo que sucedió después de la Batalla de Carabobo en Venezuela”. Los primeros setenta años de Independencia fueron el teatro continuo de luchas estériles, de un olvido de los fines verdaderos de la nación, que hizo que el país no pudiera enrumbarse, y prosperar ni encontrar vías para su realización”. “Muchos yegaron a pensar que el país que produjo aquella legión de hombres extraordinarios había caído y degenerado, por eso vinieron uno tras otro los reformadores. Guzmán Blanco el regenerador, Castro el restaurador, Gómez el rehabilitador, y así cada gobernante arribaba al poder con su carga de promesas, que luego incumplirían. Al proclamarse de esta manera, no hacían otra cosa que afirmar la convicción de que el país había decaído y descendido, y por eso había que regenerarlo, restaurarlo, o rehabilitarlo”. Ellos estaban allí para salvarlo de la desidia. Le toco en la etapa reciente en esta compleja y difícil tarea, al presidente de la República Hugo Rafael Chávez Frías, quien se planteo refundarla en el contexto de una revolución bajo el manto dialéctico de lo que bautizo como “socialismo del siglo XXI y que tempranamente se le fue entre las manos, ¿o solo era un ardid? y un final anticipado lo retiro de la ruta, una grave afección que lamentablemente trunco su vida, apenas pudo reaccionar para entregarle la posta a quien escogió como sucesor en las condiciones azarosas que todos conocemos. Venezuela tiene problemas estructurales desde mediados de los 70. Nunca fuimos capaces de hacer la transición del modelo de crecimiento basado en las sustituciones de importaciones y barreras arancelarias, a una economía abierta, capaz de competir en el nivel internacional. La mayoría de los que hoy están tirados en el piso defendiendo con dientes y uñas “el esfuerzo propio”, la “iniciativa privada”, y el “capitalismo”, amasaron enormes fortunas en un mercado con una demanda cautiva, y escasos competidores. Esa fue una de las resistencias más fuertes que enfrento cualquier ensayo por muy sutil que fuera por modernizar nuestra economía. Desde finales del 70 la inversión privada es muy baja, lo que mantuvo la capacidad productiva más o menos fija, que trabo toda posibilidad de  crecimiento. La fuga de capitales ha sido la característica esencial de la economía venezolana. La productividad de nuestra estructural nacional ha caído desde entonces, a razón del 1% anual durante un periodo cercano a los 30 años. (en este régimen, un deslave). Esos han sido nuestros problemas esenciales. Ahora además de esas antiguallas estructurales que mantuvo el aparato productivo muy frágil, la visión económica de un socialismo trasnochado se encargo de devastar cualquier rastro de economía productiva. Se expropiaron activos que con todas sus insolvencias cumplían un rol que había que apoyarlos y intimarlos a mejorar los niveles de eficiencia, pasaron a manos del Estado y hoy todos lucen desérticos. La tragedia que muchos anuncian y otros tantos esperan ya está aquí, y para no hacer una larga lista de ítems negativos solo citare algunos párrafos de este análisis de (Fran Muci. PRODAVINCI) ¿A cuánto podrían yegar la inflación y el dólar en 2018?: el busca yenar ese vacío con el uso de variables tangibles y en concreto, con un simulador interactivo. “No es descabellado pensar en un escenario en el que la inflación alcance 21.000% anual y un dólar cueste 30 millones de bolívares para fin de año, de acuerdo a cómo se han comportado hasta ahora las variables relevantes. Veamos cómo. Aumentos en la cantidad de bolívares en la economía son el principal motor de la hiperinflación y se reflejan directamente en los precios y el tipo de cambio. La liquidez monetaria subió más de 1.000% en 2017 y subirá aún más en 2018. Pero para saber cuánto, primero hay que entender qué es y por qué sube. Sin cambios sustanciales en la política económica, el hueco fiscal de 2018 será aún mayor al de los años anteriores. Además, el dinero que imprimirán para cubrirlo valdrá menos. Por tanto, la creación de dinero (de base monetaria) del BCV aumentará y el crecimiento de la liquidez monetaria se podría acelerar de 22% al mes en 2017 a 40% o 50% al mes en 2018, lo cual representaría un aumento de 57 veces a 128 veces en la liquidez monetaria a lo largo del año. hay que rechazar la conseja de los que en el país creen que es esto es solo un accidente; ni de otras tóxicas expresiones que con asombrosa frivolidad, intentan despacharlo y en sus estentóreos discursos que no se sabe, cuando los ensayan, si imploran, copulan, o gimen. Creemos que todo esto que pareciera por concluir en un fatal colapso, fue la expresión del alma irredenta de este pueblo buscando su síntesis. Mientras tanto observamos atónitos la decadencia moral universal y su alarmante capitulo en el país, sin entender que el tono de este tiempo no lo da el marxismo, ni el capitalismo, ni el agnosticismo, ni la mesura kantiana sino los fundamentalismos, tanto políticos, económicos, y religiosos. (Volveremos en una segunda entrega)

“En el país pasa el tiempo y el segundero avanza decapitando esperanzas”…

 

[email protected]

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »