Inicio > Regional > Familias en Cumaná afectadas por tubería de agua rota siguen sin recibir ayuda

Familias en Cumaná afectadas por tubería de agua rota siguen sin recibir ayuda

 

A pesar de las promesas realizadas por funcionarios de la Gobernación de Sucre, hasta este momento todo sigue igual

Más de seis meses tienen este hueco en el fondo de la vivienda de la familia Mendoza y las autoridades del estado Sucre no hacen nada por cerrarlo. Foto: Joanne González

Cumaná. Al menos cuatro viviendas siguen afectadas en el sector La Paz, parroquia Altagracia del municipio Sucre. A pesar que han transcurrido más de seis meses del colapso en el lugar por la rotura de la tubería de 32 pulgadas que pasa por el sector y alimenta hasta el municipio Bolívar del estado Sucre, las familias perjudicadas están en la espera por la ayuda del Gobierno regional.

Jenny Mendoza, afectada, recordó que el pasado 10 de enero se reventó un tubo de agua blanca de 32 pulgadas debajo de su vivienda, eso trajo como consecuencia que se desplomara gran parte de su residencia. A pesar de las promesas realizadas por los entes regionales que acudieron al lugar, hasta el momento todo sigue igual.

“Este es el Sucre Potencia del que habla el gobernador Edwin Rojas. Nosotros no hemos recibido repuestas sobre esta situación que data del mes de enero. Somos cuatros familias que estamos afectadas, si el gobierno no va a dar respuesta, que vengan a tapar ese hueco para vivir tranquila”, indicó Mendoza.

Aproximadamente tres metros de profundidad tienen el hueco dejado por los trabajadores de hidrocaribe en el sector de La Paz. Foto: Joanne González

Dos casas anegadas, una derribada y otra con riesgo de derrumbe es el saldo más peligroso. Otro de los perjudicados fue Evelio Bruzual, quien aseguró que producto de las aguas que corrieron por el sector el pasado 10 de enero se le cayó su casa. “Perdí todos mis enseres y ahora vivo arrimado con mi hermana esperando que el gobierno me ayude”. Señaló que el hueco que dejaron los trabajadores de Hidrocaribe cuando realizaron la excavación para reparar el tubo en la localidad se llenó de agua con las lluvias y eso produce enfermedades por la proliferación de zancudos, lo que a decir de los vecinos ha traído de vuelta el paludismo y el dengue a una zona urbana.

Se conoció que funcionarios de Construpatria y de la Fundación Regional para la Vivienda se presentaron en la zona el mes de enero y prometieron realizar las gestiones para reubicar a estas familias y más nunca regresaron.

El Pitazo

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »