Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Túnez tiene la primera alcaldesa Ennahda, Abderrahim electa de una capital árabe

Túnez tiene la primera alcaldesa Ennahda, Abderrahim electa de una capital árabe

 

Abderrahim celebra su elección como alcaldesa tras la votación en el consistorio municipal

“Ofrezco esta victoria a las mujeres de mi país, a toda la juventud y a Túnez”, ha declarado Abderrahim la mañana de este martes, visiblemente emocionada poco después de una votación que mantuvo la intriga hasta el último momento. Ennahda fue el partido más votado en los comicios, pero se quedó lejos de la mayoría absoluta al obtener 21 de los 60 concejales. Finalmente, la flamante política se hizo con 26 votos frente a los 22 de su principal adversario, Kamel Idir, del partido conservador Nidá Tunis, con el que Ennahda forma una “gran coalición” en el Gobierno nacional. En la victoria de Abderrahim fue clave la abstención de las dos principales fuerzas de izquierdas del país, el Frente Popular y el Tayyar Democraty en la segunda ronda de votaciones, reseñó El País.

Abderrahim no es una figura nueva en el panorama político tunecino. Entre el 2011 y el 2013, fue diputada de Ennahda en la Asamblea Constituyente, en la que presidió la Comisión de Derechos y Libertades. En los últimos años, ha ocupado un cargo directivo en una importante compañía farmacéutica, una labor que deberá abandonar para consagrarse al gobierno de la ciudad, tal como estipula la ley. “Mi prioridad será hacer más bella la ciudad, más verde, más ecológica”, declaró en una entrevista a EL PAÍS durante la campaña electoral. Las elecciones municipales representan la primera etapa en el proceso de descentralización, percibido como el principal antídoto contra enorme la desigualdad regional que tensa las costuras del país.

A pesar de su larga vinculación con Ennahda, Abderrahim es independiente, y su candidatura forma parte de un esfuerzo del partido para integrar nuevas sensibilidades. “Ennahda ha abierto sus puertas a la sociedad, a los independientes, basándose en sus calificaciones. Sus listas hoy representan mejor cómo es la sociedad tunecina”, sostiene la política, que nunca utiliza el hiyab o velo islámico y rechaza la etiqueta de “islamista”. “La religión es un asunto personal de cada uno, y ningún partido se la puede apropiar… No creo en los partidos de base religiosa”, apostilló. De hecho, en su último congreso, Ennahda eliminó de sus estructuras internas cualquier acción proselitista y empezó a definirse como “islamo-demócrata” en lugar de islamista.

A pesar de que durante la campaña hizo a menudo bandera del feminismo, Abderrahim suscita más bien recelos entre las organizaciones feministas clásicas, con una gran influencia en la sociedad tunecina. No en vano, durante su singladura como diputada hizo gala de una mentalidad netamente conservadora. Sobre todo, levantaron polvareda unas declaraciones en las arremetía contra las madres solteras y que se mostraba contraria a que recibieran ayudas estatales. “Esas declaraciones fueron malinterpretadas y manipuladas por algunos”, fue la frase a la que recurrió en defensa propia en diversas ocasiones en la batalla electoral.

Túnez ha sido un país pionero en el reconocimiento de los derechos de la mujer en el mundo árabe desde 1956, cuando el presidente Burguiba aprobó un nuevo código personal. A pesar de los temores que despertó la victoria de los islamistas en las primeras elecciones tras la Revolución, el país magrebí no se ha apartado de esta senda. En aplicación de la Constitución de 2014, que introduce como objetivo la paridad de género en la política, se aprobó una ley electoral que obliga a los partidos a repartir a partes iguales entre hombres y mujeres los puestos de cabeza de lista. La medida consiguió su propósito, pues un 47% de los concejales son mujeres, un salto espectacular frente al 7% de diputadas elegidas en la Asamblea Constituyente.

El Nuevo País

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »