Inicio > Regional > Muerte de paciente desató furia de sus familiares contra médicos en Anzoátegui

Muerte de paciente desató furia de sus familiares contra médicos en Anzoátegui

 

La doctora Lisvia Guaita recibió una cachetada en el hospital Luis Razetti de Barcelona cuando informaba a los parientes de Moisés Freites que éste había fallecido. Siguen llegando pacientes con paludismo al hospital Luis Razetti de Barcelona | Foto: Giovanna Pellicani

La muerte de un joven de 26 años de edad que estaba recluido en el hospital Luis Razetti de Barcelona, tras ser diagnosticado con paludismo, desató la furia de sus familiares. Uno de sus integrantes golpeó a la doctora de turno.

El hecho ocurrió pasadas las 10:00 de la noche de este martes, cuando la médico residente de primer año de medicina, Lisvia Guaita, anunciaba a los parientes del joven que éste había fallecido.

Moisés Freites había sido remitido, el pasado lunes en horas de la mañana, desde el principal hospital de Cantaura. En el centro asistencial no contaban con los insumos requeridos para atenderlo, pero el esfuerzo fue en vano, pues falleció 30 horas después de su ingreso.

Hilda Romero es la madre del infortunado y contó que su hijo había regresado tres días de Las Minas de Bolívar, con un cuadro de neumonía severa, por lo que necesitó atención médica inmediata.

“Lo mandan al Razetti por neumonía crónica y paludismo recién diagnosticado, pero aquí comenzaron a pedir medicamentos que no encontrábamos y los médicos dejaron de atenderlo hasta que encontráramos lo solicitado”.

En medio del llanto, la mujer contó que su hija María Núñez había solicitado, en más de una oportunidad, a los médicos de turno, que atendieran a su hermano, pero estos supuestamente la ignoraban.

“Cuando dicen que Moisés murió, mi hija saltó de la impotencia y le dio una cachetada a la doctora que tanto ignoró a su hermano”, contó.

Tras la agresión, la muchacha fue arrestada por funcionarios de Polianzoátegui, quienes la ubicaron en las adyacencias de la morgue de Barcelona.

“Qué dolor tan grande. Me voy con mi hijo muerto y la que me queda debe permanecer detenida. Esto es más que doloroso”, gritaba la madre en la entrada de la morgue capitalina.

Los médicos del centro asistencial sostuvieron una reunión tras lo sucedido y exigieron a las autoridades redoblar la seguridad dentro del centro hospitalario, pues aseguraron que están desprotegidos. Amenazaron con paralizar sus actividades, de seguir ocurriendo estas agresiones en el lugar.

EL pitazo

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »