Inicio > Opinión > Luis Fuenmayor Toro: La lucha por el Esequibo es de toda la Nación

Luis Fuenmayor Toro: La lucha por el Esequibo es de toda la Nación

 

Recientemente, los países miembros de la CARICOM, a pesar de todos los regalos petroleros recibidos, apoyaron el despojo que la República Federativa de Guyana quiere hacernos del territorio Esequibo, el cual ha sido parte de Venezuela desde que fuimos la Capitanía General de Venezuela, territorio de ultramar integrante del Reino de España de los siglos XVI, XVII, XVIII y primeras dos décadas del siglo XIX, cuando dimos inicio a nuestra conversión en República independiente luego de una guerra cruenta de 10 años. Todo el territorio que componía la Capitanía General pasó íntegramente a la República de Venezuela, por lo menos desde el punto de vista del derecho. A partir de entonces, muchas mutilaciones ha sufrido ese territorio original de unos 2 millones de kilómetros cuadrados, ante las apetencias groseras de nuestros vecinos. Hoy, nuestra República dispone sólo de 916.050 kilómetros cuadrados, lo que significa que nos fue arrebatada más de la mitad del territorio originalmente poseído.

El despojo del Esequibo fue acometido en aciago momento por la corona inglesa, cuya esencia colonialista no ha desaparecido como lo demuestran, en Suramérica, el caso del Esequibo y el de las islas Malvinas, este último motivo de una agresión extra continental, ante la cual no valió la existencia del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), pues EEUU no sólo se alineó declarativamente al lado de Gran Bretaña, sino que prestó su concurso tecnológico y logístico a favor de la agresión contra Argentina. La posición venezolana de entonces fue decidida y muy digna, a favor de los argentinos y contra todo residuo de colonialismo británico en nuestro continente. Luis Herrera Campíns, entonces Presidente de Venezuela, actuó valientemente y sin duda ninguna será recordado por ello por todos los patriotas venezolanos y latinoamericanos.

En el caso del Esequibo, ya la Comunidad Británica de Naciones se ha manifestado también claramente en favor de la usurpación de ese territorio por parte de Guyana, lo cual no era de extrañar pues ésta es controlada totalmente por Inglaterra, que como ya hemos dicho sigue con sus resabios colonialistas, a pesar de que su poder hoy no es ni la sombra del que tuvo cuando el mapa mundial era de color rosado. La bravura actual de los gobernantes de Guyana depende mucho de todos estos apoyos, así como de las grandes transnacionales petroleras, interesadas en el petróleo existente en la plataforma oceánica guyanesa y en la que corresponde a Venezuela por el Esequibo, yacimientos que son una continuación de los existentes en la Faja del Orinoco. En su desmedida apetencia, Guyana pretende igualmente cerrarnos la salida al océano Atlántico, que nos corresponde no sólo por el Esequibo sino por el frente atlántico del estado Delta Amacuro.

Tal y como lo señaló en rueda de prensa “La Concertación por el Cambio”, el problema del Esequibo es un problema nacional, de todos los venezolanos sin importar su condición social, económica, política ni ideológica. No es un problema del gobierno ni mucho menos de Nicolás Maduro, quienes, como administradores actuales del Estado tienen el deber de asumirlo seriamente y sin politiquerías. Los venezolanos se deben unir en el enfrentamiento de este problema; deben todos cerrar filas en la defensa de nuestros derechos sobre el Esequibo, y cuando hablo de todos me refiero a los distintos partidos y grupos que apoyan al gobierno nacional, a los grupos que se han separado del PSUV y que hoy hacen oposición al régimen de Maduro, pero reivindican la figura de Chávez incluyendo a Rafael Ramírez y su grupo; a los partidos integrantes de la Mesa de la Unidad Democrática y a las organizaciones del Frente Amplio, a Vente Venezuela, a Acción Democrática y a quienes desde el exterior trabajan para derrocar al régimen de Maduro, a la Fiscal General ilegalmente destituida y a los magistrados perseguidos del TSJ.

Es la unidad de la nación ante un problema que nos incumbe a todos. Es la unidad de los sindicatos, gremios, organizaciones no gubernamentales, las universidades, las academias, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, las asociaciones de vecinos y las organizaciones comunales. La unidad con este propósito de la Asamblea Nacional y la Asamblea Nacional Constituyente. No pedimos que se haga un alto o una tregua en la lucha política ni en los reclamos, que se deben hacer permanentemente a quienes nos desgobiernan. No estamos pidiendo que el gobierno deje de defenderse de quienes lo atacan. Estamos exigiendo que en el tratamiento de los derechos de Venezuela sobre el Esequibo se dejen de lado esos enfrentamientos. Exigimos al ciudadano Presidente de la República que informe a toda la nación sobre la situación actual de la reclamación y las últimas medidas tomadas por Venezuela.

Hagamos como hicieron los bolivianos en relación con su reclamación ante Chile de su salida al mar, que contó con la presencia de Evo Morales junto con todos los expresidentes de Bolivia. Hacemos un llamado a constituir un Frente Nacional en defensa de nuestra soberanía territorial sobre el Esequibo, integrado muy pluralmente y a organizar una gran movilización nacional, con todas las fuerzas políticas y sociales venezolanas, para demostrarle al mundo la total unidad de nuestro pueblo sobre un problema que le es de gran trascendencia.

 

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »