Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Federico Izquierdo: Merienda de Mulatos

Federico Izquierdo: Merienda de Mulatos

 

Maradona, zurdo de todo

No me gusta censurar a quienes han logrado estrellatos a base de esfuerzos tenaces aunque posteriormente, muchas veces por novatadas, cometen imprudencias que trastocan sus performances y los convierten en dossiers. Prefiero guardar silencio cauto porque en muchas ocasiones el personaje rectifica casi a tiempo y con tiempo para enmendar la plana. Muchos de nuestros atletas han pifiado y en especial los boxeadores. Ganan inmensas fortunas y mueren arruinados por irresponsabilidades atribuibles en mucho a los bajos niveles culturales que los hacen presa fácil de los vivianes que los chulean de lo lindo y los abandonan cuando se acaba la lana.

Maradona fue un emblema, no de Argentina, sino del deporte. Recientemente oí a un comentarista conceptuarlo como el mejor futbolista de todos los tiempos, criterio que habría aceptado proviniendo de un experto, pero que debí desecharlo porque se expresó casi soezmente de Pelé y he escuchado de otros que Pelé ha sido lo más grande que ha parido el fútbol. De manera que es cuestión de criterios pero lo que no acepto es que un comentarista aproveche una señal televisiva para despotricar de un atleta de la humanidad como lo es Pelé. Con razón decía Héctor Mujica que los periodistas no somos la mejor herramienta para la cultura periodística.

Pero yendo al asunto, Maradona, supongo que para que Maduro lo invite y lo provea, dijo que él (Maradona) y nuestro Presidente son zurdos de pie, de manos y de mente. De las extremidades lo creo, pero de mente lo dudo. Primero porque ambos carecen de ella en el sentido cerebral del intelecto. Más que zurdos son desviados los dos desde ese perfil. Maradona se metió a drogadicto y dicen que hasta trafica prevalido de amistades como los Castro y los Chávez, no por cómplices suyos, pero sí por comete el error de ofrecerle tratamiento diplomático (nadie lo registra) y por ende facilitarle, aun ignorándolo, su vicio y su “negocito”.

Pero además ni uno ni otro son zurdos políticamente. Maduro lo fue cuando no sabía de qué se trataba. Cuando era una “moda” que generaba rentas políticas para optar a liderazgos aforados y no trabajar como procedió en el Metro. Maduro es un jefe de Estado de Derecha Extrema que hambrea al pueblo y maltrata al trabajador como lo denotan los múltiples conflictos que mantienen en su contra enfermeros, médicos, electricistas, telefónicos, cementeros, acueducteros, marineros y paremos de contar. Eso no es ser zurdo en política, pero sí conductualmente. Maduro es un hombre errado y errático. Jamás un líder de izquierda. (Maradona, menos).

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »