Inicio > Cultura > Presión mata pasión

Presión mata pasión

 

¿Cuántas veces hemos fantaseado sobre la posibilidad de tener orgasmos maravillosos, inolvidables? ¿Hemos llegado a tener ese tipo de orgasmos totales? ¿Estamos contentos y satisfechos con nuestra vida sexual?

Las respuestas a este tipo de preguntas muchas veces pueden causar más interrogantes: ¿le estamos dando el tiempo que se merece, o simplemente hemos convertido al sexo en una actividad más? ¿Cuánto de sagrado tiene esa actividad para nosotros una vez puestos en ello? Es posible que el “querer hacer” se vea trocado por la expectativas, y la presión por lograr buenos resultados finalmente termine aguando la fiesta.

Es por eso que debemos preguntarnos: ¿Has llegado a sentirte poco auténtico durante el sexo? ¿Te has forzado a tener relaciones para complacer a tu pareja, aún sin tener ganas? ¿Hay cosas que te gustaría hacer durante el coito que no te atreves a pedir o a exteriorizar?

Mientras más honestas sean tus respuestas a esas preguntas, más fácilmente podrás encontrar un camino hacia la plenitud sexual, y es muy importante tratar de respondértelas en otro momento que no sea el del sexo. Irse a la cama con la cabeza llena de dudas o temores puede traer consecuencias graves para tu autoestima o la estabilidad de la pareja. Los desencuentros sexuales suelen dejar huella, así que mejor tomar nota de aquellas cosas que pueden crear una mayor conexión emocional con tu pareja, de modo que el sexo sea el punto de encuentro más íntimo y trascendental:

Activa tu cuerpo. Sí, el sexo es una gran actividad física de comprobados resultados para nuestro cuerpo, pero si se convierte en la única fuente de ejercicios de la pareja, es hora de cambiar. Ser físicamente activo fuera de la cama estimula la energía del individuo, y hace que te aproximes al sexo con mayor ímpetu y ganas.

Los detalles. Después de mucho tiempo en una relación, se comete el error de dar ciertas cosas por sentado. Más allá de un mensaje esporádico de texto erótico, hay cosas que se pueden hacer de manera continuada para que la pareja se sienta presente, querida, respetada y querida. Siempre se puede sorprender al otro.

Expresa tus emociones. Una pareja saludable es capaz de hablar de sus sentimientos (ira, estrés, ansiedad, frustración) de manera abierta y respetuosa, no confrontadora, sin culpar al otro o quejarse demasiado. Hazle saber qué te presiona, y cómo crees que debe aligerarse esa presión.

Desnudar el cuerpo no sólo requiere quitarse la ropa, sino abrirse emocionalmente sin restricciones, para crear una atmósfera de intimidad, confianza y respeto que se convierta en la clave para un encuentro sexual trascendente, es decir, un momento para el recuerdo, orgasmos que te hacen reír incontrolablemente, que te saquen lágrimas de risa, que te provoque repetir para siempre al lado de tu amante, orgasmos renovadores. Relájate, y disfruta.

Por @Inspirulina 

 

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »