Inicio > Opinión > Domingo Alberto Rangel: Velorio anunciado

Domingo Alberto Rangel: Velorio anunciado

 

Una nueva MUD que al igual a la original, mantenida aquella en cuidados intensivos, nuevamente formará una alianza sui generis.

Libres son los señores Falcón, Ramos Allup, Rosales, Borges y el resto del combo en pensar que el venezolano olvida pronto… tan libres como uno para alertar.

Desconociendo la experiencia reciente los complotados convocan a  formar una nueva MUD pero sin María Corina Machado y Antonio Ledezma que aparentemente son piedras en sus zapatos más molestas que el inquilino de Miraflores.

Una nueva MUD que al igual a la original, mantenida aquella en cuidados intensivos, nuevamente formará una alianza sui generis donde cada socio tiene cartas bajo la manga.

El grupillo capitaneado por Falcón está lleno de podredumbre porque engañar a la ciudadanía y estafar los socios solo puede producir muerte con el hedor asociado.

Los participantes del aquelarre llaman a la “unidad” como si esa palabra fuese un mantra tibetano que repentinamente organiza un buen gobierno a la par que aleja los malos espíritus… pero ni siquiera con esa característica peregrina cumplen.

Esta “unidad” farisea no busca ganar elecciones y mucho menos que los ganadores puedan gobernar mejor o resolver los graves problemas que dejará el chavismo cuando abandone el poder. Nada que ver, lo de ellos es otra cosa.

Henri Falcón astutamente busca desviar la atención de su derrota del mayo pasado cuando el ex gobernador de Lara fue incapaz de convencer al electorado de que haría un gobierno mejorcito al de Nicolás Maduro y de no ser porque el candidato evangélico resultó ser un comerciante de la política y la religión… pudo llegar de tercero.

Busca potenciar su partido, lleno de fichas del pasado y bohemios, que en la pasada elección presidencial logró un hecho que bien se podría reseñar en las páginas web que se ocupan de rarezas y curiosidades: Por primera vez en la historia de la humanidad el partido base de una alianza saca menos votos que dos de las tarjetas apoyantes, cuando Copei y el MAS le ganaron a Avanzada Progresista, el partido del candidato perdedor.

Eso equivaldría a que el PSUV sacara menos votos que la tarjeta de los Tupamaros.

Pero ya escribí que los socios cada uno tiene cartas bajo la manga comenzando por Ramos Allup que es el principal.

AD tiene el problema de que es un partido hecho para participar en elecciones y Ramos Allup después de un año dragoneando que participaría en todas –cuando pensaba tener la candidatura presidencial en la mano- cambió de parecer ante la voltereta que dieron las encuestas después de instalada la Constituyente. Ese socio no apoyará a Falcón para nada distinto que no fuera tirar al ex gobernador por un barranco.

Pero, qué decir de Julio Borges, viviendo cual millonario en el exterior mientras la población vive en nuestro país los terribles efectos de la más grave hiperinflación salvo la húngara de 1945. Qué decir del diputado y fundador de PJ cuando participa en una alianza donde de boca para afuera rechazan las intervenciones extranjeras y el tutelaje de nuestra política “desde el exterior” como propuso el amigo Enrique Ochoa Antich… al tiempo que es sabido que Borges y otros socios menores de esta nueva MUD han pasado gran parte de su tiempo viajando por los países del primer mundo para pedir precisamente que nos invadan.

Irresponsable y ambicioso Borges pero o mentirosos o idiotas Falcón y el resto de sus socios socialdemócratas, cuando con semejante socio rechazan invasiones extranjeras que ni serían gratuitas ni dejarían el territorio nacional intacto.

Aquí vale mencionar la frase del economista Milton Friedman cuando recordó que “no hay almuerzo gratis”.

Formar una gran unidad es indispensable para acabar con un gobierno que nos ha empobrecido hasta límites impensables hace poco… pero… esta nueva MUD ni será capaz de tomar un poder que no fue capaz de hacerlo Falcón compitiendo contra un adversario como Nicolás Maduro que concita niveles de rechazo astronómicos… ni haría un gobierno medianamente decente porque eso es imposible cuando en la alianza propuesta no hay diagnóstico, programa mínimo, mensaje, organización y gente… aparte de que es un clon de la fracasada MUD.

Sin embargo todo esto se puede lograr pero excluyendo precisamente a todos los personajes que figuran en la “lista de Falcón” que más bien parecen los firmantes a un nuevo obituario de la MUD.

 

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »