Inicio > Opinión > Cesáreo Espinal Vásquez: Sociedad  Patriótica Pro Esequibo

Cesáreo Espinal Vásquez: Sociedad  Patriótica Pro Esequibo

 

Haz lo que puedas por  la patria, porque esto no es de partidos  políticos,  sino de honor nacional.

Valentín Espinal 1858

 

La sociedad patriótica pro Esequibo, su único inspirador, el padre de la patria, Simón Bolívar, no tiene jefes, ni secretario generales, ni mesa de unidad ni alianzas abiertas o secretas. No es ONG, ni fundación ni asociación civil, es un sentimiento patriótico de honor nacional, su personalidad jurídica es la República Bolivariana de Venezuela, que la ejerce el Jefe del Estado y de Gobierno y en la que los venezolanos sin exclusiones debemos coadyuvar para la reivindicación de 160.000 kilómetros cuadrados y zonas marítimas, que muy hábil e inteligentemente,  la corona británica se hizo por vía de “pacto” unilateral, de ayudar  a la independencia de Venezuela del reino de España, pero con miras imperiales  en el Delta de Orinoco y en el territorio al oeste del  río Esequibo, provincia de Guayana anexada a la Provincia de Nueva Andalucía e integradas a la Capitanía General de Venezuela en 1777. Inteligencia diplomática de Inglaterra, cundo la misión de ilustres venezolanos fueron a Londres a pedir ayuda habida cuenta de la guerra que tenía con España. Efectivamente, dieron armas, dinero y uniformes.  La provincia de Venezuela, en sus linderos este hasta el río Neverí, fue cedida por Carlos V de España en 1528 por deudas a los Welser, Alemanes, por veinte años, es así que el fundador de Maracaibo, fue el alemán, Ambrosio Alfinger y de otras localidades. En esos veinte años, teníamos la nacionalidad alemana, de hecho. Los piratas ingleses, holandeses, franceses y portugueses, nunca representaban sus respectivos reinados, eran aventureros como Walter Raleigh (1595) en busca del dorado. La corona británica, aparecía como “el amigo bueno para nuestra independencia”, al extremo que en el Congreso de Angostura en 1819, tres naves de guerra habían remontado el Orinoco y luego alistaron a mercenarios, principalmente, escoceses y enviada como la legión británica a Carabobo. En agradecimiento al imperio británico, soldados de la patria con uniformes a los Húsares son  guardianes  en el Panteón Nacional. La sociedad patriótica pro Esequibo, constituye un clamor nacional apartado de diferencias partidistas, ideológicas y personalistas. Toda institución no políticas partidista o personalista, como  lo es el  Instituto  de Estudios Fronterizos de Venezuela, sus aportes son de suma importancia. Hoy, ante la decisión de la Corte Internacional de Justicia,  se impone dar un alto a cualquier controversia  y centrarnos en la consecución del rescate del territorio Esequibo, cuyo nombre de una vez, por todas, deberá ser el Estado Piar. El camino se hace al andar, como dijo el poeta. Que Dios bendiga a Venezuela, con abrazo fraterno en  la sociedad patriótica pro Esequibo.

 

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »