Inicio > Interés > Afuera del Congreso del Psuv “las bases” recordaron que “mientras ellos están entre lujos, nosotros tenemos los zapatos rotos”

Afuera del Congreso del Psuv “las bases” recordaron que “mientras ellos están entre lujos, nosotros tenemos los zapatos rotos”

 

Varios seguidores del oficialismo intentaron acercarse a los líderes del partido de gobierno para entregar peticiones o hacer propuestas, pero en vez de ser atendidos fueron alejados del Hotel Alba Caracas, donde los rojos realizan su cuarto congreso nacional

Génesis Carrero Soto 

“Mientras ellos están rodeados de lujos y con zapatos de marca todos arrechos, mira cómo está el pueblo: con zapaticos rotos y en la calle, porque hace rato que nos dejaron de prestar atención”, gritó Maribel Guardia desde la puerta del hotel Alba Caracas, mientras una camioneta blindada daba la vuelta en la plazoleta del hotel para recoger a uno de los funcionarios presentes en el IV Congreso Nacional del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), que se realiza este fin de semana en la capital del país.

La señora no paraba de señalar e insultar a quienes salían de la puerta del Alba. Los criticaba por “echones” y de “creerse una gran vaina después que Maduro les dio poder”. La queja era observada por varios de los 670 participantes del encuentro de la tolda roja, cuya acreditación no fue otorgada a tiempo, por lo que no podrían ingresar al evento hasta no solventar el inconveniente.

Delegados de Sucre, Miranda, Anzoátegui, Portuguesa y Bolívar eran algunos de los que esperaban en la entrada del hotel, con sus bolsos en mano, a que resolvieran el problema de sus acreditaciones para poder ingresar. También se contaban al menos 10 autobuses rojos Yutong en los que se trasladan algunos de los 384 delegados del Psuv que fueron escogidos de forma territorial, a través de las 14.000 asambleas de las Unidades de Batalla Bolívar-Chávez (UBCh) realizadas antes del congreso.

En los alrededores de la puerta principal del hotel se encontraban algunas personas sentadas con cartas improvisadasdocumentos y hasta constancias de censos en la Misión Vivienda, mientras esperaban ver a algún dirigente de peso para entregarle personalmente sus peticiones.

¿Tú crees que a Chávez le hubiese gustado celebrar su cumpleaños así, entre tanto lujo? No, él prefería estar con la gente, rodeado de su pueblo y sin lujos, pero este montón de locos no lo entiende y por eso hacen estas cosas. Un congreso del chavismo es con los chavistas, en la calle”, dijo Maribel al recordar que este sábado 28 de julio, el fallecido mandatario nacional y líder del proyecto socialista estaría cumpliendo 64 años de edad.

Uno de los encargados de protocolo del evento salió a calmar un poco los ánimos en la zona e incluso les ofreció almuerzos a dos de las personas que más se quejaban en las afueras del sitio del evento. Allí todos esperaban por alguien: por Elías Jaua, Héctor Rodríguez, Adán Chávez, Nicolás Maduro Guerra, Diosdado Cabello o por los gobernadores, porque todos los que tenían horas afuera del Alba Caracas guardaban propuestas, solicitudes, quejas, reclamos y hasta felicitaciones que entregarles a los principales personajes del oficialismo.

La verdad es que nos han tratado mal aquí y uno lo que quiere es pedir ayuda”, dijo la señora Antonia Patiño, mientras señalaba a un muchacho en muletas y relataba que “nadie lo ha querido atender y él, así como está, se ha acercado a cuanto carrote ha llegado a esta puerta”.

Seguidores del oficialismo en la entrada principal del Alba Caracas esperando a cualquier funcionario para entregarles peticiones | Foto: Génesis Carrero Soto

Con el aumento de las quejas en la entrada, también incrementó la presencia policial en la zona, fuertemente custodiada por Casa Militar, efectivos del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) y funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) que miraban con detenimiento a todos los presentes en las cercanías del Aba Caracas.

Para la prensa el trato no fue distinto, apenas en la entrada principal había dos funcionarios que negaban cualquier acceso a quienes no tuvieran acreditación otorgada por el partido rojo y les pedían alejarse. A través del vidrio se podían ver a los equipos de medios de comunicación privados que esperaban en el lobby frente a una tarima y podían ver el congreso mediante una pantalla dispuesta en este espacio.

El grupo de unas 25 personas que estaba en la entrada del Alba Caracas vio truncada cualquier esperanza de acceder a los dirigentes durante este sábado, cuando dos funcionarios de la Policía Nacional les pidieron retirarse de las instalaciones del hotel y esperar después de la reja de acceso a este sitio olvidando el llamado de Nicolás Maduro a “hacer un debate protagónico con las bases revolucionarias”.

 

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »