Inicio > Regional > Cariaco también padece y no me callarán dice Cruz Guzmán

Cariaco también padece y no me callarán dice Cruz Guzmán

 

Desde Cariaco, Estado Sucre, Cruz Guzmán: “Tendrán que matarme pero, no me callarán”. Estoy en pie de lucha por mí, por los míos, por mis semejantes, por los que no pueden hablar”

Tendrán que matarme pero “no me callarán”. Estoy en pie de lucha por mí, por los míos, por mis semejantes, por los que no pueden hablar, por nuestros viejos, por nuestros hijos, por el futuro de Venezuela y por todos los venezolanos. La única manera de que detengan mi lucha es que me maten. Espero que el pueblo sea testigo de ello y también nos apoye en el momento apremiante.

para los que me siguen, para mis parroquianos, para mis familiares, para mis hijos, para los hijos de este gran país, para nuestros viejos, para nuestros amigos, para los que no pueden hablar, para quienes han tendí que irse de este país para poder mantener a su familia o por las persecuciones políticas, para todos mis semejantes venezolanos y quienes vive aquí, hasta para quienes se creen mis enemigos, para los que me persiguen, para los que están destrozando a este país, sépanlo de una vez por todas – no me van a callar por denunciar toda la adversidad, atropellos, persecuciones, destrucción del país, la hambruna, las manifestaciones, la corrupción, la inseguridad y tanta adversidad que por culpa de este régimen se genera en nuestra amada Venezuela.

Hay quienes les gusta estar informados, pero solo lo que a ellos le gusta o conviene, cuando se informa de algo que les salpica, entonces empiezan a soltar sus palabras o escrituras amenazadoras, ofensas, persecuciones e incluso a tratar de agredirnos físicamente. Díganme todo lo que les dé la gana, no voy a bajar la guardia, nadie se ha muerto por unas palabras no más, y sabiendo que vienen de resentidos, de incoherentes, de lacayos, pre-pagados con bósales de migajas o rastreros manipulados con miserables baratijas o vergonzosas promesas que nunca les cumplen sus caudillos.

Informar, sacar a flote la verdad, poner ante la opinión publica lo que sucede tras bastidores del malévolo poder, alertar y orientar a la ciudadanía, además de los incontables atropellos, persecuciones y demás atiborrados abusos de un régimen forajido, y también de ciudadanos comunes que se conducen al margen de la ley, como aquellos que mantienen azotadas a las casas y familias de la población, como sucede actualmente en la localidad ribereña.

Entiendan, esta es mi responsabilidad ciudadana, mi compromiso con la misión que dios todopoderoso, me encomendó por mi naturaleza en este mundo terrenal.

Así que entiendan, esta es una de mis diferentes, y además legales formas de luchar, no soy de los que solo sale en épocas de campañas electoreras, solo a realizar proselitismo político y al terminar la misma se vuelven al chinchorro hasta otra contienda. no y no, nuestros seguidores, vecinos, parroquianos, tanto los que están aquí en nuestra localidad, los que están en la entidad sucrense y más allá de nuestras fronteras, saben que luchamos todos los días, todos los meses, todo el año, todo el tiempo, y mientras nuestro padre celestial nos lo permita. Allá con los individualistas, que solo luchan por sus interés muy personales, defienden y reprochan solo por sus particularidades. no lucho solo por cuestiones de índole politiquero que es a lo que hemos llegado hoy en día (politiquería barata y sucia), no y no, mi lucha, mi sueño y mi gran anhelo, es por una verdadera democracia, libertad, justicia, derechos e igualdad para todos.

el mismo pueblo ha sido testigo del record en ser perseguido, de ser agredido y herido físicamente con armas blancas, me han sacado programas radiales del aire (habla mi gente – ribereña 97.7 fm.), nos obligaron a cerrar el periódico donde prestábamos nuestros servicios comunicacionales (diario región), nos han robado nuestros equipos de informática- comunicacionales y visuales, han arremetido contra nuestra residencia y la de nuestros familiares, por ello también han agredido físicamente a mi esposa, producto de esa tenaz persecución política y personal mi hijo tuvo que salir del país, he sido detenido y despojado de mis equipos de cámara y celular por parte de la fan, entre tantas abusadoras maneras del exceso de los enquistados en el poder. Pero ahora también se le unen ciudadanos comunes, que la ciudadanía sabe que tienen las manos empasteladas en corrupción en empresas del estado venezolano, otros quienes defienden a delincuentes que han arremetido contra humildes y honestas familias de esta sociedad.

Pues, si denunciando no se corrigen, por lo contrario siguen multiplicando sus excesos violando el estamento legal del país y poniendo a padecer de una u otra forma inescrupulosa a nuestros niños, jóvenes, hermanos, padres, madres, ancianos, familiares, vecinos, prójimos, y a todos en general. Pues no me callaré, ni seré cómplice de estos bichos y bichas, la única manera de que me calle será si me matan. Pero a dios me encomiendo, él tiene la última palabra…

“con dios todo, sin dios nada”. Mi pueblo contamos conmigo, dios y yo esperamos contar con ustedes mi pueblo…

Turimiquire

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »