Inicio > Economía > Venezuela es una fábrica de dinero

Venezuela es una fábrica de dinero

 

En 20 años los venezolanos esperan el tercer cono monetario y han conocido dos monedas con pretensiones internacionales: El Sucre y el Petro. El Bolívar pasó a ser Bolívar Fuerte y ahora Bolívar Soberano. ¿En algo beneficia?

Enrique Rondón Nieto

Para el lunes 20 de agosto -Feriado Bancario- está fijada la entrada en vigencia del nuevo cono monetario que, inicialmente estaba anunciado para el sábado 4 de agosto.

Inicialmente el bolívar tendría tres ceros menos. Comerciantes y la mayoría de los venezolanos habían dado un paso adelante. No hablaban de millón sino de mil, aunque en la escritura aparecieran los seis dígitos.

El pasado miércoles 25 de julio, cuando Caracas cumplía 451 años de su fundación, el presidente Nicolás Maduro anunció la nueva fecha para la nueva moneda que, seguiría llamándose bolívar Soberano pero tendría cinco ceros menos y estaría “anclado” al Petro. Era como “mucho con demasiado” como exclamó un joven vendedor de quesos cuando escuchó -sin poder asimilar el anuncio-.

A día siguiente el anuncio se transformó en decreto publicado en Gaceta Oficial. Según ese decreto, el joven vendedor de quesos, como todos los comerciantes, está obligado a exhibir los precios en bolívar fuerte (¡pobre Bolívar!) y en el nuevo bolívar soberano. Para ese momento, el kilo de queso duro (el más barato) estaba marcado en Bs.F 6.200.000 y Bs.S 6.200. Los nuevos precios serían Bs.F 6.200.000 y Bs.S 62. En ese momento, una clienta que compraba su ración de queso, fue informada que ya debía pagar en efectivo la Caja Clap: Bs. 45.000. Sacó la cuenta a futuro y no pudo ocultar su asombro-incredulidad-duda. ¿Cuánto costará la Caja Clap con el nuevo cono monetario? ¿Bs.0,45?

Del Bolívar Fuerte al Bolívar Soberano

El 17 de febrero de 2007 la inflación en Venezuela era de 17%, la más alta de América Latina en ese momento. Como solución, el presidente Chávez anunció que le eliminarían tres ceros al bolívar. Agregó que “el Gobierno prepara una bajada progresiva de cinco puntos del Impuesto al Valor Agregado (IVA) que pasaría del actual 14% al 9% el próximo mes de julio”.

El nuevo cono monetario entraría en vigencia “el 4 de febrero de 2008, cuando celebremos otro aniversario del Día de la Dignidad (el intento fallido de golpe de Estado que encabezó Chávez en 1992), ya tengamos en circulación nuestro nuevo bolívar, el bolívar fuerte”, dijo el mandatario.

Había un año entre el anuncio y la entrada de vigencia del nuevo cono monetario, tiempo suficiente para sustituir las monedas y poner en circulación “el bolívar fuerte”. Entre quienes saludaron la medida consideraban que tenía ventajas macroeconómicas y en la economía doméstica: “…de esta manera retomamos el uso de las monedas que hace muchos años circularon en Venezuela. Bienvenido sea el bolívar-fuerte, el real, el medio, la locha y la puya”.

El billete de 100: Duro de matar

El billete de 100 bolívares era el de mayor denominación… y fue la primera víctima.

El 11 de diciembre del 2016, el presidente Nicolás Maduro anunció que en 72 horas el billete de 100 no tendría validez. Aquello generó angustia en la población, especialmente en la zona fronteriza donde 99% de las transacciones se hacen en dinero contante y sonante.

Desde la madrugada se formaron largas colas frente al Banco Central de Venezuela en Caracas. Todos buscaban deshacerse de billete de 100 como si se tratara de una mala plaga. Hubo quien lo utilizó para hacer fogata.

El 16 de enero de 2017, mediante decreto 2.671, se le da nuevo aire al billete de 100 bolívares. Tendría validez hasta el 20 de febrero de ese año. Así, mediante decretos sucesivos, “el marrón” ha salido de circulación lentamente, por inútil. A mediados de 2018 sólo era aceptado en las estaciones de servicio. El nuevo cono monetario sería la estocada final.

El Sucre: otra moneda pensada por Chávez

En esa pretensión que tenía Hugo Chávez de convertirse en líder de América Latina y más allá. El 26 de noviembre de 2008 celebra en Caracas la cumbre de la Alianza Bolivariana para la Pueblos (Alba) y Tratado de Comercio de los Pueblos (TCP).

En ese encuentro anuncian la creación del (Sistema Unitario de Compensación Regional de Pagos) Sucre, moneda sería utilizada por Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua y Venezuela.

Al parecer, con esta moneda o Sistema Regional de Pagos, solo se ha realizado una operación. Fue en febrero de 2010 entre Venezuela y Cuba, según aviso en página completa del Banco Central de Venezuela publicado en Últimas Noticias (5/2/2015, pág. 5).

De los signatarios de ese acuerdo, Fidel Castro y Hugo Chávez fallecieron, Daniel Ortega en Nicaragua vive la peor crisis política en 39 años, Rafael Correa está prácticamente asilado en Bélgica porque es requerido por la justicia de su país por su presunta participación en el secuestro de un opositor en el 2012 y Evo Morales enfrenta una oposición creciente a su expresa intención de reelección por cuarta vez.

De manera que el Sucre pasó a formar parte de la numismática imaginaria venezolana.

Del Sucre al Petro

Si Hugo Chávez creó el Bolívar Fuerte y el Sucre, Nicolás Maduro es el padre del Bolívar Soberano, que aún está en gestación y del Petro, una moneda virtual, lo que significa que no tiene existencia física, su respaldo sería las reservas de petróleo de Venezuela y serviría de “ancla” o de respaldo al Bolívar Soberano.

Su creación fue anunciada por Nicolás Maduro el viernes 5 de enero de 2018. Al día siguiente, Jorge Rodríguez, Ministro de Comunicación e Información, afirmó en rueda de prensa que “la Petromoneda significará la muerte definitiva de esa falacia llamada Dólar Today”.

Señaló Rodríguez que “el Petro fortalecerá el sistema financiero de Venezuela, frente al dólar ilícito fijado a través del portal Dólar Today, manejado desde Estados Unidos, con el propósito de generar descontento en la población a través de la distorsión del sistema nacional de precios”.

La diferencia entre Chávez y Maduro como creadores de monedas, es que Chávez no tuvo en su contra tanto rechazo y bloqueo internacional y la inflación más crítica que enfrentó fue de 17%. Maduro tiene más de 18 gobiernos en su contra y la inflación proyectada por el Fondo Monetario Internacional para el cierre de 2018 es de 1.000.000% (Así, con seis ceros).

El economista José Guerra, de la Comisión de Finanzas del Parlamento
venezolano, ha sido uno de los más duros críticos a la implementación del nuevo cono monetario y al Petro como respaldo de las nuevas monedas.
“El Petro no existe, no se acepta como divisa, es algo que llama la atención por lo osado de hacer un anclaje con una pretendida divisa inexistente”, dijo al respecto Guerra.

Monedas comunitarias o el imaginario popular

A mediados de 2017 ya se sentía con fuerza la falta de dinero en efectivo. Esta carencia se notaba por los avisos en las redes sociales y el boca a boca ofreciendo dinero efectivo en venta por 40% y más sobre su valor nominal.

 

 

La crisis ha sido más fuerte en zonas del interior donde son muy contados los puntos de venta y no es común el uso de la banca electrónica.

Como respuesta a esta situación, en el 2010 comenzaron a surgir los llamados Grupos de Trueque o intercambio solidario.

Entre los primeros estuvieron:

• La lionza: moneda comunal empleada en el primer Mercado Comunitario de Trueque, realizado en Urachiche, estado Yaracuy.

• El zambo: moneda correspondiente a la Confederación de Consejos Comunales José Leonardo Chirino, en Falcón.

• El momoy: facilitador de intercambio usado en Boconó, estado Trujillo.
La última experiencia es el Panal, moneda dada a conocer en diciembre de 2017, creada por el Colectivo Alexis Vive, de la parroquia 23 de Enero, equivalente a Bs. F 5.000. La primera experiencia con el Panal como moneda, fue la compra de arroz. Tres Panales el kilo de arroz (Bs.F15.000) Esto permite a los vecinos reservar dinero efectivo para el transporte y para otros usos ajenos al ámbito de circulación del Panal.

Con tantas improvisaciones en materia económica el anuncio de Nicolás Maduro el miércoles 25 de julio creó más incertidumbre que tranquilidad. ¿En menos de un mes se puede tener un nuevo cono monetario debidamente distribuido? ¿El eliminar cinco ceros tiene como única intención crear la impresión de que bajan los precios? ¿Aumentará el precio de la gasolina? ¿El kilo de queso costará menos de un bolívar? ¿Continuarán en los bancos venezolanos las limitaciones para retirar dinero?

Son muchas interrogantes. En lo que no hay duda alguna, es que los últimos 20 años Venezuela ha sido una verdadera máquina de fabricar monedas.

 

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »