Inicio > Interés > Ortega Díaz sobre Odebrecht: “Maletas de dólares entregó Maduro a Mónica Moura”

Ortega Díaz sobre Odebrecht: “Maletas de dólares entregó Maduro a Mónica Moura”

 

Más de 35.000 millones de dólares y más de 2.300 millones de euros pagó Venezuela a Odebrecht por las obras que no fueron culminadas

Luisa Ortega Díaz, fiscal general de Venezuela destituida, acusó al presidente Nicolás Maduro, por estar presuntamente incurso en la comisión de los delitos de corrupción propia y legitimación de capitales, delitos previstos en el artículo 64 de la Ley Contra la Corrupción y Salvaguarda del Patrimonio Público y el artículo 35 de la Ley Orgánica Contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo. 

“Estos delitos han sido cometidos en perjuicio del estado venezolano y relacionados con los hechos de corrupción de Odebrecht”, expresó.

Según detalla la fiscal, el 11 de mayo de 2013, Maduro pagó a la empresa mencionada más de 1.800 millones de dólares y más de $ 786 millones, por ampliaciones del Metro de Caracas y el Metro de Los Teques, respectivamente. 

Los presuntos responsables de estos hechos de corrupción “montaron el andamiaje jurídico que derivó en la trama de corrupción que ha ocurrido en el país”.

Entre Venezuela y Brasil se firmó el convenio básico de cooperación suscrito por el presidente fallecido Rafael Caldera, cuyo objeto era implementar programa de cooperación técnica y científica.

En 2005, bajo el mandato del presidente fallecido Hugo Chávez, Venezuela a través de su canciller Alí Rodríguez Araque, modificó la razón del convenio firmado en el año 1995, para poder adjudicar directamente a Odebrecht sin que hubiese licitación. “Burlaron la legislación venezolana… modificaron la razón del convenio… y lo utilizaron para adjudicar todas las obras de envergadura en Venezuela”.

Ortega denunció que las obras fueron adjudicadas de manera directa a Odebrecht sin que mediara un concurso o un documento legal “salvo este que modificaron fraudulentamente”. 

Nicolás Maduro suscribió un memorándum de entendimiento y al menos siete acuerdos complementarios al convenio, en materia agraria, de infraestructura, de vivienda y prestación de servicio.

La fiscal detalló que Maduro, en calidad de Canciller, firmó estos convenios conjuntamente con varios ministros del gabinete, entre ellos Diosdado Cabello, quien era Ministro de Vivienda y Hábitat y su esposa Cilia Flores, quien se desempeñaba como presidenta de la Asamblea Nacional.

“Es así como se generaron las condiciones legales para que Odebrecht interviniera en la totalidad de los proyectos de importancia en grandes obras de infraestructura… adjudicadas de forma directa”.

Más de 35.000 millones de dólares y más de 2.300 millones de euros pagó Venezuela a Odebrecht por las obras que no fueron culminadas. Ortega se refirió a parte de las obras inconclusas línea 5 del Metro de Caracas, Metro Cable Mariches, línea 2 Metro de los Teques, puente sobre el rio Orinoco, proyecto del aeropuerto internacional Maiquetía, central hidroeléctrica Tocona, proyecto agrario integral socialista José Ignacio Abreu, proyecto ferrocarril Caracas Guatire – Guarenas.

Ortega detalló que cuando el entonces presidente Hugo Chávez se iba a lanzar para la campaña electoral del año 2012, habló con Luis Inacio Lula Da Silva, para buscar asesoría en su campaña, con la intermediación de Maximilien Sánchez Arveláiz, quien fuera embajador de Venezuela en Brasil.

Posteriormente, realizada una reunión entre el publicista Joao Santana y Chávez, este último estableció que el intermediario para coordinar la recepción de dinero sería Nicolás Maduro y daría dichos pagos a Mónica Moura, quien dirigirá la campaña electoral del presidente fallecido.

Moura se reunió en Venezuela en varias oportunidades con el entonces canciller Nicolás Maduro. Allí acordaron que le iba a pagar 35 millones de dólares por la campaña de Hugo Chávez. “Esto no era comisión de los contratos, esto era regalo extra”. 

En alguna de estas reuniones participaron partidarios del gobierno, Jesse Chacón y Jorge Rodríguez, “donde se manejaban los negocios ilícitos que se estaban celebrando”. En Venezuela, la legislación exige que las donaciones para las campañas deban estar reguladas por el Consejo Nacional Electoral. “Esto nunca fue notificado al CNE por la ilicitud de la entrega del dinero”.

Nicolás Maduro pagó una parte de esos 35 millones de dólares directamente a Odebrecht, mientras que 10 millones de la moneda extranjera en efectivo le pagó, en la sede de la cancillería, a Mónica Moura.  

La empresa de Mónica Moura, contrata a la empresa venezolana Contextus Comunicaciones, propiedad de Mónica Ortigoza, esposa de Hernán Escarrá y esta empresa le quedaron 7 millones de dólares sólo por poner el nombre. 

En la campaña presidencial en el 2013, Nicolás Maduro solicita a Odebrecht que le pague su campaña electoral y le pide 50 millones de dólares, con el compromiso de que al asumir la presidencia le permitiría continuar con los contratos de obras inconclusas, les aprobaría los pagos por concepto de valuaciones y adelantos de las obras.

Para estas transferencias usaron el banco Meinl Bank en Antigua, propiedad de Odebrecht. Ortega declaró que Nicolás Maduro actuó de forma contraria al interés público y a la defensa de la hacienda pública, “el acusado ejecutó acciones en polución de la empresa Odebrecht, que además de generar un importante daño a la nación les permitió obtener ventajas económicas por lo que es autor del delito de corrupción propia y legitimación de capitales”.

“Se ha cometido graves delitos contra el patrimonio público y contra la estabilidad del sistema financiero venezolano… el autor de estos delitos es Nicolás Maduro Moros… cuya declaratoria de responsabilidad penal debe ser el resultado de este proceso”.

Redacción NTN24 

 

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »