Inicio > Economía > Gobierno busca déficit fiscal cero, pero el BCV no frena su financiamiento

Gobierno busca déficit fiscal cero, pero el BCV no frena su financiamiento

 

El déficit fiscal de Venezuela se calcula en 20% del PIB de acuerdo con consultoras privadas. Sin embargo, el gobierno pretende ir a una política de cero déficit con un programa de recuperación económica, que por lo anunciado hasta ahora promete incrementarlo en lugar de reducirlo.

Banca y Negocios @bancaynegocios

La cantidad de monedas, billetes, depósitos a la vista, de ahorro y a plazo se ubicó en 4 mil 16 billones 790 mil 169 millones 507 mil bolívares al cierre del 10 de agosto, un aumento de de 9,92% en esa semana, última data disponible.

De esa cifra récord, el dinero en efectivo (monedas y billetes) abarca 35 billones 471 mil 608 millones 610 mil bolívares, cantidad similar a la que el 8 de septiembre de 2017 representaba el total de liquidez monetaria de la economía. En 11 meses, esta ha crecido 11.293%, con la particularidad de que el 99,12% es dinero electrónico (sin respaldo en la oferta de bienes y servicios), lo que dispara los niveles de inflación.

El gobierno del presidente Nicolás Maduro exoneró a Pdvsa del pago de ISLR, así como a sus filiales y empresas mixtas, sin embargo anunció que asumirá el diferencial del aumento de salario de Bs 3.000.000 a Bs 180.000.000 en el pago de personal de las Pymes por tres meses, a la vez que comenzó a depositar BsS 600, equivalentes a Bs 60.000.000 a 10 millones de personas que poseen el carnet de la patria.

El Ejecutivo nacional no tiene flujo de caja para cancelar estos compromisos que está asumiendo ni cuenta con financiamiento externo, por lo que el Banco Central de Venezuela seguirá monetizando el déficit, contribuyendo a incrementar la brecha fiscal y la hiperinflación.

La producción petrolera ha venido en picada, el anunciado aumento en los precios de la gasolina (con subsidio incluido), así como el alza al impuesto al consumo resultan insuficientes para cubrir el enorme gasto público.

Gravar con una alícuota mayor a los contribuyentes especiales -133.000, según el gobierno- tampoco alcanzará para encoger el tamaño del déficit, estiman algunos analistas.

En tiempos de hiperinflación la recaudación de impuestos se vuelve sal y agua, por lo que en la práctica no es un nivel de ingresos que sirva efectivamente para financiar el gasto.

Venezuela se hunde en la que se perfila como la peor hiperinflación del mundo, con un aparato productivo que trabaja a 22% de su capacidad, una fuerte escasez de bienes y un consumo venido a menos por la pérdida del poder de compra del bolívar, moneda a la que se le acaban de quitar cinco ceros en virtud de la velocidad con la que avanzan los precios.

El gobierno busca fijar los precios del llamado Plan 50, que incluye bienes básicos de consumo, sin que se den las condiciones para si quiera mantener la producción.

Este martes se anuncian los primeros 25 rubros susceptibles de la cesta básica que, de acuerdo con el mandatario nacional, tendrá un costo menor a BsS 1.800, el nuevo salario de los trabajadores a partir del 1º de septiembre.

 

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »