Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Nelson Morán: ¿Confundidos y preocupados?

Nelson Morán: ¿Confundidos y preocupados?

 

A la memoria vienen ideas atropelladas, de los tiempos de la Asamblea Nacional Constituyente, allá en el año 1999; Como se dio en un proceso “consensuado”, se cumplieron algunos parámetros establecidos.

Que recuerde en los procesos constituyentes se procede, estableciendo criterios entre las partes, independientemente de quienes la convoquen, y de que al final de cuentas la nueva constitución favorece a quien la  convoca, que generalmente es quien tiene poder, así es.

En todo caso, el proceso se da más o menos, así, digamos como son dichos procesos, a saber:

Después que se logra el acuerdo entre las partes, donde indudablemente quien tiene más fuerza impone criterios; eso se conoce como las Bases  del Proceso Constituyente; estas son sometidas a la opinión o consulta del pueblo, así este decide en cuanto a: Duración, Necesidades, Número de integrantes; se  da prioridad a los Derechos Humanos y ella misma se auto regula.

Aprobadas las bases y entrando en el proceso, el Congreso entra en receso mientras dure la constituyente y se disuelve al final de periodo constituyente, para elegir otro, según lo establecido en la Constitución aprobada en consulta popular. Esto indica que elaborado el proyecto Constitucional, es sometido a la aprobación del pueblo, y después de ello entra en vigencia; lo que significa que antes de dicho momento todo lo contemplado en el mismo no tiene efecto alguno y en consecuencia carece de validez.

Así, ya aprobada, se podrá elegir un nuevo Congreso, según lo establezca la nueva Constitución, y hasta al presidente, entre otras elecciones, todo está en la Constitución aprobada por el pueblo, como debe ser. Se procede a renovar todas las instituciones y las leyes se adecuan a la Constitución, eso es, la renovación del Estado

Ahora compare con lo presente y saque sus conclusiones, de todas maneras, también es bueno revisar documentos al respecto, para precisar como lo actual no tiene sentido alguno, a menos para la mayoría de los habitantes de este país. Tenemos una Constituyente que quiere y pretende legislar y aprobar leyes, y que antes de ser sancionadas por el pueblo, busca las formas de aplicarlas, y logran hacerlo con el respaldo de otros “poderes”; corriendo el riesgo cierto de recibir sanciones por uso y abuso del poder. El tiempo dirá.

Así, nos encontramos en permanente estado de inseguridad e incertidumbre, donde no se sabe a ciencia cierta como son, en verdad las cosas; el Presidente y sus personeros dicen una cosa hoy y más tarde dicen otra, veamos lo del aumento salarial y el pago de la pensión, también lo del carnet y el registro automotor, todo un tremendo lio; luego difieren el pago de la pensión, aprueban y sinceran los precios de 25 productos, difieren el pago de aumento de salarios para septiembre, no pagan la pensión, lo de la gasolina lo suspenden, y así van de cambio de versión en cambios permanentes.

Le cambian la versión a sus ministros, caso el de transporte, quien dice que puedes registrarte sin el carné, por no ser obligante, que lo puedes hacer por internet; luego, la nueva versión es que el internet es por la pagina Patria y el beneficio de la gasolina lo recibes si tienes el carnet. Primero no era obligante, luego el carné es el instrumento del gobierno para dar beneficios y solo si lo tienes los recibes, esa es tú decisión. Total  tremendo enredo.

El Censo Automotor, recibe prorroga tras prorrogas, beben cumplir metas, y también deben mantener las colas y las marchas, todo el tiempo posible, dar imagen de fuerza. Observemos las entidades bancarias, algunas personas prácticamente viven en las colas; en la Avenida Juncal de Maturín, amanecen constantemente.

Y hablando de Maturín, además de las colas en los bancos, podemos observar, colas y aglomeraciones de personas esperando transporte; tanto en la Juncal como en la Plaza 7, cerca de la Plaza Bolívar, por “El Banqueao”, hacia la Av. Orinoco. Y sobre todo, como suben a camiones, camionetas, volteos, las llamadas perreras y cualquier vehículo que los lleve a su destino corriendo todo tipo de riesgos. Mientras tanto la gobernadora trajo unos autobuses gringos, amarrillos, de transporte escolar, ¿Como hizo? Esa es la pregunta. Todos los choferes cobran lo que quieren.  Pero esa es la realidad. Ah, en un programa mañanero, usa palabras inadecuadas y se afana de tener gran poder para hacer cosas; así sería bueno pensar en un servicio de transporte masivo  de Este a Oeste y de Norte a Sur, con puntos de transferencias. Es una idea.

Volvamos a lo nuestro, el Cono Monetario, la gasolina, el aumento salarial, los precios acordados, el IVA, la guerra, el Dólar, las marchas y contra marchas, los ataques y contraataques; todo eso los tiene enredados y en estado de confusión, lo cual es extendido a todos, quienes vivimos en el país.

La gente no encuentra en quien creer y prefiere esperar a ver qué pasa. Algunos nos atrevemos a hacer inferencias e interpretaciones, corriendo el riesgo de equivocarnos, por todo lo antes dicho. Pero como siempre, nos atrevemos y decimos cosas como que el gobierno se dio cuenta de sus errores y pretende emendar algunos, pero no encuentra como hacerlo ni decirlo, entonces comienza a inventar, a aplicar el ensayo y error. Con la idea del anclaje está acercándose o aplicando, si bien se puede decir lo que por mucho tiempo se pedía “la escala móvil de salario”; y esto ¿puede llevar a disminución del mismo?, se pregunta. Si el susodicho “Petro” sube o baja. El gobierno dolarizo la economía, reconoció la necesidad y lo hizo, y para colmo con el Dolor paralelo, vea el valor de dio a la moneda “virtual”. Sincero los precios de 25 productos, pero dejo en la estacada a la población, más o menos por una quincena, al cambiar para septiembre la fecha del aumento salarial. ¿Cómo vivirán está quincena los pensionados que no tengan otra entrada? Mayor despelote.

Con todo esto, y sumado el éxodo de Venezolanos, el gobierno cada día debe estar más preocupado; ya no son los opositores, los sectores o clases, “A” y “B” quienes están dejando el país en la búsqueda de mejores condiciones de vida. Hoy, también son los simpatizantes del gobierno quienes están dejando el país buscando mejores condiciones de vida, a los sectores anteriores se les suman los de “C”, “D” y “E”. Y cada día aumenta el número de viajeros, en verdad esto es preocupante, los países receptores están cambiando y hasta a ONU les pide comprensión. Aquí la solidaridad activa es my importante. Todos los venezolanos estamos preocupados por nuestro país.

Ante un país en crisis, y ante el comportamiento irracional, por decir lo menos de los gobernantes aferrados al poder, no podemos menos que actuar para cambiar el estado de cosas imperante, este actuar debe reflejarse en diversas iniciativas que contribuyan a unificar criterios que posibiliten múltiples y diferentes alianzas en función del objetivo común, que viene a ser el cambio de gobierno, y con el el cambio de vida, la derrota del pesimismo y el triunfo de la paz y a armonía en constante estado de progreso económico y social, que conlleve a dormir diferencias y vivir en unidad en medio de las contradicciones que puedan presentarse. Esto es la unidad e la diversidad.

Para tratar de poner fin al presente estado de zozobra y angustia; a la incertidumbre y desesperación; al enredo y la preocupación, debemos hacer sacrificios en aras de la paz y el cambio verdadero, recordemos que alcanzar la gloria requiere trabajo y más trabajo, como dicen en España, en relación a quienes van al Camino de Santiago “No hay Gloria sin Pena”.

Para nuestros efectos: La unidad de toda la oposición, en el sentido más amplio, debe ser el objetivo fundamental, y para lograrlo los sacrificios personales y grupales son más que necesarios, las apetencias, el personalismo y otros intereses deben apartarse y dar paso a verdaderas opciones de triunfo, desechar el “espontaneismo” y asumir la realidad, lo más cercano a, tal cual es, para poder cambiar, enfrentar seriamente al gobierno y trabajar duro en el camino electoral, definiendo ya lo que se hará. Muchos deben apartarse y pocos, no más de cinco deben ser los definidores, con uno (a) de ellos y todos en equipo podemos lograrlo. Vamos unidos a hacerlo realidad.

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »