Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Nelson Morán: ¿Descuidados?

Nelson Morán: ¿Descuidados?

 

Seguimos en la vía de la vida y las circunstancias que tenemos que afrontar; como sabemos los administradores del país, quienes poseen y detentan el gobierno, por ahora, decidieron aumentar los sueldos y salarios, y también acordaron, sin consulta, aumentar los precios de 25 productos de consumo permanente; pero resulta que los productos aumentaron hoy (en la fecha del anuncio y publicación) y el aumento salarial comienza el primero de septiembre, más no en su anuncio. A los pensionados no se les canceló la pensión y a los trabajadores activos y jubilados se les paga la segunda quincena de agosto con el salario sin aumento; parece que el gobierno no sabe lo que hace, o está probando la resistencia y aguante del pueblo. Este es un gobierno que al parecer pretende ver hasta donde aguanta la paciencia del venezolano. En verdad esto no tiene explicación.

Nadie puede explicarse lo que está pasando, los pensionados cuyo único ingreso es la pensión están pasando un muy mal momento; hace casi un mes cobraron, y ahora le prorrogan el día de cobro, más o menos 15 días, o sea, no podrán vivir bien. ¿Y el Gobierno? Tranquilo, preocupado por las marchas y concentraciones. ¿Cómo es posible esto? El gobierno se jacta de ser el benefactor de los ancianos, de dignificarlos, de haber otorgado más pensiones que nadie. Pero los pone a pasar trabajo. ¿Eso de las pensiones no tiene que ver con los habitantes y la progresividad de los beneficios?

Podemos decir que, o el gobierno tiene mala memoria o se descuidó y cometió graves errores, en su afán de aparecer como el salvador de todos. No se justifica el aumento de precios de productos de consumo diario y mantener los mismos sueldos, aunque otorgue bonos compensatorios, puesto que los mismos son paliativos excepcionales y eventuales y el salario es la constante. La sumatoria de los 25 productos está cerca los 1.200 y tantos Bs/S; y resulta interesante ver para cuantos días le rinden a un grupo familiar de dos (2) personas.

Al parecer, el gobierno en su desespero por frenar las acciones opositoras se desboca y actúa a ciegas; la gente en la calle comenta que se copió el programa de gobierno de Henri Falcón, lo cual, al parecer, no está lejos de la verdad, aunque asumió el Dólar paralelo que tanto critica. Pero este Dólar hoy por hoy sigue subiendo, según se ve. ¿Y entonces? De todas maneras, el tiempo es el gran maestro.

Como explicarán el aumento de precios sin aumento de salarios al momento, cuando la tendencia siempre es congelar precios y aumentar salarios, se les “invirtió la mente”. Los trabajadores cobraron o cobraran la segunda quincena de agosto devaluada a la “enésima potencia”, como dicen quienes manejan la Matemática. Mayor descuido cometieron, y todo y que por el bienestar del pueblo, las dudas existen y tienen vida propia. Ningún gobierno tiene derecho a someter a la población a situaciones  que a todas luces no les favorezcan y le perjudiquen, deteriorando sus condiciones de vida.

Tanto los trabajadores activos, como los jubilados y los pensionados, están pasando unos días más que críticos, por culpa de los gobernantes, quienes solo piensan en ellos, de no ser así no se estaría en esta situación.

Otro asunto que muestra el descuido gubernamental, viene a ser las grandes y permanentes colas de personas de la Tercera Edad y personas con discapacidades para cobrar la pensión, al igual que las colas para cobrar los bonos que otorga el Estado Venezolano, a través del gobierno. Así debe ser visto esto, y en consecuencia debemos recibirlos todos, sin exclusiones.  Un gobierno que esté al servicio de los sectores populares no debe utilizarlos ni humillarlos, todo lo contrario debe favorecerlos.

Es tiempo de acabar con las penurias de nuestros ancianos y personas que presenten alguna discapacidad, el Estado debe instrumentar políticas para proteger a este sector de la población. Es hora de hacerlo, estamos en tiempos de cambio.

Qué bueno sería que todos los sectores se pusieran de acuerdo para facilitar la vida de las personas de la Tercera Edad. En verdad que se necesita una Legislación que brinde protección a las personas de dicho sector. En la Fundación para la Protección a la Vejez abogamos por ello.

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »