Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > José Ángel Borrego: Germán Carías (y II)

José Ángel Borrego: Germán Carías (y II)

 

Voy a abusar del precioso tiempo del amable lector para escribir un breve capítulo sobre Germán Carías Sisco y para que se tenga una mínima idea de esa sencillez emblemática en Germán. Caminar con él por el centro de Caracas, e incluso ir a comederos del Este capitalino, era casi un vía crucis. En todos los sectores de la ciudad tropezábamos con altos políticos, relevantes empresarios, destacados periodistas, gobernantes que aún osaban andar a pie y otra gente de escasa significación pública pero que para Germán eran, todos, motivo que lo conllevaban a detener el paso, saludar, ofrecer su cálida sonrisa, abrazar, compartir algún cometario y hasta recibir “datos” que anotaba escrupulosamente en su prolija libretica de reportero. Mientras tanto, Germán nos equipaba de confidencias, en especial del ambiente político y oficial, generalmente de triste notoriedad y baja urdimbre que más temprano que tarde recibían confirmación.

Dada la profusión de notas que le enviábamos, Germán nos remitió este mensaje: Hermano Borrego: Realmente me preocupa que ya no te andes fugando en noches con o sin  luna por los mares de Puerto La cruz o Barcelona ni con travesuras eróticas en tu auto a medianoches, porque veo por lo que todos los días nos envías y leo, que ya ni para esas veleidades tienes tiempo. Por eso, con mis saludos efusivos extensivos a tu querida mamá. Abrazos. Gcs”

Y en ocasión del fallecimiento de mi madre, a quien Germán profesaba gran afecto (ella lo admiraba como El Ícono del Periodismo) él nos consoló:

!Querido Borrego!: Cuanto deploro la desaparición física de tu madre adorada, tan buena, cariñosa y humanitaria!. Quienes hemos perdido también la nuestra, comprendemos tu pena. Y  aun cuando no pueden mediar palabras para atenuar  tu  dolor, imploramos a Dios que te dé fuerzas y poder asimilarlo. Ella siempre estará presente en nuestras oraciones y desde el infinito te seguirá acompañando y protegiendo Abrazos, hermano Borrego. Germán.

Por eso amamos a Germán como se ama al hermano, en especial pródigo, como lo fue él toda su vida. Hoy está reporteando en el Cielo para beneplácito de Dios.

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »