Inicio > Política > Juan Pablo Guanipa: “Comunidad internacional no es la tabla de salvación de Venezuela”

Juan Pablo Guanipa: “Comunidad internacional no es la tabla de salvación de Venezuela”

 

El diputado a la Asamblea Nacional Juan Pablo Guanipa dice que no es momento de cohabitación ni de acostumbrase a la crisis que vive Venezuela. Considera que quien lo hace, acepta la dictadura de Maduro. Asevera que es responsabilidad del venezolano defender y hacer respetar la soberanía nacional

Autor: Luisa Quintero y Roison Figuera

Ante el respaldo político que la Asamblea Nacional (AN) dio a la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia en el exilio que ordenó la encarcelación de Nicolás Maduro por 18 años, el diputado Juan Pablo Guanipa recuerda que desde el ente legislativo se han ejercido medidas de presión contra el mandatario, entre ellas, declarar el abandono del cargo en enero en 2017 y autorizar el antejuicio de mérito solicitado por la fiscal general Luisa Ortega Díaz, que devino en la señalada sentencia.

Pese a la decisión gestada en el Palacio Federal Legislativo, el parlamentario agrega que actualmente no es posible hacer que Maduro pague por lo que ha hecho debido a que, a su juicio, hay un gobierno dictatorial en Venezuela. Para quien resultó electo gobernador del Zulia en los pasados comicios de regionales, el jefe del Ejecutivo podría ser reo de delitos de lesa humanidad.

Guanipa, quien defiende la idea de luchar para sacar del poder a Maduro, lamenta que pese a las varias decisiones que ha tomado el Legislativo, éstas no puedan tener consecuencias políticas ni jurídicas. A su juicio, hay un poder en la presidencia que irrespeta la Carta Magna venezolana.

–¿Hacia dónde está apuntando actualmente la oposición venezolana?
La oposición se va decantando entre dos posturas o dos políticas. Una de quienes piensan que hay que sentarse a negociar con la dictadura de Maduro y lograr que haya un momento electoral para dilucidar los problemas que el país tiene por esa vía. También está la que apoya Primero Justicia (PJ), que dice ‘señores, no hay forma que en este momento, en estas circunstancias y con ese Consejo Nacional Electoral (CNE), podamos tener elecciones limpias y abiertas en Venezuela’.

Hemos ido viendo que el CNE  no responde a criterios transparentes sino de sumisión a Nicolás Maduro. Si eso lo tenemos claro, debemos acumular fuerza, política, económica, social, militar e internacional y todos los mecanismos para ejercer presión que permita que se pueda dar un cambio político en el país.

–¿La oposición está logrando acumular esa fuerza?
Hay un esfuerzo que ha ido dándose. Por ejemplo, la convocatoria del paro es una demostración que ese esfuerzo tiende a tomar acciones. Estas son la esperanza de que todo el mundo se sume; es decir, no estamos en un momento de cohabitación ni de normalización a las cosas. No estamos en un momento de acostumbrarnos porque ello seria aceptar la dictadura  de Maduro, y estamos es un momento de confrontación, de asumir la conflictividad. No podemos conformarnos con lo que estamos viviendo. Cuando un pueblo es sometido a la situación a la que es sometida Venezuela ahora, tiene derecho a alzarse patalear y revelarse. Si logramos ejercer los mecanismos de presión de los que he hablado es probable que podamos lograr un cambio político en el país.

–¿Cómo están las relaciones dentro de la AN?
Estamos haciendo todo el esfuerzo para tratar de  asumir que el enemigo no es el de al lado sino el que está al frente. Maduro se ha convertido en un enemigo de Venezuela.

Hay que evitar esos adjetivos que intentan calificar a los otros dentro de las mismas fracciones. Al final, todos estamos luchando para que Maduro salga de la presidencia y podamos tener una Venezuela libre y democrática.

Que vemos las cosas de distintas maneras, sí, pero tenemos que ver cómo unificar los criterios para que eso se pueda convertir en una realidad. Todos hemos hecho algo por nuestro país. Todos hemos tenido que dar testimonios en momentos determinado que demuestran amor por Venezuela.

–¿Cree que se puede recomponer esa unidad dentro de la Asamblea Nacional?
Creo que tenemos que hacer todos los esfuerzos necesarios para que el país nos pueda ver con mucha más actitud unitaria.

–¿Qué otras medidas pretende tomar la oposición para ejercer presión y de qué manera buscarían restablecer la confianza en el pueblo?
–Creo que tenemos la obligación de mantener una actitud de lucha frontal en contra de Nicolás Maduro y sus cómplices, en eso no se aceptan medias tintas. Asumiendo las consecuencias de nuestras acciones y palabras. La idea es seguir realizando acciones que vayan de menos a más hacia una huelga nacional.

Hemos sido claros en decir que Venezuela rechaza a Nicolás Maduro. Si tuviéramos democracia y hubiera unas elecciones transparentes Maduro resultaría vapuleado por ese resultado electoral. Pero como es dictador, se niega a ir a un proceso electoral limpio y se termina convirtiendo en una persona que busca mantenerse en el poder independientemente del profundo daño que le hace al país. La idea es ejercer presión y que esa presión vaya llevándonos a una huelga nacional que permita que el país sea el que tome la decisión de lo que quiere.

–¿Las cifras del paro cubrieron las expectativas?
–Sabíamos que tendríamos a gente participando en el paro y otras no haciéndolo por distintas razones. Razones de comunicación o de subsistencia o por la presión contra los funcionarios públicos, además de las agresiones hechas por gobernantes.

El gobierno todo lo ve por la vía de la fuerza. Ellos piensan que pueden controlar a la comunidad. Yo creo que el porcentaje obtenido (65%), es un excelente inicio. Tenemos que sumar más gente, instituciones y sectores para permitir que en el futuro tengamos más contundencia

–¿De qué manera la oposición pretende llegar a esas personas que son amenazadas por el Gobierno?
–Poco a poco vamos a llegar a una situación límite en Venezuela. Cuando llegue todo el país va a salir a la calle independientemente que tenga una empresa grande, mediana o pequeña. Llegará un momento en el que la indignación será tan grande que todos vamos a jugarnos todo. Yo creo que ese momento va a llegar pronto. En ese instante nadie estará pendiente de su interés personal. Sentirá que es momento de mantener el interés nacional

Lo que hace ahora Nicolás Maduro con esas medidas económicas es tratar de quebrar completamente a la sociedad venezolana y al sector empresarial, de manera que él pueda convertirse en el único empresario del país ¿Por qué advierte tanto que en cualquier resbalón de algún empresario ellos toman su empresa? Porque eso es lo que están buscando.

–¿La oposición apuesta porque llegue un momento en que la gente se  mantenga en protesta activa para lograr la salida de Maduro?
–Es el único derecho que podemos ejercer en este momento, a pesar de la represión y amenazas. A pesar que han matado y apresado gente y que indudablemente eso genera miedo. La sociedad tiene que saber que la única forma de reivindicarse frente a esta dictadura y de lograr el cambio político es la protesta, entendida como la lucha en la calle para lograr un cambio político. No creo que factores exógenos sean los que resuelvan la situación del país. La presión puede existir internacionalmente, pero la decisión la tenemos los venezolanos.

–Más allá de las redes sociales y medios de comunicación convencionales ¿qué otras estrategias usa la oposición para incentivar a la gente a unirse?
Decidimos salir a las comunidades los miércoles, jueves y viernes. Que toda nuestra fuerza y nuestros equipos salgan a las comunidades a encontrarse con la gente a hacer pedagogía política, informar sobre lo que son estas medidas. Quizá puedan estar obnubilados pensando en que las van a pagar $30 o 180.000 bolívares. Primero si lo pagan y segundo ¿qué podemos comprar con eso?

Está demostrado que cualquier incremento que no tenga sustento en la producción se convierte en sal y agua y lo que hace es generar inflación. Eso es lo que pasará en el país. Dime ¿cuál de las medidas tomadas por Nicolás Maduro incentiva la producción o al trabajo del campo para que produzca? ¿Qué medidas ha tomado el irresponsable de Nicolás para incrementar la producción petrolera? Porque ahí están las fuentes de financiamientos ¿Cómo se financia un incremento salarial, inventando dinero, generando dinero inorgánico? Eso no sirve para nada, termina generando más inflación y es uno de los problemas más grandes que tiene el país.

Que el Fondo Monetario Internacional diga que la inflación en diciembre puede llegar a 1.000.000% es una demostración de la debacle en la que está Venezuela. Una dictadura en debacle no puede pensar que porque nominalmente incrementa los sueldos sin que haya un sustento en la producción puede solventar la situación en Venezuela, lo que va a hacer es incrementarlo.

–¿Cuál es la situación del Zulia?
Gravísima, yo diría que los problemas en Venezuela son muy graves pero pareciera que el Zulia es algo particular. Por ejemplo, el tema de la electricidad es un tema que se ha desbordado completamente. Tengo una acusación en el Ministerio Público (MP) por ser supuestamente culpable en un saboteo eléctrico. La gente cuando oye eso le da risa, ya ni les despierta la duda si no que les termina dando risa. El último episodio, la explosión del puente sobre el lago, es la demostración que esta gente ni está preparada ni busca asesorarse para resolver el problema que ellos mismos han generado.

El Zulia hoy debería tener independencia completa en materia eléctrica. Antes que llegara Chávez se comenzaron a construir las plantas que permitirían la autogeneración. El Zulia necesita en tiempos normales 3.000 kilovatios día para poder subsistir. Lamentablemente con la crisis económica la demanda bajó a 1.800. Sin embargo, la producción en el estado es de 200 kilovatios; es decir, estamos produciendo un poquito más del 10% de lo que necesitamos y si estamos en la cola del sistema Guri, evidentemente vamos a sufrir todos los embates de la transmisión del Guri hacia el Zulia.

Pero si vas al servicio del aseo urbano es un desastre. Cada esquina de Maracaibo es un pequeño relleno sanitario. Uno no conoce a los camiones del aseo urbano. Así pasa con cada uno de los servicios públicos. El transporte público también es un verdadero desastre, no hay forma de describirlo.

–A propósito del colapso en los servicios público ¿Se tienen contabilizadas las protestas en lo que va de año?
En el estado Zulia son decenas al día. No te puedo decir un número exacto porque sería irresponsable pero si se reportan muchas diariamente y yo digo que eso es parte de lo que hay que articular. Si nosotros logramos que no solo sea porque, no llega el gas o el aseo urbano y logramos politizar la protesta es decir responsabilizar a Maduro por toda esa realidad que vive el país, porque al final lo problemas de la nación no tienen solución mientras Maduro siga en la presidencia de la República. No hay forma. No hay salida con Maduro en la presidencia. La salida es que salga Maduro. Entonces yo creo que tenemos que articular esas protestas, comunicarlas y politizarlas, es decir, enfocar a Maduro en toda esa crisis que está viviendo el país.

–¿Qué hace la oposición para articular esas protestas?
–En eso estamos, lo estamos haciendo con otros movimientos políticos y sectores de la  sociedad civil. Acompañamos permanentemente las protestas sin ningún animo protagónico. Es importante que los líderes políticos entendamos que no tenemos que ser protagonista de cada una de las acciones que el pueblo desarrolla, pero sí tenemos que lograr articularlos.

Tenemos que hacerlos sentir con apoyo político pero también con la posibilidad de articulación que permita; por ejemplo, si hoy van a protestar los trabajadores de  hospital universitario simultáneamente protesten los trabajadores de los demás hospitales y distintos puntos en el estado Zulia, para ir generando presión.

–Con respecto al tema de la comunidad internacional ¿Cree que los actores internacionales pueden desconocer en cierto punto lo que sucede realmente en Venezuela?
Cada quien vive su día a día. Cada quien vive su realidad y por eso debemos tener la fortaleza de describir adecuadamente lo que está pasando en el país y lograr la sensibilización completa de la comunidad  internacional. Yo creo que para allá vamos. No podemos desmayar. No podemos pensar que ya la comunidad internacional está totalmente enterada de lo que pasa en Venezuela y ya está actuando.

–¿Qué diría a quienes dudan de su actuación y el tiempo en el que ejecuta las medidas?
–Que sientan que la presión internacional es buena y ayuda. Pero la presión internacional no es la última posibilidad. No es la que va a resolver las cosas en el país ¿Va a ayudar? Sí ¿Es necesaria? sí, ¿Le agradecemos? Mil veces.

No podemos pensar que nuestra tabla de salvación es la comunidad internacional eso es como dejar tu problema en manos de otros. La tabla de salvación somos los venezolanos que tenemos que asumir la responsabilidad de cuidar defender y rescatar el país.

 

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »