Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Gerónimo Figueroa Figuera: Xenofobia contra venezolanos es injusta

Gerónimo Figueroa Figuera: Xenofobia contra venezolanos es injusta

 

Cuando en Venezuela había democracia y éramos un país próspero que prometía bienestar a propios y extraños, las colonias extrajeras eran recibidas con mucho cariño y brazos abiertos para que sintieran como si estuvieran en sus propias casas. Es asi como llegaron a funcionar clubes de colombianos, peruanos, ecuatorianos, dominicanos, chilenos, uruguayos, paraguayos y argentinos, entre otros. Era normal ver muchos venezolanos disfrutando en esas instalaciones. Igualmente, y en ese mismo orden, ya existían La Hermandad Gallegas, La Casa Italia, Club Portugués y la Colonia Tovar. No sentíamos xenofobia porque eso no está en nuestro ADN ni en nuestros valores. Recibíamos a todos por igual.

Cuando la peste roja apresuró la crisis humanitaria y las migraciones comenzaron a producirse y nuestros hermanos venezolanos comenzaron a moverse a otros países, gobiernos como el de Colombia, Perú y Panamá, se mostraron solidarios al recibimiento. Luego a esa solidaridad por los desplazamientos forzados a otros lugares del mundo, por el cambio de gobiernos se incorporaron Chile, Argentina y Brasil. Solidaridad que siempre estuvo acompañada con declaraciones diplomáticas pidiendo dialogo y elecciones libres, pero como el régimen de Maduro no cree en ninguna de esas dos vainas, la crisis humanitaria sigue creciendo y con ella la diáspora de venezolanos que se ha convertido en un verdadero problema regional.

Ahora vemos como esos gobiernos que al principio se mostraron solidarios con las migraciones empiezan a poner barreras pidiendo pasaportes para frenar el ingreso de venezolanos a esos países, multiplicando de esa manera la tragedia que viven nuestros compatriotas en cada una de esas fronteras. Esta situación es muy lamentable porque esos gobiernos saben perfectamente que sacar pasaporte en Venezuela es toda una tragedia. Es mas, en muchas oportunidades han sido anulados los pasaportes de legisladores y políticos disidentes para prohibirles la salida del país, y esos gobiernos lo saben porque se han pronunciado en su momento.

Estamos consciente que la diáspora en ciertos casos pudiera desestabilizar las emociones, pero sin pretender establecer una línea de lo que deben o no deben hacer esos gobiernos, nos atrevemos a decir que la solución no esta en atropellar los Derechos Humanos de los desplazados venezolanos que ya la ONU calificó como refugiados, sino en hacer más presión contra el régimen de Nicolás Maduro para obligarlo a salir del poder, y que nos permita recuperar la democracia y la libertad. Consideramos que llegó la hora de terminar con las declaraciones diplomáticas pidiendo dialogo y elecciones libres para pasar a ejercer acciones y terminar con la dictadura. Está demostrado que los del régimen no creen en elecciones ni diálogos.

Aunque algunos consideran que no es ético recordar los favores que se hacen, a veces es bueno recordar algunas cosas para los desmemoriados. Cuando las dictaduras militares eran una moda en la región Latinoamericana y la democracia venezolana estaba en pie, miles de chilenos, argentinos, paraguayos, uruguayos, nicaraguenses, panameños, bolivianos, salvadoreños, dominicanos, haitianos y de algunas islas del caribe, llegaron a nuestro país por diferentes vías, y la respuesta siempre fue la bienvenida y buena acogida de hermandad solidaria venezolana. En el caso de Chile y Argentina, algunos perseguidos políticos salieron del país por gestiones del presidente Carlos Andrés Pérez en aviones pagados con dinero venezolano.

En esos momentos Venezuela era reconocida como el país democrático más solidario con los perseguidos políticos y desplazados sociales de la región. Hoy vemos con mucha rabia, por no decir una palabra más fuerte, como la prensa de la región ofrece diariamente titulares como estos: Éxodo venezolano puede convertirse en crisis de refugiadosMigrantes venezolanos denunciaron que Ecuador los “engañó” y dilató su traslado por carretera hasta PerúLa Defensoría de Ecuador volverá a los tribunales ante la exigencia de cédulas validadas a los venezolanosCientos de venezolanos varados en el norte de Ecuador pese a la eliminación del pasaporteDesde Colombia solicitan cierre de frontera ante aumento de migración de venezolanosMichel Temer: Brasil restringirá entrada de venezolanos.

 El caso de los migrantes venezolanos que llegan a Colombia, en su mayoría, quizás 60% o 70%, son de origen colombianos, bien sea porque en una oportunidad llegaron a nuestro país en busca de oportunidad y la recibieron, o sus descendientes, pero igualito salen huyendo de la crisis humanitaria. Se calcula que en sesenta años producto de la guerra entre el estado colombiano y los narcos de las FARC, llegaron a Venezuela un promedio de cuatro millones de colombianos que en su momento fueron acogidos y recibieron oportunidad de quedarse y trabajar, y muchos de ellos no solo echaron raíces sino de progresar sin ningún obstáculo.

Por último, quiero recordar que muchos de los venezolanos que salen huyendo del hambre y la represión, lo hacen caminando por las carreteras hacia los países del sur. Es prácticamente el mismo recorrido que hicieron los generales Simón Bolívar y Antonio José de Sucre, con centenares de soldados venezolanos en caballos algunos y otros a pie, pero no en calidad de migrantes refugiados sino parte de una fuerza militar que iba a esos países a liberarlos de la ocupación del imperio español. En esa oportunidad los jefes rebeldes de esos países, que sin duda son ascendentes de quienes gobiernan hoy, nunca le pidieron pasaporte a Bolívar y Sucre, ni a sus soldados para dejarlo pelear a su favor, y mucho menos hicieron comentarios para generar xenofobia.

[email protected]

 

 

 

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »