Inicio > Opinión > Román Ibarra: Tortura China

Román Ibarra: Tortura China

 

No voy a caer en la tentación de hacer críticas, ni centrar la atención en la comilona grotesca de Maduro y compañía en Estambul, habida cuenta de que fueron ellos mismos quienes echaron a rodar el video en las redes y otros medios, precisamente para distraernos de lo central de su gira, como es la nueva hipoteca a la que nos ha sometido como país en manos de la voracidad de la dictadura china. Al fin y al cabo, todo el mundo conoce a Maduro y su gente como bárbaros e insensibles!

No le resultó suficiente a la dupla del mal, Chávez-Maduro, habernos convertido en colonia de los dinosaurios asesinos de Cuba para chuparnos la sangre cual vampiros, sino que además han cometido toda clase de traiciones y bajezas contra natura para destruir nuestro país, regalando las riquezas nuestras a sus aliados internacionales del comunismo y el populismo para comprar conciencias, y votos en los organismos multilaterales, así como en la borrachera de la corrupción inmunda con la que se han enriquecido sin haber trabajado jamás.

Asquerosos contratos con Rusia, y China que nos endeudan por largo tiempo de manera indigna y en contra de los intereses de Venezuela. Es una pena que ninguno de ellos repare en el hecho de que sin el visto bueno, o reconocimiento de la legítima Asamblea Nacional, esos contratos no tienen ninguna validez jurídica, salvo en el presente con un régimen anárquico que no respeta las reglas del derecho, sino que actúa siempre a contrapelo de la racionalidad y el orden constitucional.

Tierra en los ojos nos echan permanentemente para que no veamos, y no centremos nuestra atención en lo verdaderamente estratégico, como es la reconstrucción de las fuerzas opositoras en torno a una unidad sincera, robusta, permanente, coherente y cohesionada para responder a las exigencias del momento dramático que vive la República en manos de esta banda criminal, y mediocre que solo aspira a someternos por la fuerza militar, por el hambre, y la muerte.

En el aislamiento, y falta de coordinación con que actuamos los distintos sectores de la sociedad, se nos hace imposible luchar contra una fuerza diabólica que tiene varias aristas, todas terribles y peligrosas como son, por una parte el comunismo internacional encabezado por los cubanos; por la otra, el narcotráfico y el contrabando que controlan los militares, y sus aliados políticos, y por último, el terrorismo que controlan los fundamentalistas musulmanes del gobierno con sus ramificaciones externas. Todo ello acompañado con la guinda de la torta que dirigen los colectivos violentos, que bajo el auspicio encubierto del gobierno, actúan a sus anchas contando con la impunidad que les garantiza un poder judicial, también secuestrado y al servicio del régimen.

Como se ve, se trata de una corporación criminal todopoderosa, y cruel. Insaciable en su voracidad por el control del poder absoluto para demoler todo vestigio de libertad y democracia en nuestro país.

Es por ello que se hace urgente que nuestros partidos políticos, y todas las organizaciones de la sociedad, hagamos un esfuerzo sostenido por la construcción de la fuerza unitaria que el país reclama. Partidos, sindicatos, gremios, organizaciones no gubernamentales, estudiantes, profesores, iglesias, y todo ciudadano con un mínimo de responsabilidad y patriotismo, debemos sumar en la construcción de la alternativa para detener la destrucción a la que nos ha sometido el comunismo y su corrupción.

Es necesario y de extrema urgencia que asumamos el compromiso teniendo por norte los intereses sagrados de la República; todo lo demás puede esperar.

@romanibarra

 

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »