Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Pedro R. García: Venezuela en su Hora 25, lo que está en disputa son intereses Geoestratégicos Hemisféricos II…

Pedro R. García: Venezuela en su Hora 25, lo que está en disputa son intereses Geoestratégicos Hemisféricos II…

 

Ubicando algunas pistas…

Frente a el dantesco cuadro que lacera la República. es obligatorio yamar a la reflexión serena de todos. Hay que exponer frente al  país, un plan mínimo que nos vertebre en el corto plazo, que sea verosímil, que fragüe en todos una expectativa optimista, podríamos hacer un largo inventario de omisiones gravosas, de lo que ocurre a diario en diferentes protestas que se escenifican con la participación de una masiva multitud de diversos sectores, frente a la mirada embelesada de nuestro exiguo liderazgo. Nula exaltación histórica, mucho discurso trastornado, a pesar que una inmensa mayoría desea y aspira, un giro copernicano frente a los despropósitos del régimen, aún se le ven trazas de un proyecto político alternativo, (repiten sus actos de ingravidez, que los mantiene entrampados, si quieren una confrontación honrosa tendrán en estos próximos meses que poner los testículos en el yunque), para desconsuelo de todos primando el “voluntarismo”, lo de la admisión de algunas intervenciones de factores externos en el proceso tiene ribetes tragicómicos, no salen del inmediatismo de piernas cortas, obstruyendo la evolución de las potencialidades de nuestra Republica. Los “Los Maduro renuncia” ahora trocados en “transición ya” nos coloca de nuevo frente al falso dilema del agonístico cotejo. “En el espacio de la confrontación el Capitán del Furial grita, expone, integra, impreca, y yena de ardor los espacios que dejó incendiados la retórica de Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, y que y que le echa carburante su legatario, que en sus arengas, desmenuza define y califica todo, según las exigencias, en las paredes, en las vallas, en los paquetes de comida repartidos en Mercal), las cadenas de propaganda oficial en Internet y los recibos de todos los servicios que ingresan a nuestros hogares. Retazos de la extinta (MUD), tratan de reflotar agarrandose como náufragos en alta mar un salvavidas que le lanza el régimen con la legitimación de grupos electorales, han decidido mantener el trazado de sus objetivos electoralistas, siguen con sus mascaras de la mano como frontispicio de grupos de intereses acostumbrados en los últimos años a moverse en las tinieblas. En el cálculo de los sectores de los pos-partidos insisten en (transición ya) la relación de confrontación esta, muy marcada por el absoluto y, sitiada en una dialéctica donde todo está al descubierto, en el que los mensajes están formulados en voz alta para las masas y en el cual es desplegada una iconografía que se duplica en el antagonismo que mantienen ambos bandos en conflicto, unos y otros empuñan el mismo guión, unos señalan al Presidente Nicolás Maduro utilizando la esvástica para marcarlo de fascista, apelan al símbolo militar, muestran reiteradas y con voces estentóreas pruebas audiovisuales que los victimizan. (Por supuesto sin negar la violencia del régimen)  frente a las actividades del otro, no hay erótica ni seducción en el acto comunicativo. (Barthes, 1987: Pág. 100). Sin embargo el grueso de venezolanos, el hombre de a pie no desertaremos, la Republica tiene reservas, históricas, y morales a las que hay que apelar, hombres y mujeres que tiene tradición de vida, empresarios que soportado agravios se han mantenido firmes y han invertido en el país, avanzado en su relación con los trabajadores en general, académicos, emprendedores, hombres del campo laboriosos, dirigentes de los obreros decentes, jóvenes profesionales graduados en el país y otras en universidades de excelencia, la vanguardia de jóvenes universitarios, con algunos traspiés sobre todo por la interferencia de los residuales de los agotados liderazgos, sin dudas la mayoría está dando una sincera acometida ofensiva contra las descaminadas políticas del régimen, y refrendara sus jornadas de cuestionamiento diario, pero también una avanzada de miles de venezolanos  activados que profesan su simpatía y compromiso con el régimen, en ellos está el equipo y con toda seguridad sabrán señalar los hombres y mujeres que nos ayudaran a rescatar la Republica del foso en que tenemos más de tres décadas  sepultándola. En los periodos de grandes crisis institucionales y de lucha por el poder, a los ciudadanos, al pueblo más allá del discurso vigente, ineludible es transmitirles un mensaje de profundo contenido cultural, ellos claman relatos de mayor alcance, que conecte sus angustias, que le refresque su esperanza, y que les de algunas respuestas a  sus necesidades cotidianas. Deberíamos poner en el tablero algunos temas, para su discusión: ejemplo no tenemos un pacto societario, lo que arrastramos es una alianza nacional, que es un pacto de las elites, libertad-igualdad-derechos y deberes, el insuficiente Pacto político de Punto Fijo, licuado por sus propios herederos oficiantes, cada  época tiene una teoría.

Cómo, es de de notar que el gobierno tiene ya resuelto el Qué, el Quién y el Cómo.

A título meramente de sugerencia, a continuación una agenda temática para nutrir el  Qué y el Cómo:

Aspecto Político.

A corto plazo:

Titularización individual y comunitaria de la propiedad en los barrios y en las áreas rurales

Organización de la participación ciudadana, siguiendo criterios de organización urbana y de actividades, para que la sociedad pueda promover y defender frente al Estado sus legítimos intereses individuales, asociativos y corporativos.

Conexión concreta-mediante un reglamento ad hoc- entre los elegidos a los cuerpos deliberantes y los electores, en términos de obligaciones y deberes concretos de aquéllos.

A mediano plazo:

Modificación del Presidencialismo absoluto tradicional.

Prohibición de la delegación legislativa.

Aspecto Social.

Proclamación de la cohesión social como prioridad política fundamental del país a fin de romper el dualismo socio-cultural y físico- espacial existentes.

Inversión continúa en los barrios, sin perjuicio de los programas de vivienda; si es necesario, mediante un impuesto ad  hoc.

Creación de un MOP para todos los barrios del país, en coordinación con los organismos estadales y municipales.

Creación de una confederación de los grupos privados de promoción y solidaridad sociales y de un voluntariado gigantesco en este sentido.

Aspecto Económico.

Economía de libre mercado sujeto a regulaciones razonables y a controles implacables.

Equidad social a través de una nueva relación capital-trabajo a tono con las ambiciosas  metas de transformación, crecimiento y desarrollo económicos que deben fijarse.

Aspecto Administrativo.

Revolución administrativa para potenciar la gestión pública en cooperación con el sector privado.

Auditoría permanente de la gestión pública para asegurar su transparencia y eficiencia en el marco de una ética administrativa.

Creación de un cuerpo técnico administrativo al servicio de cualquier Gobierno, absolutamente apolítico.

Esto será el resultado de un desacuerdo-acuerdo puesto que será el producto de un compromiso de respetar las yamadas alianzas bien sea por consenso o elecciones primarias, pero no de una unión política que, obviamente, sería lo ideal. Pero, en todo caso, vista la situación estructural-coyuntural, el Quién no podrá tener éxito sin un Qué absolutamente compartido, eficaz en su contenido y proyectado a través de un Cómo multifacético, del cual la construcción de un mecanismo de conexión amplia con la sociedad civil es esencial.

Finalmente, si es verdad que Venezuela y los venezolanos deben estar por encima de todo en una Alianza Superior, entonces la oposición y el gobierno, los intelectuales, los grupos de presión e importantes medios como este, deberían recordar que la incapacidad de los partidos y de los grupos políticos para entenderse y yegar a acuerdos ha sido siempre la causa del estancamiento y regresión políticas que ha tenido Venezuela en su historia. (Recuérdense, por ejemplo, las crisis de 1846, 1858, 1892, 1898,1900, 1945, 1998).

Y como piedra miliar, la necesidad de innovar y apostar a una sincera integración sudamericana (y como dijera Pepe Mujica no este mercado fenicio que es el (MERCOSUR), y será a partir de un esfuerzo de la mayoría que nos permita el rescate de sus Instituciones (Léase Estado) y de crear en el país y en la región instituciones educativas que nos saquen del rezago en el que se eterniza América Latina, la calidad de la educación en la zona es deplorable. Nuestras escuelas primarias son malas, las secundarias son lamentables y nuestras universidades, pésimas dejan mucho que desear. Esto es una constante en todos los países de la región sin ninguna excepción. En la última prueba Pisa de la OECD, Venezuela se ubico en el puesto 172  entre 57 países, Brasil en el 52, Argentina en el 51, y Colombia en el puesto 57. El país latinoamericano mejor ubicado fue Chile, en un tristísimo puesto 40. Lamentablemente, en el liderazgo nacional en liza no se expresan voluntades políticas, ni los abordajes programáticos requeridos para producir esta necesaria revolución educativa. “Dos conceptos antagónicos expresan en el hoy la política venezolana, “Enemigos” “Hostis”, pugnacidad, en la Roma clásica es aquel con quien nos enfrenta una oposición existencial. El objetivo es la destrucción mutua, unas de carácter físico otras de carácter moral. La distinción cuenta con antecedentes ilustres (Spinoza entre otros) y alcanza la madurez doctrinal en Carl Schmitt, que funciona como un valor entendido en la moderna teoría del conflicto social. Por razones de principio, la Democracia impide la degradación del adversario a la condición de enemigo. Cuando esto sucede, la estabilidad inherente a la forma legítima de gobierno corre un grave riesgo. Pretextos seudomorales “Ellos” mienten, manipulan, justifican la exclusión, cambian las reglas del juego: el “Todo vale” desplaza las limpias reglas del mismo. En Democracia, se puede, incluso se debe sentir simpatía hacia el adversario, el odio al contendor es el caldo de cultivo del totalitarismo”.

“La política es imperfecta, un arte en el sentido griego de la palabra, que sirve para encausar los antagonismos hacia formas de convivencia.  El tremendismo es antipolítico por naturaleza, intentar excluir al adversario significa humillarlo: el pacto de Tinell “Todos contra uno”, la ruptura de los compromisos básicos. Hay que apelar con urgencia al sentido común de la mayoría de nuestra gente que es esencialmente  bondadosa. Concordia significa, amistad política , decía el Estagirita siempre moderado. Es fuente de la legitimidad que deriva del consentimiento, no hace falta estar en el mismo equipo para disfrutar del sano juego colectivo, pero es imprescindible compartir los postulados básicos, respeto, amistad, libertad y amor.

“El tiempo pasa y el segundero avanza inexorablemente decapitando esperanzas”

[email protected]

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »