Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Pedro Morales: Octavo “round” de las medidas económicas

Pedro Morales: Octavo “round” de las medidas económicas

 

Una información aclaratoria de actualidad y de pertinencia a lo que se ha estado presentando, es que de acuerdo a lo que se estila las contiendas pugilistas  tienen una duración de 10 episodios o “round”.

Uno entre los múltiples casos:

“Hoy estoy pasando una gran situación, me levanté y realmente no tengo para comer, ya llevo tres días a si no solo yo si no mis hijos también, pero la verdad con honestidad necesito la ayuda de algunos acá.  No sé qué hacer pues no pido que me regalen puede incluso puede ser un préstamo de comida, pero la verdad necesito un poco de su ayuda, tengo 64 años y realmente ya he tocado las puertas en mi comunidad y nadie tiene. En efecto somos tres personas, sin embargo la situación nos agobia, soy de Caracas de San Martín…” (Sra. Guevara, 14-10-2018. Red social twitter)

Reactivación de la devaluación e inflación con mayor “ferocidad”:

Durante varios días consecutivos después de la “liberación” del dinero en efectivo (22-09-2018) por mandato del Ejecutivo Nacional (ahora en la mayoría de las  partes “aceptan punto y hacen transferencia” sin ningún tipo de problema o humillación), el mercado cambiario en lo que refiere al tipo de cambio fronterizo bolívar-peso, se mantuvo “estable” o “expectante” en lo que concierne concretamente a las transacciones de divisas  realizadas a través del mecanismo relacionado con la transferencia digital. El mismo se mantuvo en los 24 pesos por Bs. S. desde el 23-09-2017 hasta el 01-10-2018

Sin embargo, a partir del martes 02-10-2018 se reactiva la devaluación incesante de la divisa venezolana con respecto a la colombiana y en correlación  con el dólar USA (USD), hasta cerrar la semana pasada en los 16, 5 COP (peso) por 1 Bs. S. y en los 170,00 Bs. S. por USD aproximadamente: recordar que el dólar paralelo o “negro” depende del peso “always”. Dato referencial: en un mes (desde el 17-09 al 14-10 del 2018) la devaluación ha aumentado  en 38,88 % y los precios de los bienes y servicios  en un 64% aproximadamente.

La situación anterior es debida a que dos (de un total de tres)  de los componentes del “Índice de Poder Adquisitivo Pertinente” (IPAP), aún no se les ha atendido con la prestancia y prontitud que lo amerita la grave situación, por lo que la devaluación y la inflación a ritmo exponencial se han reactivado, pero esta vez con mayor “ferocidad” tal cual como lo dan entender  don Moisés y doña Julia respectivamente, vecinos de la comunidad del Chama localizada en la ciudad de Mérida Estado Mérida: “esto si es verdad que se volvió un capitalismo salvaje” pero que se mezcla “con un socialismo atroz”.

Componentes del IPAP:

Los tres componentes del IPAP presentados desde mayo 2018 son los siguientes:

I) Conformar una “Estructura Salarial Indexada” y demás beneficios laborales, en referencia al año base 2007, al igual que función del salario mínimo constitucional o vital (artículo 91 de la Carta Magna) y la interescala establecida en las contrastaciones colectivas.

II) Eliminar los “corralitos”, y en particular que la remuneración o salario de los trabajadores decentes del país pueda movilizarse y utilizarse sin límites y restricciones cuando se acuda a las instituciones bancarias.

III) Que la oferta agregada de bienes y servicios en general (producción nacional e importada) contenida principalmente en la canasta alimentaria reaparezca en los establecimientos comerciales constituidos para tal fin en Venezuela (a un precio real de mercado), con lo que desaparecería la distribución selectiva de productos pero en su lugar se daría un “subsidio directo al consumidor” en dinero de curso legal (apoyándose en los puntos anteriores), dado que se cuenta con una plataforma que permitiría hacer llegar dicha ayuda con mayor eficiencia, eficacia y equidad a los más necesitados.

Lo antieconómico de los precios “acordados” o controlados:

No obstante, contrario a las leyes económicas que  rigen el funcionamiento de los mercados, los precios de los bienes y servicios deben ser establecidos por la interacción de la oferta y la demanda respectiva: llevada a cabo por parte de los empresarios o productores y los consumidores o compradores. Y donde el rol del sector público o gobierno es favorecer o crear las condiciones favorables: por ejemplo a través de los subsidios y la implementación de los mecanismos más idóneos.

En el caso que nos ocupa, los precios “acordados” o controlados son antieconómicos, porque dadas las condiciones particulares de la “Economía de la Frontera” colombo-venezolana (explicadas en informes o artículos anteriores), el hecho de mantener fijos los precios de venta en Venezuela desconociendo los precios de los mismos productos en el hermano país colombiano, continua generando distorsiones de tipo monetario, cambiario y en la economía real nacional fundamentalmente.

Precio de la gasolina:

Préstesele por favor la atención  a la práctica comercial especulativa que se sigue realizando con los productos de precios acordados o fijos tal el caso de la gasolina. Por una parte su precio de venta en el norte de Santander de Colombia se ubica alrededor de los 3.600,00 pesos el litro lo que equivale para el 14-10-2018 a los 218,18 Bs. F.

Además, las pimpinas de este combustible se están transando  en la frontera a un precio entre los 15.000,00 y 20.000,00 pesos, es decir cada litro en un valor promedio aproximado a los 218,18 Bs. S. Y si este pago se está realizando a través de una transferencia electrónica muy bien se puede deducir que este preciado rubro puede utilizarse en parte o totalidad para adquirir pesos de inmediato para protegerse de la devaluación e inflación: que realmente es deliberada e inducida pero como consecuencia de seguir manteniendo el precio de la gasolina a un “nivel cero” donde no cubre para nada los costos de producción.

Se aprovecha para recalcar nuevamente que si la estructura de costos de PDVSA es análoga a la de los Estados Unidos, para producir un barril de petróleo se deben invertir 36,00 dólares USD. Este dato en relación a las estimaciones efectuadas en fecha 25-09-2018 con un DICOM de 61,91 Bs. S.,  el precio de venta de la gasolina incluyendo impuestos tendría que haberse ubicado en los 86,63 Bs. S., lo que es lo mismo a los 1, 40 dólares: monto este que superaba en ese instante el precio en Cúcuta-Colombia el cual tenía un monto aproximado a los 1,03 dólares.

Precio de la carne:

De acuerdo a información por parte de la Federación Nacional de Ganaderos (Fedegan) del  Norte de Santander de Colombia, el 80% del consumo diario de carne se le surte de manera ilegal o por contrabando desde Venezuela, es decir 280 reses. Esta circunstancia gravísima para ambos países se explica de manera similar tal cual como se hizo con la gasolina y como se puede hacer con  todos los productos que tienen un precio “acordado” o controlado.

El precio de referencia mínimo que tenemos en esta ilustración es de 10.000,00 pesos el kilogramo para  la ciudad de Cúcuta, que al hacer la conversión con el tipo de cambio que regía para el 14-10-2018, su equivalente alcanzaba los 606,06 Bs.S. en Venezuela. Obsérvese entonces que dada la escasez manifiesta debido a que a las “cabezas de ganado” se les busca un mejor postor en otras latitudes extranjeras o en el “mercado negro” venezolano, en algunas  ciudades (donde se logró tener información fidedigna) el precio de venta promedio de este rubro básico de la dieta del venezolano se encontraba para ese momento en los 350,00 Bs. S. (Tucapé, Estado Táchira), 300,00 Bs. S. (Barinas, capital), 400,00 Bs. S. (Los Teques, Estado Miranda) y  350,00 Bs. S. (El Vigía, Estado Mérida).

No se debe pasar la oportunidad para compartir lo que manifestaba doña Aura de Monsalve en la ciudad de Mérida en días pasados: “Si los “desperdicios” de las res son los únicos que están vendiendo en las carnicerías, entonces quiere decir que si las están mandando al matadero, y por ende llevándose nuestras proteínas principales a otras partes. ¿Nadie le pone frene a ese abuso?”

Salario mínimo “desventajoso” (SMD):

Agrava el panorama anteriormente analizado la negativa del gobierno nacional de reconocer la vigencia y validez de los derechos adquiridos plasmada en las “Estructuras Salariales”: en función de un salario mínimo realmente ajustado a los niveles de inflación. A propósito, cualquier instructivo en materia salarial o “negociación”  relacionada, debe estar soportada sobre todo y ante cualquier circunstancia por la tasa de inflación oficial respecto a los últimos tres años por lo menos y la proyectada para  fines de 2018.

Porque por una parte todos los escenarios de inflación que se manejan extraoficialmente arrojan un salario mínimo que rebasa con creces el vigente ubicado en los 1.800,00 Bs. S. Incluso solamente con hacer la comparación respectiva con el salario mínimo en Colombia la situación es bastante desventajosa: a la fecha del 14-10-2018, 47.348,00 Bs. S. en relación a los 1.800,00 Bs. S. Con el agravante  o la frustración que los trabajadores venezolanos no pueden hacer ajustes inmediatos tal cual las prácticas antes explicadas para el caso de los productos “acordados”, controlados y en general con todos los bienes y servicios: de acuerdo con la referencia del hermano país colombiano. Situación que motiva o induce a que cualquiera pueda involucrarse en el mundo de la especulación: como alternativa para obtener un poder adquisitivo de supervivencia.

Información anexa complementaria:

Tabla No. 1.

Precios de algunos rubros en Colombia y su equivalente en Venezuela al tipo de cambio fronterizo: 27,00 COP (pesos)  por 1 Bs. S. Al 17-09-2018.

Carne (Kg) 000,00  pesos. Equivale a 370,37 Bs. S.

Pollo (kg) 000,00 pesos. Equivale a 222,22 Bs. S

Cartón de huevos 000,00 pesos. Equivale a 296,29 Bs.S.

Harina de maíz:   000,00 pesos. Equivale a 111,11 Bs. S.

Litro de gasolina 600,00 pesos. Equivale a 133,00 Bs.S.

Salario mínimo     242,00 pesos. Equivale a 28.934,88 Bs. S.

Tabla No. 2.

Precios de algunos rubros en Colombia y su equivalente en Venezuela al tipo de cambio fronterizo: 16,50 COP (pesos)  por 1 Bs. S. Al 14-10-2018.

Carne (kg.) 000,00 pesos.Equivale a 606,07 Bs. S.

Pollo (kg.) 000,00 pesos. Equivale   a 363,64 Bs. S.

Huevos (cartón) 000,00 pesos. Equivale a 484,85 Bs. S.

Harina de maíz: 000,00 pesos. Equivale:181,82 Bs. S.

Litros de gasolina 600,00 pesos. Equivale a 218,18 Bs. S.

Salario mínimo 242,00 pesos. Equivale a 7.348,00 Bs. S.

Tabla No. 3.

Precios “acordados” y ganancia especulativa (GE) por unidad.

Salario mínimo desventajoso  (SMD). Al 14-10-2018

Carne (kg.) 606, 07 Bs.S.- 90, 00 Bs. S.  GE = 516, 07 Bs. S.

Pollo (kg.)  363, 64 Bs.S. – 78, 00 Bs.S.   GE = 285,64 Bs. S.

Huevos (cartón) 484,85 Bs.S. – 120,00 Bs.S.  GE= 364,85 Bs. S.

Harina de maíz:  181,82 Bs.S – 20,00 Bs.S.   GE= 161,82 Bs. S.

Litros de gasolina  218,18 Bs. S – 0,00 Bs. S    GE= 218,18 Bs. S.

Salario mínimo 348,00 Bs.S.  –  1.800,00 Bs.S. SMD= 45.548,00 Bs. S

[email protected]

@tipsaldia

Te puede interesar
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »