Inicio > Cultura > El adiós a las llamadas “cataratas”

El adiós a las llamadas “cataratas”

 

La Dra. Maura Lucy Abrahám Marín, quien es médica oftalmóloga especialista en cirugía de catarata, retina y vítreo, fundadora y directora de la Clínica de los Ojos Juan Pablo II y quien nos ayudó a entender mejor que son las cataratas y como podemos resolverlas.

Las cataratas se originan de un proceso en el cual el lente natural del ojo llamado cristalino se opacifica y afecta la visión. Usualmente es una opacificación progresiva y la mayoría de las cataratas están relacionadas con el envejecimiento, pero también tenemos las traumáticas o secundarias a un golpe fuerte en el ojo, las congénitas que vemos en bebes y en niños muy pequeños y las relacionadas a enfermedades como la Diabetes. Generalmente ocurren en los dos ojos.

Los síntomas más comunes de una catarata son: Visión borrosa u opaca, pérdida de la visión de contraste es decir los colores lucen poco brillantes, halos o destellos en las luces de los carros o en las lámparas, mala visión nocturna, necesidad de cambios frecuentes en la fórmula de los lentes.

Como muchas cataratas son relacionadas con la edad todos tenemos riesgo de desarrollarlas, pero el riesgo aumenta si además se tiene enfermedades como diabetes, o si las personas fuman tabaco, beben alcohol o están expuestas de manera prolongada a los rayos ultravioletas del sol.

Las cataratas se detectan a través de un examen oftalmológico completo de los ojos que incluye: prueba de agudeza visual y examen en lámpara de hendidura con dilatación de las pupilas para determinar qué tan opaco está el cristalino.

En las etapas iniciales se pueden mejorar los síntomas con lentes correctivos, y se recomienda utilizar mejor iluminación, pero el tratamiento definitivo es la cirugía.

En la actualidad la cirugía de cataratas es una de las más comunes a nivel mundial, es muy segura. La técnica se llama facoemulsificación, se hace una muy pequeña incisión de 2-3 mm y se usa un equipo especial de ultrasonido y vacío para fragmentar y retirar la catarata, una vez que está todo removido se coloca un lente intraocular artificial (LIO) que hace la función del lente natural que se retiró. En cuanto al LIO hoy en día la tecnología es impresionante, tenemos diferentes opciones disponemos de LIOs para corregir visión de cerca, visión de lejos, multifocales que corrigen visión cercana y lejana e incluso acomodativos donde el músculo ciliar moviliza el LIO adelante y atrás según el enfoque requerido haciendo más natural el proceso de la visión tanto lejana como cercana, la selección de cuál es el LIO más indicado dependerá de cada caso individual.

La recuperación luego de la cirugía es muy rápida días a pocas semanas, pero la visión mejora desde que se sale de quirófano.

Los resultados positivos tan rápidos y contundentes sorprenden a los pacientes. La visión nos conecta con nuestro entorno, no tener visión o tener una visión deficiente es una limitación muy severa que sume a las personas en una frustración y tristeza muy grande, es muy invalidante, por esto, recobrar la visión es como un regalo de Dios que todos celebran con mucha alegría y agradecimiento.

¿Qué anécdotas nos puede contar de algunos de sus pacientes?

Una de mis pacientes que es una artista plástica muy reconocida, tenía una catarata avanzada que no le permitía distinguir las diferentes tonalidades de los colores, y al día siguiente de la cirugía la describió como… un MILAGRO, la rapidez del procedimiento, la precisión mis manos como cirujana, y la maravilla de poder recuperar la visión de colores y contrastes, así como la visión de lejos y cerca solo podían ser según ella, un milagro….

Y sí es un milagro del avance de la medicina, de la microcirugía, es una intervención muy reconfortante, siempre me siento muy bendecida de poder ayudar a mis pacientes con su proceso de recuperación de visión y por ende de su alegría de vivir.

¿Qué recomendaciones finales nos hace en relación a las cataratas?

Todos sin importar la edad debemos tener un examen oftalmológico completo cada año. Estar muy atentos a cambios en la visión, y tener bajo control enfermedades com la diabetes. Si ya tenemos el diagnóstico de catarata es necesario coordinar con un especialista y planificar cirugía lo antes posible para así empezar a disfrutar de nuevo la bendición de una buena visión.

@mauraabraham / [email protected]

 

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »