Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Humberto Marcano Rodríguez: independencia y libertad

Humberto Marcano Rodríguez: independencia y libertad

 

Dos  expresiones  que en el tiempo y el espacio se  sustentan entre sí, pero  mientras  la independencia es el hecho  de no depender  de nadie, la libertad es  el acto de hacer valer   el libre  albedrío de cada  quién,  en el caso de un país  ambos términos  se  complementan, sin independencia   no hay libertad y viceversa,  en cuanto a lo  deseamos tratar nos remontamos a la Venezuela   antes  de 1810 y el deseo de  aquellos venezolanos  de declararse independiente  del dominio español y por  ello hacen uso  del libre albedrío para   declarar la independencia de Venezuela para que los venezolanos  vivieran en total libertad.

No es nada fácil  entrar en un tema  como este, pero en historia nada es fácil en realidad, porque hay  que dedicarse  con mucha atención  a la investigación, para  relatar la verdad  de los hechos  en forma objetiva, de allí  es  que trato de explicarme en relación a las  dos grandes fechas sobre la emancipación de Venezuela  del yugo español y las mismas no  son otras  que  el 19 de abril de 1810 y el 5 de julio de 1811, fechas  que muchas personas  tienden a confundirlas sobre  el  significado  de  su acontecimiento.  El 19 de  abril es  el momento  de  declararnos independiente  del poder español, tras la renuncia obligada del Capitán General Vicente Emparan, aún cuando  al principio la idea  era  mantener la obediencia  a la Regencia, acto  que cambia  con los  días al conformarse  La Junta Suprema de Gobierno y en especial por la  presión ejercida  por la Junta Patriótica, conformada  esta por un grupo de venezolanos radicales en cuanto no aceptar el yugo español, donde  se encontraban  entre otros Simón Bolívar y José Félix Rivas, el 19 de abril no fue en realidad un acto espontáneo ya  que después  del complot de Gual y España  en 1797, la  expedición de Miranda en 1806 y la conspiración develada  de los mantuanos en 1808, un grupo de mantuanos  caraqueños  comenzaron a tener reuniones  conspirativas que también se  estaban haciendo en diferentes provincias de las  que conformaban La Capitanía General de Venezuela, esto debido  a los  acontecimientos  que  se  estaban desarrollando en Europa y la pretensión de Napoleón Bonaparte  de  apoderarse  de España  para  lo cual había  apresado  a Fernando VII sustituyéndolo  por  su hermano José. un borrachín  a  quien  apodaban Pepe botella, la pretensión del Capitán General que con  su arrogancia   abandono  el Cabildo para dirigirse  a la Iglesia  a los actos  del Jueves  Santo, precipitó  la  situación y obligó   a los miembros  del Cabildo y otros  ciudadanos a tomar  la  decisión.

El 19 de abril es en realidad la fecha histórica que ha de marcar el comienzo de la lucha independentista venezolana, para  esa  fecha  había  sido  convocada  una reunión extraordinaria  del Cabildo caraqueño y se   solicitó la presencia   del Capitán General, debido  a la renuncia  de la Junta  Suprema de Gobierno de España y la retención del Rey  Fernando VII por  parte  de Bonaparte, la idea primaria  era formar una regencia presidida  por  el Capitán General y gobernar en nombre de Fernando VII, pero la  actitud indecisa  de  este  y la manifestación de trasladarse  a la Catedral  a los actos  del Jueves  Santo y  que eso podía esperar para otra oportunidad, a  esto  se  sumó  el hecho  que no  solo estaban presente los miembros  del Cabildo  sino gran número de la oligarquía y que los habitantes  de caracas comenzaban  a reunirse  fuera, obligó  a  que  se tomara la decisión de hacer devolver al Capitán General al Cabildo y prácticamente  se le obligo  a renunciar, estableciéndose  de inmediato una Junta Suprema de Gobierna y  un poder  ejecutivo conformado  por un Triunvirato  compuesto  por Cristóbal Mendoza, Juan Escalona y Baltasar Padrón, firmándose un acta  que recogía los  acontecimientos,  llamada Acta del 19 de abril.

De inmediato la Junta  de Gobierno  nombra   comisiones para  que  se dirijan a las  diferentes provincias: Maracaibo, Cumaná, Barinas, Coro, Barcelona, Guayana, Mérida, Trujillo y Margarita, a los fines  de  que nombraran Juntas  de Gobiernos,  pero las provincias de Maracaibo, Coro y Guayana se  negaron  y se declararon leales  a la corona española, he  ahí la razón   del porque   nuestra bandera   llevaba   solo  siete  estrellas, porque  siete  fueron las provincias  que  se declararon independientes  del yugo español. Abre la Junta una vez  establecida a Venezuela  al comerció libre exterior, prohíbe   la venta  de esclavos, crea una Academia de matemáticas, envía  comisionados  a Estados Unidos  e Inglaterra solicitando  la  ayuda  de  estos países, se nombran jefes  militares provisionales  para  encargarse  de las milicias existentes.

Al desconocerse  la autoridad del Capitán General y con ello la autoridad del Reino de España  sobre Venezuela  se daba un paso transcendental y se comienza  el camino   a lo  que ha de  ser  el 5 de Julio.  La firma del Acta  de la Independencia, es la  senda  hacia la lucha independentista que se ha de prolongar hasta  el 24 de julio de 1823, tres  grandes personajes  jugaron un gran papel este  19 de abril de 1810; Francisco Salias, el Presbítero  José Cortes Madariaga y Juan Germán Roscío.

En cuanto  al 5 de julio de 1811, es La Firma  del Acta de La Independencia de Venezuela, es  el sacro y glorioso momento  de declarar definitivamente  a Venezuela libre  del yugo español  después  de 300 años  de colonialismo, también  aquí   fue  determinante la  presión constante  ejercida por la Junta Patriótica, dándose  también comienzo  a la guerra  de  emancipación que va  a prologarse  hasta  el 24 de julio  de 1823  con la Batalla Naval del Lago de Maracaibo y la Capitulación firmada por  el ultimo Capitán General español en Venezuela  dando termino a la presencia  del poder español   aquí, siendo Venezuela  el país   de Latinoamérica donde más  batallas  se libraron y la  que  aporto  el mayor  número de muertos y de  destrucción, donde  se  calcula  según algunos reputados historiadores los  muertos   fueron alrededor  de 400.000, cifra extremadamente  alta para la época y la población existente.

La Junta  Suprema de Gobierno Provisional  surgida por  los  acaecimientos  del 19 de abril, se  dedicó hacer  algunas reformas, pero  sobre todas las  cosas a tratar  de unificar  las provincias y para  ello  convocó   a un Congreso de representantes   de las mismas, efectuada la convocatoria se procedió  a las  elecciones  entre  octubre y noviembre  de 1810,  teniendo  solo derecho  votar los hombres mayores  de 25  años y  que fueran libres, lo  que dejaba por  fuera a las  mujeres  los esclavos y jornaleros, escogiéndose   un representante por cada  20.000 habitantes, de lo  que resultaron 44  diputados, distribuidos  en la forma  siguiente: Caracas 24, Barinas 9, Cumaná 4, Barcelona 3, Trujillo1, Margarita 1, Mérida 2, las Provincias  de Coro, Maracaibo y Guayana  se negaron  a  enviar representantes, para  el  día 2 de marzo de 1811 se reunieron  los  Diputados en la casa  del Conde  de San Javier  (actual esquina  del Conde).  En la medida que  se  desarrollaban las  sesiones  del Congreso  se fue  arraigando la idea y la intención de  declarar la independencia absoluta  de Venezuela  con la oposición del padre Vicente Maya, pero constantemente  acorralado  por las exposiciones  de Francisco Miranda, Juan Germán Roscio y Fernando Peñalver  entre otros, a  esto  se  sumaba la presión constante  de los jóvenes  que formaban La Junta Patriótica.

Para  el día 3 de julio en la Capilla  Santa Rosa de Lima se inicia  el debate  del Congreso  sobre la  declaración de la Independencia y para  el día 5 a las 2-30 PM, se  declara  aprobada La Independencia  Absoluta  de Venezuela  de la corona española, con 43 votos  de los 44  representantes  asistentes, siendo el voto negativo  del padre Vicente Maya uno de los representante  de Mérida,(Alegaba  que  el poder  que le habían otorgado no especificaba  declaración de independencia),  el acto  de  declaración es  anunciado por  el Presidente  del Congreso Diputado Juan Antonio Rodríguez, nombrándose  para que redactara  el acta   a Juan Germán Roscio y Francisco Isnardi, para  el día  7 de julio como consta  el libro de actas fue  firmada   la mencionada Acta  de Declaración solemne de la In dependencia de Venezuela, y el secretario de decretos  del Poder  Ejecutivo José Tomas  Santana le  correspondió  leer  en voz  alta  El Acta  tanto en la plaza principal  (hoy Plaza Bolívar) como en las  principales esquinas  de Caracas. El  15  de julio  en la sede del Congreso  se procedió hacer  el reconocimiento y juramentación  de obediencia  Al Acta  de  Declaración de Independencia, por  los Diputados  del Congreso, El Poder Ejecutivo, La  Alta Corte  de Justicia, El Arzobispo y el Gobernador  Militar, así  como a los  comandantes  de las milicias.

El Libro  de actas  donde  está  asentada  el original  de la Declaración de La Independencia  de Venezuela, reposa  en una  Arca Especial en la sede  del Palacio Legislativo  y la llave  se le entrega  en su oportunidad  al mandatario  en ejercicio, de igual manera  el acta  que  se  firmo  el 19 de  abril  en el Cabildo Municipal  de Caracas reposa  en el Concejo Municipal  de Caracas

Nora  del autor: Con esta  narración  llegamos   a los 25 escritos, donde  se han hecho todos  los esfuerzos posibles desde el punto de vista  de la historia, para  recordarles  a los lectores  sobre  hechos y personajes   de nuestra historia, extremadamente vulnerada durante   estos  últimos veinte  años de  este régimen, que  ha tratado por todos  los  medios  de  desnaturalizarla y acomodarla  a su gusto y capricho, de  allí  que  a verdaderos  héroes como al General en Jefe José Antonio Páez se ha tratado de sacar  de los anales históricos, al igual  que  se tratado  de silenciar lo concerniente  al  fusilamiento del General en Jefe Manual Carlos Piar, mientras  se ha pretendido  elevar a la condición de héroe la  figura totalmente negativa de un  Ezequiel Zamora hasta llevar  sus restos  al Sagrado Panteón Nacional….Los  venezolanos  deberíamos  preocuparnos de  conocer en profundidad  sobre  la historia verdadera  de nuestro país, sus personajes   civiles y militares y los hechos  históricos  realizados, no  solo  durante la lucha independentista  sino  hasta los actuales momentos.

[email protected]

@Hmarcanor

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »