Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > César Malavé: Hace 72 años la mujer venezolana logra su ciudadanía            

César Malavé: Hace 72 años la mujer venezolana logra su ciudadanía            

 

La ciudadanía es un concepto histórico, una construcción social en permanente mutación.  En él varían los criterios de inclusión y exclusión de los derechos de una a otra sociedad o época.  Puede significar avances, retrocesos, rupturas, saltos cualitativos en varios sentidos.  Las mujeres venezolanas obtuvieron la condición o status jurídico de “ciudadanas” en 1946, con su participación activa en la elección y desarrollo de la Asamblea Nacional Constituyente en el marco de la Revolución de Octubre que estableció la universalidad del derecho al voto.  Anteriormente, eran simplemente “habitantes” de los Estados Unidos de Venezuela, condición que carecía de carácter público o político y no implicaba derechos y por ello no generaban formalidad en las relaciones con el resto de las personas. A partir de esta fecha, su clandestina participación política es pública, legal y notoria. El 15 de marzo de 1946, en su Decreto Nº 1 la Junta Revolucionaria de gobierno presidida por el padre de la democracia venezolana, Rómulo Betancourt, dicta el Estatuto Electoral y el Decreto Nº 217. En el primero se establecen las pautas para elegir a las y los integrantes de la Asamblea Constituyente y en el segundo en el artículo 1, ordinal 1: se establece “el derecho al sufragio para todos los venezolanos mayores de 18 años y en consecuencia pueden formar parte de los partidos o asociaciones políticas” y “tienen derecho, sin distinción de sexo, al ejercicio de cargos públicos25”. Estos derechos políticos fueron posteriormente ratificados por la Asamblea Constituyente en la nueva Constitución.

Las elecciones se realizaron el 27 de octubre de 1946. La Asamblea Constituyente se instaló el 17 de diciembre del mismo año y fue presidida por Andrés Eloy Blanco.  Por primera vez las mujeres votan en una elección de esta magnitud y llegan a la Asamblea doce damas: Panchita Soublette Saluzzo, Analuisa Llovera, Mercedes Fermín, Cecilia Núñez, Amparo Monroy Power, Lucila Palacios, Carmen Gracián de Malpica, Catalina Romero, Isaura Saavedra y Nieves de Entrena (todas del partido Acción Democrática); Por URD, Luisa del Valle Silva (que no asistió); por Copei, Inés Labrador de Lara. El Partido Comunista incluyó también mujeres en sus planchas, entre quienes estaban Margot García Maldonado y Carmen Clemente Travieso, que no salieron electas. Desde la elección misma de la Asamblea Nacional Constituyente de 1946, que abre las puertas de Venezuela al siglo XX e instaura la democracia verdadera en Venezuela, la mujer venezolana tiene participación activa. Además, Los debates de este cuerpo fueron transmitidos por radio, lo cual ejerció un notable impacto sobre la opinión pública. Nunca antes en la historia venezolana, las mujeres habían participado en un área tan particular de la política nacional.  El proceso constituyente mostró las potencialidades del protagonismo femenino y no escapó a la vena humorística del bardo cumanés quien presidía, de manera extraordinaria, ese primer cuerpo colegiado de la política democrática venezolana. Cuando en las discusiones finales de la Constitución de 1947, a juicio de Soto Rojas, la más democrática del mundo, se aprueba el voto femenino, Andrés Eloy Blanco pasa un papelito entre los miembros de la Asamblea que decía: La política se inclina/ Sin excepción de persona/ De la fuerza masculina/A la fuerza más culona. En otra ocasión la joven constituyentista de AD por Carabobo Carmen Gracián de Malpica, en estado de gravidez, fue aludida, en una sesión de la Asamblea Nacional, por los sacerdotes Rojas y Sánchez Espejo como “la señorita Malpica”, a lo que Blanco escribió: Si Carmen, por un casual, / fuera Señorita es dable/ sostener como indudable/ que Malpica pica mal

@cesarmalave53

 

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »