Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Arturo Molina: Linchamiento

Arturo Molina: Linchamiento

 

El debate generado en el seno de la Asamblea Nacional del jueves 08 de noviembre ha despertado pasiones en el seno de quienes viven de la mezquindad y pretenden imponer sus puntos de vista e interpretaciones por encima de la racionalidad y el desprendimiento. Son los que cacaraquean si ven a otro cacaraqueando, los loros se quedaron guindados de tanto absurdo. Sirven en bandeja de plata la mesa para que el oficialismo siga perpetuándose en el poder.

La diferencia de criterio en factores de oposición en el seno de la Asamblea Nacional la pretenden ensalzar con el desprecio de los ciudadanos hacia los diputados que plantearon sus razones centrados en la racionalidad del momento, creando matriz de opinión cargada de sesgo político a través de las redes sociales, al hacer público los nombres y pretender solapadamente que los mismos sean agredidos en sus estados, funcionando en concordancia con las llamadas listas Tascón y Maisanta, haciéndolos ver como traidores, entreguistas…

Son los esclavos de la guerra que buscan desesperadamente mantenerse en lugares de privilegio a través de las encuestas, pero no están haciendo lectura adecuada de las mismas y pretenden el chantaje por encima del debate, el acuerdo, el consenso. Son los que hablan de política pero se niegan a hacer viable la misma. Aúpan a la Asamblea Nacional a avanzar en debate, pero la desmadran si sus actuaciones no son como ellos querían. Esos que pululan con el discurso barato que todo va a cambiar mañana, y después salen con chorros de babas a señalar a otros de sus propios errores, destrozando la esperanza de los ciudadanos. Los mismos que impulsan el envío de los marines, pero se están echando aire en los testículos porque los que mueren son los hijos de los pendejos y no los suyos.

Se unen para desprestigiar partidos políticos, dirigentes y sus familias. Viven de las alianzas pero denigran de ellas cuando no les favorecen. Son esa especie de huevo sin contenido, pero al aparecer el camarógrafo empuja para salir en primera plana si la presencia tiene que ver con la lucha a favor de la democracia, así él se mantenga escondido, lo importante es la foto y luego a su cuartel de invierno. Son chiripas sin chiripero. El maletín es solo amague, allí ni siquiera buen olor existe.

La descalificación es su nutriente. La cabeza existe pero no la masa gris. Gravita en ellos la oscuridad, la luz no la ven porque no conocen de colores y eso les hace difícil distinguir la diferencia. Son incapaces de tolerar porque su postura es anticuada, volátil, indiferente. Buscan el poder para balbucear y extrapolar sus olores nauseabundos. Denigran de partidos tradicionales, y sus posturas son prehistóricas. Cuestionan a los caudillos, y ellos son tiranos agazapados. Niegan elecciones aguas adentro pero las exigen aguas afuera. Tiene por norte la espalda porque se rigen por el ano.

Pretenden el silencio, complicidad y sumisión de los ciudadanos porque viven del miedo del contrario. No son capaces de organizar y critican a quienes lo hacen. Viven en soledad y apuestan por la miseria de los demás. Desaparecen por cobardes y aparecen por chulos. La eliminación del contrario, el exterminio, es su línea de acción. La mediocridad inquiere refugio en la locura buscando sobrevivir, pero los tiempos por venir serán de alta factura política, y allí no hay cabida para ese cacle. Venezuela va a ser libre con el esfuerzo y unión de sus ciudadanos, apegados a la Constitución Nacional. El linchamiento pretendido por el régimen del socialismo siglo XXI y sus secuaces contra Acción Democrática y la unión de los demócratas, no lo van a lograr, porque el norte es Venezuela, y el restablecimiento del sistema de libertades.

[email protected]

@jarturoms1

 

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »