Inicio > Política > Capitán de Corbeta se apega al 350 y hace llamado a la FANB

Capitán de Corbeta se apega al 350 y hace llamado a la FANB

 

El capitán de Corbeta Miguel Angel León Correa, director de la Escuela de Adiestramiento de Armamento y Electrónica de la Armada, dirigió una carta el pasado 6 de noviembre al almirante Giuseppe Alessandrello Cimadevilla, comandante general de esa fuerza militar, para informarle que se apega al artículo N° 350 de la Constitución para pasar a retiro.

En la misiva privada a la que tuvo acceso el portal Punto de Corte, el oficial esgrime varias razones que lo llevan a tomar su decisión, aclarando que se desliga “de cualquier partido político, organización y persona de cualquier tipo, nacional o internacional, de gobierno u oposición”.

Advierte estar seguro de que por esta acción sus familiares serán sometidos a “una persecución desmedida y desalmada de los infames a quienes no les gusta escuchar a nadie”.

Detalla que hace aproximadamente siete meses manifestó a la superioridad su intención de solicitar el pase a la reserva activa, en virtud de su desacuerdo con el cambio de posición institucional que según él tuvo la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

El capitán sostiene que los militares venezolanos pasaron de ser custodios y guardianes de las armas de la República, en defensa de los derechos de todos sus ciudadanos, a convertirse en una especie de milicia populista, dedicada única y exclusivamente a defender los intereses de una parcialidad política y una revolución que dista mucho de representar los intereses de todo el pueblo.

León Correa también subraya que “los altos mandos militares perdieron la dignidad y el respeto propio, dejándose comprar la conciencia con prebendas y beneficios, anteponiendo sus intereses personales y familiares por encima de los intereses de la patria”.

Destaca que la persecución y la tortura, a todo aquel que ose pronunciarse o contradiga alguna política o decisión del gobierno, están a las órdenes del día de las instrucciones dadas por la alta dirigencia política del país.

Menciona igualmente al Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) y hace referencia a la sede de este cuerpo policial en la Plaza Venezuela. “En la infrahumana prisión mal llamada tumba han recluido sin consideración del debido proceso a compañeros de armas y personal civil, siendo sometidos a tratos inescrupulosos, violentándoles sus derechos humanos y hasta haciéndoles perder la vida”, precisa el oficial de la Armada.

 

Estos fueron 10 dardos que soltó en capital de corbeta en la misiva dirigida al comandante general de la Armada Bolivariana, Alessandrello Cimadevilla:

1.- León Correa resalta que su decisión no obedece a ninguna parcialidad política y que, por lo tanto, se desliga de cualquier partido político, organización y persona de cualquier tipo, nacional o internacional, de gobierno u oposición, “quienes actualmente realizan acciones que denotan sus intereses particulares por encima de los intereses de los venezolanos, y todo eso está muy apartado de los verdaderos argumentos que ciñen mis acciones”.

2.- El capitán de corbeta manifestó estar seguro de que por esta acción sus familiares serán sometidos a una “persecución desmedida y desalmada de los infames que no les gusta escuchar a nadie, algo que contradiga las facciones en el poder, lo cual no me hará retroceder en hacer lo correcto y pondré en manos de Dios su seguridad”.

3.- Indicó que hace siete meses expuso a su superioridad su intención de solicitar el pase a la reserva activa, en virtud de su desacuerdo con el cambio de posición institucional que, a su juicio, tuvo la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) en el Estado venezolano, “donde pasamos de ser custodios y guardianes de las armas de la república para defender los derechos de todos sus ciudadanos sin excepción, para convertirnos en una especie de milicia populista dedicada única y exclusivamente a defender los intereses de una parcialidad política y una revolución que dista mucho de representar los intereses de todo el pueblo”.

4.- “Los altos mandos militares pareciesen haberse dejado lavar el cerebro o haber perdido la conciencia de lo que es correcto, o peor aún perdieron la dignidad y el respeto propio, dejándose comprar la conciencia con prebendas y beneficios, anteponiendo sus intereses personales y familiares por encima de los intereses de la patria”, dijo.

5.- Reveló León Correa que, en aras de hacer lo correcto, se reservó el derecho a no firmar un juramento de lealtad incondicional hacia el presidente Nicolás Maduro Moros y que sus razones las hizo saber por escrito que entregó a sus superiores inmediatos, “porque el día que hacemos algo en contra de nuestra conciencia ese día atentamos contra nuestra propia vida”.

6.- Resaltó que pasa y sigue pasando que  la libertad y pluralidad de pensamiento en la FANB “fue erradicada de raíz” y es etiquetado de traidor y satanizado todo aquel que piense diferente o que haga alguna crítica constructiva que difiera de los dictámenes de los órganos del poder actual. “Han visto en la constante adulación al gobierno de tumo la vía más expedita para escalar en el poder y alcanzar cargos para los cuales no están capacitados y esto ha generado un cáncer en situación de metástasis que nos está destruyendo”.

7.- Señaló también que la persecución y la tortura en contra de todo aquel que ose pronunciarse o contradiga alguna política o decisión del Gobierno “están a la orden del día” de las instrucciones dadas por la alta dirigencia política del país al Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), “donde han recluido sin consideración del debido proceso a compañeros de arma y personal civil, siendo sometidos a tratos inescrupulosos, violentándoles sus derechos humanos y hasta haciéndoles perder la vida”.

8.- León Correa aseveró que el componente militar no puede seguir callado ante las arbitrariedades, puesto que consideró que no está en juego el sostenimiento de una “falsa revolución”, sino que está en juego las bases fundamentales del estado de derecho y las bases fundamentales de la República.

9.- “Ya basta del silencio, basta del miedo, basta de la comodidad; si piensan en el bienestar de su familia, de sus hijos y de las generaciones venideras, pues la manera más sensata y honrosa de hacer algo por ellos es romper el silencio y poner la verdad sobre la mesa. No podemos ser indolentes“, apuntó.

10.- Por ello, el capitán de corbeta hizo un llamado a una “rebelión de conciencia” a quienes lean el documento, a que fijen posición, hagan lo correcto “y aprendan a decir sin miedo: no estoy de acuerdo con algo cuando va en contra de sus principios y ética profesional. Ya basta de tanta injusticia cuando el pueblo y los desamparados son los que más sufren. Es tiempo de levantar la voz”.

Por: Punto de Corte/800Noticias

 

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »