Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Trabajadores de Fe y Alegría protestaron ante el Ministerio de Educación por un salario justo

Trabajadores de Fe y Alegría protestaron ante el Ministerio de Educación por un salario justo

 

Protesta diferente. Trabajadores de las escuelas de Fe y Alegría reclamaron sus bajos sueldos y los pagos retrasados este martes, 13 de noviembre, frente el Ministerio de Educación. Precisaron que la deuda incluye la última semana de octubre, la primera quincena de noviembre y la mitad del bono alimenticio.

“Hemos hecho campaña por Twitter denunciando la falta del pago. Emitimos un comunicado al Ministerio, pero no hemos tenido respuesta”, afirmó Rafael Peña, director de la escuela San José Obrero, de Antímano.

Docentes, personal administrativo y obrero acudieron a las 8:30 de la mañana a la Iglesia Las Mercedes, en Carmelitas. Luego marcharon al Ministerio con pancartas, vuvuzelas y pitos. Entonaron canciones y pidieron la presencia del ministro Aristóbulo Istúriz, al llegar a su despacho. También reclamaron mejores condiciones laborales.

“Que baje el ministro”, gritaban los manifestantes.

Explicaron que el descontento también se debe a la dificultad para trasladarse a los colegios y a la falta de agua en las instalaciones educativas.

Contratos, comida y transporte

Alrededor de 13. 416 trabajadores de la organización se ven afectados por la violación del contrato colectivo y el convenio del Ministerio de Educación con la Asociación Venezolana de la Educación Católica (Avec).

“Pasamos de 12 salarios mínimos a uno y algo más, de un solo plumazo”, afirmó Libeth Ortaz, docente de la escuela La Rinconada.

“Es difícil nuestra labor. A veces luchamos tanto por nuestros alumnos que, sin darnos cuenta, descuidamos a nuestros hijos”, dijo Ortaz luego de explicar que, aunque se cumplan los pagos, el dinero no les alcanza a los docentes para sostener sus hogares.

Foto: @_Provea

Otras escuelas también deben sortear la situación que atraviesa el sector transporte y los altos costos de la comida a través de distintos métodos.

En el colegio Eugenio Andrés Mendoza, según la directora Carmela Sabetta, se organizan “comidas solidarias” una o dos veces al mes. Agregó que en su escuela hay profesores que tienen que caminar hasta una hora diariamente.

En el San José de Obrero, en Antímano, intentan ayudar a los docentes del recinto brindándoles efectivo para el pago del transporte, pero “no alcanza para todos”, dijo Rafael Peña.

“Hay profesores que tienen que pagar hasta 30 bolívares soberanos todos los días para ir a dar clases. Algunos, incluso, llegan sin comer. No es que no queremos dar clases, sino que es humana y materialmente imposible”, indicó el director.

El personal de Fe y Alegría aseguró que si no reciben una respuesta efectiva realizarán nuevas acciones de protesta, incluyendo un pancartazo el martes 20 de noviembre a las afueras de los distintos colegios para visibilizar la situación que viven.

Efecto Cocuyo

 

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »