Inicio > Cultura > Viajar para olvidar no es un mito, es la nueva cura a todos los males

Viajar para olvidar no es un mito, es la nueva cura a todos los males

 

Las mejores razones para viajar pueden ser miles porque la realidad es que hoy, hacer un viaje, puede ser justo eso que se necesita para estar bien.

Cuando algo en la vida nos golpea con tanta fuerza que nos deja desorientados y sintiéndonos pequeños, creemos que lo mejor sería guardarnos en una cueva, en ese pequeño departamento de veinte metros cuadrados viendo Netflix con tu perrito en los pies y pidiendo comida a domicilio. La ciudad nos aturde y lo que menos deseamos es ver el cielo lleno de contaminación que nos recuerde una y otra vez que todo sigue estando mal.

No ayuda la forma en como hemos sido “programados”, tenemos esa lombricita que llega de repente y se aloja en el estómago, lo revuelve, lo golpea y lo muerde, se llama: miedo. El miedo es precisamente tan intangible que es imposible darse cuenta que lo tenemos, nadie lo puede diagnosticar con sensatez, es como aceptar que debemos hacer cita con el psicólogo; el miedo está ahí pero nunca lo abrazamos como deberíamos, la misma palabra causa rechazo inmediato y sentirlo deteriora sin saber qué es exactamente lo que nos está pasando.

1) Te incita a reinventarte

El hecho de pasar tiempo contigo mismo en un lugar fuera de los entornos conocidos, desde un viaje en carretera a la ciudad vecina hasta tomar un vuelo de nueve horas, genera automáticamente esa introspección que necesitabas y que quizá no encontrabas en la terapia, con tus amigos y en esas tantas salidas.

2) Te retas a ti mismo

Te das cuenta que puedes salir de la temida zona de confort, debes actuar y moverte. Los retos ya no parecen grandes muros imposibles de derrumbar, atreverte a vivir experiencias diferentes es subir un escalón más en la vida.

3) Aprender es inevitable

Empaparte de otras costumbres, estilo de vida e ideologías diferentes a lo que conoces no tiene precio, comer algo que nunca habías probado, escuchar otro idioma, aunque sólo te aprendas pocas palabras, oler otro aíre, y palpar todo con las manos te hace crecer y ver la vida desde otro foco, es cien veces más emocionante que conocer todo por medio de un libro o detrás de una pantalla.

Ahorrar para viajar y vivir sin lujos es la nueva felicidad. Estar en paz, amar fuerte, comer delicioso, tomar vino por galones, probar y hacer cosas que nunca imaginaste son los nuevos logros de este mundo consciente. Viajar para olvidar no es un mito, es la nueva cura a todos los males.

Fuente: Cultura colectiva

 

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »