Inicio > Economía > A Pdvsa la desvalijan, se llevan equipos, vehículos y cables de cobre

A Pdvsa la desvalijan, se llevan equipos, vehículos y cables de cobre

 

Un trabajo de The New York Times señaló que el declive de la estatal petrolera venezolana Pdvsa pasa por la migración de sus trabajadores y el robo de equipos.

“Trabajadores petroleros desesperados y criminales están despojando a la compañía petrolera de equipos vitales, vehículos, bombas y cables de cobre, y se llevan todo lo posible para ganar dinero”, denunció el diario.

“La doble fuga de personas y equipos está paralizando aún más a una empresa que ha estado tambaleándose durante años pero que sigue siendo la fuente de ingresos más importante del país”, agregó el trabajo.

“Las oficinas de la compañía petrolera estatal se están vaciando, las cuadrillas en el campo están a media fuerza, las camionetas son robadas y los materiales vitales desaparecen”, se lee en el texto.

“Todo esto se suma a los graves problemas en la empresa que ya eran graves debido a la corrupción, el mantenimiento deficiente, las deudas agobiantes, la pérdida de profesionales e incluso la falta de piezas de repuesto”, acotan.

El equipo de The New York Times logró entrevistar a una docena de trabajadores petroleros quienes revelaron un profundo sentimiento de decepción, puesto que hace años era un sueño ser parte de la nómina de la industria petrolera venezolana por los beneficios que otorgaba.

Hoy en día esa ventaja no existe.

“Antes, trabajabas y eras rico. El salario alcanzaba para todo lo que necesitabas. Ahora no puedes comprar nada, ni siquiera comida“, declaró Carlos Navas, que trabajó en un equipo de perforación en las afueras de El Tigre y compró casa y carro con su sueldo.

Tuvo que renunciar en 2017 porque el salario era insuficiente para mantener a su familia y hoy en día trabaja en las minas del estado Bolívar.

Los entrevistados expresaron que, si bien Pdvsa había estado retrocediendo durante años, su deterioro se había acelerado.

De acuerdo con los testimonios recogidos por el diario estadounidense, muchas bombas estaban inactivas por robos y aunque desconocen quiénes son los responsables, pudieran ser bandas criminales.

 

Lea la nota completa de The New York Times aquí

 

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »