Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Brasil la retirada de los médicos cubanos

Brasil la retirada de los médicos cubanos

 

Unos 29 millones de brasileños quedarán sin asistencia sanitaria de la noche a la mañana cuando Cuba repatrie a los 8.332 galenos que envió al país sudamericano en el marco del programa estatal Mais Médicos. Un análisis.

De aquí a fin de año, Cuba sacará de Brasil a los médicos que había enviado al país sudamericano cuando las relaciones diplomáticas entre sus Gobiernos eran más armoniosas, es decir, cuando el Partido de los Trabajadores (PT) mandaba a sus anchas en Brasilia y no articulaba reproche alguno contra la dictadura vigente en la Antilla Mayor. La isla caribeña participaba desde hace cinco años en el programa “Mais Médicos”, cuyo objetivo es superar las deficiencias de personal del estatal Sistema Único de Salud. Pero este miércoles (14.11.2018), La Habana reaccionó a declaraciones hechas desde octubre por el presidente electo de Brasil: el ultraderechista Jair Bolsonaro, enemigo declarado del régimen comunista, aseguró que el programa Mais Médicos sólo sería prolongado si los galenos cubanos cumplían ciertos requisitos y recibían ciertos beneficios.

Ya en agosto de este año, en plena campaña electoral, Bolsonaro había dicho que los diplomas de los médicos cubanos debían ser sometidos al mismo escrutinio y a los mismos mecanismos de revalidación que aplican para las credenciales de los profesionales de la salud provenientes de otros países. Este 14 de noviembre, el mandatario electo subrayó que en Brasil nadie tiene constancia de que los cubanos sean “verdaderos médicos”. Alexandre Padilha, quien cofundó el programa Mais Médicos en 2013, siendo ministro de Salud de la presidenta Dilma Rousseff, defiende el hecho de que a los especialistas antillanos no se les pidiera homologar sus títulos universitarios. “De haberlo hecho, esos médicos habrían podido integrarse al mercado laboral como cualquier otro profesional y optar por los puestos de trabajo más cercanos a las grandes urbes”, sostiene.

Bolsonaro denuncia una práctica “esclavizante”

Los galenos cubanos atienden predominantemente a los habitantes más pobres de las regiones más remotas de Brasil o de las periferias de las ciudades populosas; pero Bolsonaro alega que es injusto seguirles imponiendo esa responsabilidad de la forma en que se ha hecho hasta el momento. “La prolongación del programa Mais Médicos no sólo depende de la revalidación de los títulos, sino también de que, en adelante, los médicos reciban sus sueldos completos. Hoy día, buena parte de sus salarios va a dar a las arcas de la dictadura”, escribió en Twitter. En diciembre de 2017, el tribunal de más rango en Brasil sentenció que eximir a los profesionales cubanos de los exámenes de revalidación y permitir que el Gobierno de la isla se quedara con casi tres cuartos del sueldo que éstos recibían del Estado brasileño no estaba reñido con la Constitución.

Bolsonaro también exigió que a los médicos cubanos se les permitiera sopesar libremente la posibilidad de traer a sus familias a Brasil. “Lamentablemente, Cuba no aceptó esta propuesta”, dijo el flamante presidente del “gigante sudamericano”. Sus declaraciones no cayeron bien en La Habana y ahora el Ministerio de Salud de Brasil debe tomar medidas de urgencia para responder al vacío que dejarán los cubanos. En los próximos días se abrirán concursos para llenar las vacantes por venir y, como siempre, se les dará prioridad a los brasileños. El problema es que muy pocos brasileños aspiran a las plazas en cuestión porque el sector privado de la salud les paga sueldos más altos, ofrece mayores incentivos para el desarrollo de sus carreras y mejores condiciones de trabajo que en las precarias comarcas donde hoy laboran sus colegas cubanos.

Servicios profesionales, el oro cubano

Fue precisamente la escasez de médicos brasileños en vastos sectores de su país lo que llevó al Gobierno de Rousseff a recurrir, en un momento dado, a más de 11.000 cubanos. Hoy quedan en Brasil 8.332. Las zonas más afectadas por la retirada de los cubanos serán aquellas habitadas mayoritariamente por comunidades indígenas, donde 301 médicos antillanos representan el 90% de todos los médicos presentes. Sin los especialistas venidos del Caribe, unos 29 millones de brasileños quedarán sin asistencia médica de la noche a la mañana y 3.243 municipalidades entrarán en crisis, advirtió el Consejo Nacional de Secretarías Municipales de Salud (CONASEMS) en un comunicado hecho público el 14 de noviembre. Esa organización señaló que la gran mayoría de los habitantes de Brasil considera que la asistencia sanitaria mejoró gracias a Mais Médicos.

La exportación de servicios profesionales, fundamentalmente médicos, es la principal fuente de divisas para Cuba. Ese rubro aportó entre 2011 y 2015 un promedio anual estimado de 11.543 millones de dólares a las arcas de la isla, según fuentes oficiales. Los resultados económicos de esa actividad superan a los de la industria del turismo, que registró ingresos de 2.800 millones de dólares en 2016, de acuerdo con los últimos datos disponibles.

DW

 

Te puede interesar
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »