Inicio > Interés > Corte IDH responsabilizó al Estado venezolano por caso Linda Loaiza y le ordena pagar $413.000

Corte IDH responsabilizó al Estado venezolano por caso Linda Loaiza y le ordena pagar $413.000

 

La Corte Interamericana de Derechos Humanos encontró responsable al Estado venezolano por una serie de negligencias y violaciones de derechos en el caso de Linda Loaiza López Soto, quien fue secuestrada, torturada, mutilada y violada en 2001
La Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) consideró que en el caso de Linda Loiza López Soto hubo “una violación de varias disposiciones de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, la Convención Interamericana para prevenir y sancionar la tortura y la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer”.

La joven fue secuestrada por Luis Carrera Almoina el 27 de marzo de 2001 cuando tenía 18 años y fue torturada, mutilada y violada durante casi cuatro meses, hasta que fue rescatada por las autoridades policiales el 19 de julio de ese año. Luego de su cautiverio se encontraba en precarias condiciones de salud.

La información sobre la sentencia de la CIDH fue suministrada por la propia Linda Loaiza en su cuenta en Twitter. Señaló que mientras no se cumpla todo lo dictado por la Corte, seguirá hablando de injusticia en su caso. 

 

Esta decisión de la CIDH ratifica la sentencia emanada el pasado 26 de septiembre sobre el fondo, reparaciones y costas que deben cumplir y, la cual fue apelada por el Estado Venezolano.

En la sentencia se dictamina que el Estado venezolano debe “llevar a cabo todas las investigaciones que sean necesarias a fin de identificar, juzgar y, eventualmente, sancionar a los responsables de los actos de hostigamiento, ataques y amenazas oportunamente denunciados por las víctimas (…)  determinar, por intermedio de las instituciones públicas competentes, las eventuales responsabilidades de los funcionarios que no investigaron desde un primer momento lo sucedido a Linda Loaiza López Soto (…)

Igualmente el Estado debe brindar gratuitamente, y de forma inmediata, oportuna, adecuada y efectiva, tratamiento médico y psicológico y/o psiquiátrico a Linda Loaiza López Soto y a sus familiares declarados beneficiarios en esta Sentencia (…) El Estado debe otorgar a favor de Linda Loaiza López Soto una beca de estudios para poder concluir con su formación profesional en una universidad local o extranjera en la que sea admitida (…) El Estado debe, dentro un plazo razonable, incorporar al currículo nacional del Sistema Educativo Nacional, en todos los niveles y modalidades educativas, un programa de educación permanente bajo el nombre de “Linda Loaiza”.

el Gobierno deberá remunerar a López Soto la cantidad de $45.000 por gastos incurridos con motivo de los daños emergentes, $20.000 por pérdida de ingresos y $80.000 dólares por daño inmaterial.

La CIDH además ordenó que se le cancelen $30.000 al padre, a la madre y a una hermana, $15.000 a cada uno de sus otros 9 hermanos, $18.000 a su abogado Juan Bernardo Delgado y $25.000 a la ONG Cofavic, lo que supondría una indemnización total de $413.000.

El ordenamiento detalla que López Soto fue privada de libertad entre el 27 de marzo y el 19 de julio de 2001 cuando tenía 18 años, lapso en el que sufrió “actos de violencia durante casi cuatro meses, lo que presuntamente incluyó mutilaciones, severas lesiones físicas y afectaciones psicológicas cometidas con suma crueldad, así como repetidas formas de violencia y violación sexual”.

Los dos pesados del chavismo que habrían favorecido al agresor de Linda Loaiza

La mañana del martes 6 de febrero de este año, Linda Loaiza López, secuestrada en marzo de 2001 a los 18 años de edad, narró a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) con voz quebrantada la violencia que sufrió durante cuatro meses, y el calvario que pasó ante la justicia venezolana cuando intentó que se castigara a su agresor

Durante su cautiverio a manos de Luis Carrera Almoina, hijo del exrector de la Universidad Nacional Abierta, Gustavo Luis Carrera Damas, López sufrió triple fractura de mandíbula, fracturas de nariz, requirió reconstrucción de los pabellones de las ojeras, tratamiento de ortodoncia, reconstrucción vaginal y atención psicológica y psiquiátrica.

“Durante mi cautiverio fui sometida a violencia sexual, amenazas, torturas, de forma sistemática durante cuatro meses. Sufrí violaciones diariamente, fui agredida con las manos, con palos, me tenía amordazada y esposada.El agresor apagaba cigarros en mi rostro“, relató Loaiza al tribunal con sede en San José.

Asimismo, la mujer relató que Carrera Damas utilizó sus influencias para que la justicia no tocara a su hijo. “Cuando estaba en cautiverio el agresor me amenazaba con que él jamás iba a terminar en la cárcel. Me amenazaba con que él era amigo del vicepresidente de la República, que su padre era amigo del fiscal general”, relató

Fuentes cercanas al caso explicaron a El Cooperante que sus vínculos con el poder eran tan notables que un familiar del exfiscal Isaías Rodríguez fue socio de los Carrera. Según el testimonio de López, el entonces vicepresidente que tenía amistad con Carrera Almoina era Elías Jaua.

López pidió a la CorteIDH “que el Estado venezolano sea declarado responsable por violación, tortura, por todas las violaciones de derechos humanos que sufrí, y que siguen sufriendo las mujeres en Venezuela“, sustentando el calvario que pidió con una fiscalía que se negó a atender su caso porque el agresor era hijo de una persona con influencia política.

Respaldo de la CIDH

Este viernes, la CIDH declaró responsable al Estado venezolano por las violaciones de derechos a Linda Loaiza. Así lo informó el periodista Gabriel Bastidas, quien a través de su cuenta en Twitter dio a conocer los detalles de la sentencia que Venezuela deberá cumplir para indemnizar a Loaiza.

 

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »