Inicio > Economía > Hiperinflación en 2019 será peor

Hiperinflación en 2019 será peor

 

La crisis económica de Venezuela, que cada vez empeora, se ve seriamente amenazada para 2019, año al que se entrará con las peores dificultades registradas hasta ahora. Si bien la administración Maduro logró evitar la pérdida de Citgo, luego de pagar los bonos 2020 por el apoyo recibido de China, la caída de la producción petrolera sigue su declive y ahora se le suma la baja del precio del petróleo.

El ambiente político está peor que en años anteriores. No sólo se desarrolla una situación de enfrentamiento interno en el oficialismo, sino también en el lado opositor, vista la fractura en la reciente discusión sobre un voto de censura solicitado contra el ex presidente español José Luis Rodríguez Zapatero, quien ha estado mediando en la crisis venezolana a instancias de factores europeos.

La tragedia

El Fondo Monetario Internacional (FMI), proyecta para el año próximo 10.000.000% de inflación. Actualmente el índice de precios al consumidor supera 800.000% según las últimas cifras conocidas. El ente monetario a mitad de año hizo una revisión en sus previsiones y señaló que 2018 terminaría con 1.350.000% de alza de precios generales.

Hasta ahora analistas extranjeros estiman que la producción petrolera de Venezuela está en 1 millón de barriles diarios y sigue cayendo. Una muestra de ello es el desplome que reporta la Agencia Internacional de Energía (AIE), por ejemplo con productos como el combustible para aviones que Pdvsa exportaba a Estados Unidos y estuvo en cero barriles para agosto de 2018.

Para el mismo mes de agosto se exportó a ese mismo país 592 mil barriles diarios entre crudo y productos derivados, un año antes estaba en 606 mbd y en 2016 en 773 mbd. Al mismo tiempo el precio del petróleo ha comenzado a caer en medio de temores globales por una recesión; aparte de la guerra de aranceles entre China y Estados Unidos se suman las tensiones por la isla de Taiwan, lo que se traduce en una posible caída de demanda de crudo del país asiático.

El crudo WTI se vino abajo desde 65 a 59 dólares en la última semana.

2019 infernal

Sin los ingresos petroleros, la crisis venezolana se hace mucho más salvaje para 2019. El país se encuentra con apenas 25% de producción de alimentos contra la demanda interna, sin posibilidades de subir mientras la diatriba política existe entre todos los factores involucrados, las dos alas oficialistas y las dos opositoras en una especie de enfrentamiento de “todos contra todos”.

A la caída de ingresos por la vía petrolera se le suma el impago de deuda en que están Venezuela y Pdvsa: ambos acumulan al menos unos siete mil millones de dólares. Hay que agregar la deuda con China y Rusia, países que desarrollan una estrategia geopolítica en toda Latinoamérica.

Por una parte los chinos en materia económica se van haciendo lentamente del sector energético y minero de la región con inversiones que superan los 300 mil millones de dólares en los últimos tres años. Por otro lado los rusos mantienen una presión en lo político con apoyo a los factores izquierdistas y con campañas mediáticas a través de redes sociales.

La guerra interna

La situación económica se ve mucho más comprometida luego que el presidente Nicolás Maduro fracasara con la reconversión monetaria y no lograra establecer un sistema cambiario libre. A pesar de haber eliminado los ilícitos cambiarios, tampoco ha podido eliminar la distorsión económica con el precio de la gasolina, que genera pérdidas a la estatal petrolera por el orden de los 10 mil millones de dólares al año.

Dentro del chavismo/madurismo se desarrolla una pelea silenciosa y es que el sector que se beneficia del contrabando de gasolina no acepta cambios en el precio por temor a que se derrumbe todo el tinglado alrededor de la ilegal extracción, que genera pérdidas a Pdvsa, cuyas pérdidas las cubre el Banco Central de Venezuela (BCV) con emisión de dinero, el cual al aumentar la oferta monetaria se traduce en inflación.

Sin producción interna, con un sector privado que anuncia cierre de más empresas a finales de 2018, con una caída del ingreso petrolero y con un gobierno que sólo podrá seguir emitiendo bolívares, la hiperinflación promete ser peor que lo vivido en 2018.

La locura en la oposición

Desde el punto de vista político, del lado opositor se desata también un fuerte enfrentamiento que hasta ahora ha tenido como campo de batalla las redes sociales. Sectores económicos que han emigrado a Estados Unidos, que no coinciden con la dirigencia de los partidos políticos que controlan la Asamblea Nacional, mantienen campañas mediáticas que no permiten unificar las fuerzas políticas en el Parlamento.

Hasta ahora la comunidad internacional ha pedido unidad en la oposición para poder coordinar acciones, sin embargo los intereses políticos y económicos de los dos bandos en pugna alejan cualquier posibilidad de los factores externos en lograr soluciones a la crisis. La unidad en la Asamblea Nacional es requerida para poder establecer acuerdos y negociaciones con el chavismo/madurismo para encontrar soluciones a la crisis, como la renegociación de deuda.

 

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »