Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Pedro Morales: ¿Para cuándo el “black friday” en Venezuela?

Pedro Morales: ¿Para cuándo el “black friday” en Venezuela?

 

La única alternativa viable y ética que se dispone  es hacer lo que debe hacerse,  y de esta forma se acaban con los fantasmas de aquí, de allá y de todas partes: que impiden que los venezolanos podamos también tener la posibilidad en nuestro país de una versión autóctona del  “black friday” o “viernes negro”, en el sentido de adquirir productos de todo tipo a la par de un alto poder adquisitivo como fruto de una economía saludable  y sustentable.

Pero no se quiere entender por parte del gobierno y los “lideres” de la oposición, que gran parte del problema que padecemos se resuelve a través de una economía política relevante, pertinente y congruente y no haciendo prevalecer la  irracionalidad en la política e ideología. Porque todas las variables macroeconómicas otra vez tomaron el ritmo hacia lo negativo y no es por culpa de los aumentos salariales sino por haberse retardado con las medidas económicas relacionadas con el “Índice de Poder Adquisitivo Pertinente” (IPAP).

Rutina diaria de ajuste de precios:

Multiplique el precio venta “regulado” o “acordado” de cualquier artículo que escasea en Venezuela por el respectivo tipo de cambio  que rige a diario entre el peso colombiano y el soberano (el que se establece en la compra de la divisa por transferencia), obteniendo con esta simple operación matemática el precio equivalente en Colombia (Cúcuta). Esta situación es la que el gobierno venezolano se niega en aceptar y ponerle por tanto un coto definitivo… Recordar: “No es el dólar today sino el peso always el que realmente fija la pauta en el proceso de dolarización y megahiperestanflación en Venezuela”.

La “jugada” del negocio especulativo se mantiene:

El problema no es que se haya incrementado el precio de la gasolina en Colombia, la gran contrariedad es que en Venezuela no se paga nada por este combustible, el cual representa para algunos un regalo, para otros un medio de subsistencia,  pero para los que están en la “jugada” un negocio lucrativo con extraordinaria ganancia especulativa con costos monetarios irrisorios,  que incluso hasta podría favorecer actividades tanto ilícitas como legales…

No es el contrabando el que general la escasez:

Si se persiste a todo nivel gubernamental con la práctica errada de “atacar” las consecuencias y no las raíces del problema, sencillamente todo seguirá de mal en peor. En tal sentido y por  enésima vez lo expresamos, pero no es el contrabando el que genera la escasez de la gasolina o de cualquier bien y servicio de la canasta básica o alimentaria, sino todo se debe a la terca postura del ejecutivo nacional de mantener los precios rígidos, controlados, “acordados” o con subsidios regresivos, a sabiendas que tenemos una posición desventajosa con Colombia en lo que refiere al nivel de inflación, las reservas internacionales, el tipo de cambio y el sistema de precios flexibles que caracterizan su mercado real, cambiario y monetario.

Páguese entonces en Oro y/o Petro:

Se transcribe textualmente mensaje publicado el 19-11-2019 por parte del Ministerio del Poder Popular para la Comunicación e información a través de su cuenta twitter @Mippcivzla: “¡Pueblo, escúchame donde estés! los aguinaldos ahorrarlos en Oro y Petro, porque el oro nunca se deprecia, lo que hace es crecer. Y el Petro es una moneda digital de ahorro internacional”. Al respecto dos consideraciones:

1) Interesante la proposición,  por lo que podría entonces fundamentarse de una vez por todas, que se pueda instrumentar el pago del aumento salarial tal cual como está concebido en el artículo 91 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

2) Es de vital importancia transferir poder adquisitivo a los trabajadores decentes de Venezuela con el propósito de reactivar la demanda efectiva. Por tanto todos los esfuerzos concentrados en hacer cumplir el “salario constitucional” (artículo 91). Para ello se debe disponer de la inflación oficial, del valor real de la canasta básica y las opciones monetarias para instrumentar su ajuste y pago inmediato.

3) La propuesta de estructura salarial indexada junto con los demás beneficios laborales de absolutamente todos los trabajadores desde hace mucho tiempo se tiene a disposición, pero la cuestión es que ni el gobierno nacional, ni fapuv, ni la mayoría le han prestado la atención y consideración debida. La misma es viable según las condiciones del país, y está en plena concordancia con la aún vigente Carta Magna.

[email protected]

@tipsaldia

 

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »