Inicio > Interés > “Yo amo a mi país, pero no quiero volver”: La situación de los médicos cubanos en Brasil

“Yo amo a mi país, pero no quiero volver”: La situación de los médicos cubanos en Brasil

Cuba Reuters / Ueslei Marcelino

 

El médico general cubano Frank Rodríguez, de 35 años, trabaja desde hace 4 años en un hospital del municipio de Serra, en Espírito Santo. Rodríguez forma parte de una de las primeras clases de médicos cubanos que llegaron al estado por el programa Más Médicos. Pero el fin de la sociedad con Cuba en el programa puede obstaculizar los planes del profesional, que encontró en Brasil una oportunidad de reanudación

Por: Ana Beatriz Rosa | huffpostbrasil.com

El pasado miércoles, Rodríguez fue sorprendido cuando, en nota, el Ministerio de Salud de Cuba anunció el fin de la asociación, atribuyendo la decisión a declaraciones “despectivas y amenazadoras” del presidente electo Jair Bolsonaro (PSL). “Aún no se sabe cómo será el futuro de esos profesionales, pero la expectativa divulgada es que médicos cubanos dejen el país hasta el 31 de diciembre”.

El escenario preocupa a Rodríguez. Para él, el retorno a su país de origen no es una posibilidad. Vivir en Brasil no sólo logra ejercer su profesión, como constituyó una familia. “Yo amo a mi país, pero no quiero volver allí de manera obligatoria, ellos no pueden decidir por mí, ellos no preguntaron si yo quería quedarme en Brasil, y ellos tampoco me dejan hacer la prueba para revalidar el diploma”, afirma en una entrevista con HuffPost Brasil.

Contrariando al gobierno cubano, Rodríguez ingresó al proceso del Revalida (Examen Nacional de Revalidación de Diplomas Médicos Expedidos por Instituciones de Educación Superior Extranjera) como intento de permanecer en el país. Iniciado en 2017, el examen aún está en marcha y la segunda fase será que se celebrará el próximo sábado (17) y domingo (18).

“No tengo ninguna ayuda de la empresa estatal que cuida de mi contrato, sólo firmé el documento y eso es lo que tratan de prohibir a la gente hacer el Revalida porque es la única manera de mantener a la gente vinculada al gobierno cubano, y ellos tienen miedo de perder el contrato porque somos los empleados que están aportando una gran cantidad de dinero a Cuba “, argumenta Rodríguez.

Los documentos obtenidos por el reportaje de HuffPost Brasil comprueban que Cuba no permite que los profesionales del Más Médicos presten el examen mientras forman parte del programa. En el contrato firmado entre los profesionales y la empresa Comercializadora de Servicios Médicos Cubanos S.A (CSMC), estatal cubana responsable de la asociación, una de las cláusulas de obligaciones por parte del profesional se refiere al Revalida. Se lee: “No requerir exámenes de revalidación para el ejercicio de la profesión”.

El documento también afirma que prestar el examen del Revalida es una de las justificaciones para la quiebra de contrato y la desvinculación del programa (lea más sobre el contrato abajo).

Parte del contrato entre profesionales médicos cubanos y la empresa estatal.
Parte del contrato entre profesionales médicos cubanos y la empresa estatal.
Parte del contrato entre profesionales médicos cubanos y la empresa estatal.
Parte del contrato entre profesionales médicos cubanos y la empresa estatal.

“Con mi diploma revalidado no necesito más de ellos [del gobierno de Cuba]. Después de pasar la prueba, voy a poder dar entrada a las documentaciones y voy a tener derecho al CRM [registro en el Consejo Regional de Medicina necesario para ejercer la profesión en Brasil “Usted se queda igual al médico brasileño”, desabafa.

El miedo y los procesos de médicos contra Cuba

La doctora cubana Elza Vega Rodríguez (2da L) camina con su equipo brasileño de asistentes cerca del centro de salud donde trabajan, en la ciudad de Piaus, en el estado de Bahía, al noreste de Brasil, el 20 de noviembre de 2013. Les llamaron esclavos de un estado comunista cuando desembarcaron por primera vez, pero en los rincones más pobres de Brasil, la llegada de 5,400 médicos cubanos está siendo recibida como una bendición. El programa para llenar los vacíos en el sistema nacional de salud con médicos extranjeros, principalmente de Cuba, podría convertirse en un gran ganador de votos para la presidenta Dilma Rousseff, ya que espera un segundo mandato en las elecciones del próximo año a pesar de la feroz oposición de la clase médica de Brasil. Fotografía tomada el 20 de noviembre de 2013. A juego historia / Cuba Reurers / Ueslei Marcelino

 

La cubana Yanelis Miranda Herrera está en Brasil desde 2013 y pasó cerca de 2 años actuando como médica de la familia en el interior de Paraná. Actualmente, es considerada por Cuba una desertora. Eso porque, en 2016, Yanelis fue desconectada del programa Más Médicos después de haber procesado al gobierno cubano.

“En Cuba, firmamos el contrato y el documento deja claro que íbamos a ganar cerca de R $ 3 mil reales, pero nadie me explicó que los otros médicos extranjeros iban a ganar más de 10 mil reales, es esa la injusticia. que no se sabe de la mitad de lo que hace Cuba, ellos hablan de humanismo, pero mira lo que hacen con nosotros, es una esclavitud “, desabafa en una entrevista con HuffPost Brasil.

La médica fue una de las profesionales que entró en la justicia para recibir la totalidad del pago estipulado por el programa, de cerca de R $ 11 mil reales. De acuerdo con el contrato cubano, los profesionales reciben sólo el 30% del valor. El resto del importe se dirige a la estatal, que administra los valores junto al gobierno y reinvierte en servicios públicos en el país, como salud y educación.

Después del proceso, la cubana cuenta que tuvo su contrato suspendido y llegó a recibir un pasaje de avión para volver a su país de origen. Sin embargo, la perspectiva de regresar a una condición de vida precaria hizo que Yanelis preferir permanecer en Brasil, incluso impedida de ejercer su profesión.

Cubanos son contratados en régimen diferente

El acuerdo que permite la llegada de los profesionales cubanos es firmado con la Opas (Organización Panamericana de Salud), y no individualmente con cada médico que quiere venir a Brasil. Por eso, el valor total de la bolsa se paga a la Opas que repasa el valor para el Ministerio de Salud de Cuba y luego transfiere el 30% estipulado por el contrato a cada uno de los profesionales. En 2018 hubo reajuste y el valor de la bolsa es de R $ 11.865,60. En Cuba, todos los médicos son funcionarios públicos del Ministerio de Salud. El dinero que es retenido por el gobierno cubano es reinvestido en servicios públicos en el país.

“Yo trabajaba como médico de la familia en Cuba, pero decidí venir a Brasil porque no tengo condiciones de que alguien viva allí. Ellos no pagan por el turno, mi hijo no tenía oportunidad de futuro, no podía comprar ni el pollo de almuerzo para mi familia, y eso es porque yo era médica especializada, ¿quién aguantaría vivir allí? “, se pregunta. “Decidí que me quedaría aquí, aunque fuera ilegal, me sacaron del programa y me dijeron que iba a tener que quedarme 8 años sin pisar Cuba, que creen que pueden mandar en la gente, pero queremos ser libres.

Después de quedarse un año desempleado, Yanelis comenzó a trabajar como auxiliar de consultorio en una clínica de Curitiba, pero sueña con volver a ejercer su profesión.

“Es obvio que la gente trabaja en lo que surge, pero yo me conformé con el corazón también, es injusto ser médico y no poder trabajar, los brasileños necesitan atención adecuada, todo es injusto.

Los números del programa “Más Médicos”

Presupuesto: En 2017, el Ministerio de Salud de Brasil destinó R $ 3,1 mil millones para el Programa Más Médicos. Para 2018, la cifra es de R $ 3,3 mil millones.

Profesionales: En 2017, el Ministerio de Salud de Brasil abrió concurso para seleccionar brasileños para el programa: 6.285 se inscribieron para 2.320 vacantes disponibles. Sólo 1.626 aparecieron para trabajar. Alrededor del 30% de los profesionales dejaron sus puestos de trabajo antes de un año de servicio.

Actualmente, los médicos cubanos ocupan 8.332 de las 18.240 vacantes del programa. Ellos trabajan en 2.885 ciudades, siendo que 1.575 municipios sólo poseen cubanos atendiendo a la población.

Los cubanos son responsables del 75% de las atenciones a la población indígena en Brasil.

Así como para Yanelis, regresar a Cuba tampoco es una posibilidad para Rodríguez. El médico ya construyó una familia en Brasil y teme ser alejado de su esposa. “Yo quiero quedarme, no puedo volver a Cuba, porque si yo va allá no tengo ninguna garantía de que vuelva a Brasil y consiga quedarse con mi familia”, explica.

“No se sabe cómo se debe hacer la transición de los profesionales, pero la expectativa divulgada es que médicos cubanos dejen el país hasta el 31 de diciembre.

“El médico cubano nunca fue valorado”

El abogado André Santana Correa
El abogado André Santana Correa

El abogado brasileño André Santana Corrêa representa parte de los médicos cubanos en acciones en la Justicia Federal. Según él, los profesionales alegan falta de igualdad de condiciones en relación a los brasileños y otros extranjeros que participan del Más Médicos. Las principales cuestiones son la dificultad para renovar la participación en el programa y la disputa por el salario integral.

“Este acuerdo siempre vino cargado de premisas falsas, una vez que el médico cubano nunca tuvo el valor de su trabajo reconocido ni por Brasil, ni por Cuba. El tratamiento a los cubanos nunca fue isonómico: los médicos reciben cerca del 30% del salario total que se ha convertido en una de las más antiguas de la historia de la humanidad.

Con la salida de Cuba del acuerdo, la perspectiva de Correa es que los cubanos que deseen permanecer en Brasil tengan sus derechos reconocidos.

Lo que Bolsonaro dice sobre los médicos cubanos

El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, hace gestos durante una reunión con los gobernadores recién elegidos en Brasilia el 14 de noviembre de 2018. Foto de Sergio LIMA / AFP
El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, hace gestos durante una reunión con los gobernadores recién elegidos en Brasilia el 14 de noviembre de 2018. Foto de Sergio LIMA / AFP

En una rueda de prensa el pasado miércoles (14), Bolsonaro volvió a cuestionar la formación y la calidad de la atención prestada por los cubanos en la salud, pero ofreció asilo a los profesionales que quieran permanecer en el país.

“Es una falta de respeto con quienes reciben tratamiento por parte de esos cubanos, no tenemos ninguna comprobación de que ellos sean realmente médicos y estén aptos para desempeñar la función. Ustedes mismos, yo dudo que alguien quiera ser atendido por los cubanos”, dijo Bolsonaro. el programa no está suspendido, los profesionales de otros países pueden venir aquí, y a partir de enero, pretendemos dar una satisfacción a las poblaciones desasistidas, el cubano que pida asilo aquí va a poder quedarse “, agregó.

Para el médico cubano Frank Rodríguez, el discurso de Bolsonaro es preconcebido. “Yo siento un cierto prejuicio cuando habla, pero no es sólo en su discurso, yo soy un buen médico como cualquier otro. Tal vez, si yo hubiera hecho esta prueba al principio del programa, la gente no estaría cuestionando a los profesionales de Cuba “Tal vez fuera menor el prejuicio, no estoy huyendo de la prueba, ni mis colegas”, explica el médico.

Rodríguez dijo que la decisión del gobierno cubano no fue una sorpresa, pero el profesional esperaba que el final del programa ocurriera sólo en 2019. “Yo tenía esperanza de que el final del acuerdo fuese más adelante el año que viene, cuando Bolsonaro fuese presidente “La noticia no fue una sorpresa porque yo acompañaba lo que decía sobre los médicos cubanos en las elecciones, y él estaba muy claro, pero ahora tengo que correr para arreglar la documentación y revalidar mi diploma.

Los médicos formados en el exterior no pueden actuar en el país sin la aprobación en el Revalida, con excepción de aquellos que actúan en el “Más Médicos”, que no necesitan hacer el examen. En 2017, al juzgar acciones que cuestionaban el programa, el STF (Supremo Tribunal Federal) validó el programa y mantuvo la dispensa del Revalida en los contratos de hasta 3 años.

De acuerdo con la ley que reglamenta el proyecto, no hay necesidad debido al carácter emergente de la salud pública en el país. Sin embargo, para los profesionales que deseen renovar la permanencia en el programa, el Revalida es necesario. “Los médicos brasileños que se formaron en el exterior no necesitan revalidar el diploma para actuar en el programa, sería injusticia exigir sólo a los cubanos”, argumenta el abogado André Corrêa.

 

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »