Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Aníbal Sánchez continúa su campaña “El voto como herramienta”

Aníbal Sánchez continúa su campaña “El voto como herramienta”

 

El instrumento de la democracia para elegir, en la actualidad  “sirve para consolidar una mayoría, movilizada, organizada y activada en función de un cambio”

Con anterioridad el Analista Politico y Consultor Electoral Aníbal Sánchez Ismayel habría alertado sobre: “la necesidad de reinstitucionalizar el voto en venezuela” reconociendo el reto de esta tarea cuando el elector ha sido condicionado bajo la premisa “En Venezuela no hay democracia” esta afirmación conjuntamente con las medidas de control social en sectores identificados ha servido para una operación de desmontaje  “las grandes movilizaciones sociales en venezuela en los últimos cinco años ha llevado el llamado a consultas libres y democráticas (en otra palabra elecciones) ahora es preocupante que un sector opositor se haga eco de lo que es una estrategia psicológica” solo desmontable con mayor política social, donde el saldo de números de votos no sea necesario número de cargos electos, sino al contrario Electores Activados y Organizados.

“No entraré en diatribas sobre la definición de este tipo de gobierno” que dista de las definiciones del término ‘Democracia’ que dictan en las ciencias políticas; debe ser algo más que elecciones, es el régimen de libertades, respeto a los Derechos y Principios; es una forma de gobierno con instituciones fuertes y autónomas; “donde el pueblo vota para elegir, pero en un proceso donde los participantes tienen las mismas oportunidades y donde aquellos que detestan el poder puedan perderlo” de ahí el valor coercitivo del sufragio, explicó.-

El sufragio en Venezuela más allá de perder sus características básicas “de ser ejercido en forma Libre Universal Directa y Secreta” según contempla la declaración de Derechos Humanos (ONU) y el pacto de San José en sus artículos 21 y 23, e incorporado en la Constitución Nacional en el Artículo 63.  El sufragio a adquirido otras connotaciones  debido a las tensiones políticas, “algunos piensa que es una herramienta que atornillar un régimen autoritario; otros creen posible derrotarlo en comicios y que este acepte compartir poder” Sánchez habla de otra postura frente al voto: “como herramienta motivadora, organizadora, movilizadora y de transformación” lo que permite desarrollar tejido social en función de políticas de cambio.

No es solo el mensaje vacío de defender espacios, cuando se cuestionan gestiones, o el de “El Voto Es Un Derecho” lo cual es indiscutible precisamente cuando se lucha por el respeto o logro de los mismos. “En el sentido pragmático de la lucha este 09 de Diciembre se eligen 2.459 Concejales entre unos 13 mil candidatos que a su vez son líderes locales, o comunitarios; no es todo un ejército de activistas distribuidos geográficamente con arraigo y posibilidad de articular políticas con vecinos” una oportunidad más qué pasa frente a los ojos del mundo opositor.-

“De ahí que no debemos catalogar de colaboracionistas a los que participan si lo hacen conscientes de sus riesgos y limitaciones; siempre y cuando estén enmarcados dentro de una estrategia política”.   Tanto los llamados a Abstención aún estando catalogados como ilícitos están presentes; así como “la intención de crearse una ruta electoral viciada, en medio de la conmoción social,  la desmovilización partidista y la crisis política opositora”.

El voto bajo coacción “presión” resulta constante en regímenes de corte totalitarios y adquiere fuerza en situaciones de crisis  o conflictividad socio-económica. Adquiriendo mayor deslegitimación de cara a la comunidad internacional, y ante los ojos de opositores que demandan apertura democrática; pero no así en la esfera social interna.

“En este escenarios unas elecciones resultan en  exposición irreal de apoyo al régimen o grupo; descubriendo críticos y oportunistas; Su debilidad está en el surgimiento de nuevos actores capaces de organizar y movilizar voluntades en función de un proyecto más allá del número de cargos a obtener” lo que define una sociedad democrática no es si se vota o no, sino si el voto produce una redistribución del poder.

 

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »