Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Arturo Molina: Dios se apiade de ellos

Arturo Molina: Dios se apiade de ellos

 

Oír y leer a ciudadanos de otros países opinando e informando sobre lo que acontece en Venezuela, es revisar con tristeza la realidad que la rodea en la actualidad bajo el amparo del socialismo siglo XXI. Destaca por ser el país con mayor auxilio al crimen internacional, terrorismo, contrabando y narcotráfico, tal como lo señalan en INSIGHT CRIME. El lavado de dinero es estremecedor, y se ventila con tal naturalidad por el sector oficialista, que hay quienes señalan el comienzo de la aparición del dinero extraído del tesoro nacional, y cuyo destino era desconocido.

El arsenal contra la corrupción direccionado por el gobierno norteamericano contra figuras del mal llamado socialismo siglo XXI, ha generado carrera contra el tiempo en sus representantes, quienes desesperados recurren a la archi conocida estrategia de distraer a los vecinos con señalamientos de magnicidio o acusaciones contra sus adversarios políticos, para tapar la ola que se les viene encima con eso que se denomina justicia y que ellos burlan a placer en suelo venezolano.

El régimen del socialismo siglo XXI ha jugado adentro a su gusto, pero la pretensión de burlar los mecanismos de control en otras latitudes no les ha salido bien. Han distribuido el territorio nacional a sus pares ideológicos extranjeros conformados por grupos irregulares, para que controlen vastos sectores ya no solo del lado de la frontera, sino de ciudades, caseríos, zonas de reserva de recursos naturales no renovables, entregando la soberanía nacional a cambio de apoyos miserables que les permita mantenerse aferrados al poder, y continuar con el desmadre a la nación.

El asesinato a mansalva de funcionarios de las fuerzas armadas nacionales de manos de esos irregulares y las declaraciones de altos representantes del régimen en dirección de protegerles, es la suma del asqueo e inmoralidad de quienes aplauden el saqueo al erario público y dan la espalda a la defensa de la nación y sus ciudadanos, al dejarlos a merced del hampa y el terrorismo como mecanismo de coacción y sumisión ante el déspota.

El régimen del socialismo siglo XXI ha destrozado los hogares de los venezolanos, auspiciado el hambre, miseria, muerte, escasez y la diáspora galopante. Genera el quiebre del salario de los trabajadores, crea impuestos descomunales, y favorece la inflación en conjunto con la especulación. Beneficia la expropiación para robar el trabajo de otro. Mutila y humilla al disidente y el sector privado.

Los ciudadanos venezolanos tienen responsabilidad en el destino del país, su participación es fundamental en el escenario de la lucha constitucional para salir del régimen y establecer gobierno de transición que permita la elección de representantes gubernamentales ajustados a la defensa del sistema de libertades. Las vivencias o experiencias dejadas por los representantes del socialismo del siglo XXI deben servir de apoyo para evitar entrar en terreno desconocido, pero tampoco debe ser espacio para los que utilizan y manipulan con la necesidad, en procura de beneficio particular. La sociedad es un todo, diversa, plural, de contraste, pero con un mismo propósito.

El socialismo siglo XXI demostró ser perverso, irracional, de desmedida ambición, cargado de aduladores, oportunistas e improvisados, y se encuentra al filo de la justicia. Dios se apiade de ellos.

[email protected]

 

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »