Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > José Ángel Borrego: Teoría del Caos (En Venezuela)

José Ángel Borrego: Teoría del Caos (En Venezuela)

 

Ilya Progogine, científico químico laureado con un Nobel, aunque nacido en Rusia se hizo belga y vivió su mejor etapa en Estados Unidos. Fue el expositor de la Teoría del Caos sustentada, según él, en que “la realidad es una mezcla de desorden y orden, y que el universo funciona de tal modo que del caos nacen nuevas estructuras, llamadas estructuras disipativas con sistemas complejos muy alejados del equilibrio, lo que desemboca en un proceso irreversible. A partir de ahí, lo único que ocurre es la degradación de esa energía.”. (Cualquier similitud que se le ocurra es válida)

Revisando las notas de Progogine observamos un símil nada casual entre esa teoría y lo que acontece en Venezuela y no lo es porque la presión social no cesa generándose múltiples protestas diarias por combustión espontánea lo que debió compulsar la expulsión del régimen que aunque tan reprobado pareciera atornillarse más mientras el liderazgo es solo virtual opositor. De allí que no sea casuística la degradación de la energía del país como entidad opuesta que se frustra porque “estructuras disipativas” (diseñadas por alguien) instan al gobierno a ejercer represión fríamente calculada y variopinta en esa “mezcla de desorden y orden” que observamos estupefactos, inermes, desorientados y manipulados por la agenda oficial y los espejitos que desvían lo sustancioso hacia la migaja.

Estamos conscientes amigo lector de que esto es complejo y escapa a la mente roma de nuestros gobernantes, pero no así al bagaje terrorífico de quienes lo asesoran. El percutor de esta vorágine disipativa estuvo en la negociación aceptada por líderes de la MUD para buscar un acuerdo en Santo Domingo luego de 4 meses de enfrentamientos en las calles entre el descontento y los organismos represivos del Estado. Después de 120 días que dejaron igual número de fallecidos la cuerda se tensó amenazante y factores proveídos de mucho dinero, aparentemente financiados por Raúl Gorrín quien había adquirido un banco en Santo Domingo (¡ qué casualidad..!) hacen la “mezcla desorden-orden”, generosamente rociada con “boyancia” exquisita y billete verde. Ese fue el final de la VI República que permitió al gobierno crear sistemas alternos como su constituyente y varias elecciones írritas producto de la debilidad que degradó la energía de la MUD y la invalidó como interlocutor válido del País Opositor.

Aceptamos que esta perorata es un tanto enrevesada pero si se lee con detenimiento podrá observarse que todo encaja en la Teoría de Progogine aunque el eminente científico no haya pensado en Venezuela a la hora de extraer tales conclusiones. Somos víctimas de un laboratorio de consultores extranjeros (cubanos, dicen) que exploran toda posibilidad para mantener a Maduro en el gobierno. De manera que no debe extrañarnos que hayan adentrado sus tentáculos en cuanta hipótesis contenga una partícula útil a sus propósitos. ¿Qué toca? Diseñar un Organigrama Político novedoso (lo cual es posible) para derrotar, primero, la incertidumbre y la resignación y luego reencontrarnos con un liderazgo al menos renovado. En caso contrario, persignarnos para que Dios nos agarre confesados. (Hablaremos luego del Frente Amplio)

 

 

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »