Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Carlos Sainz Muñoz: Servicios mínimos indispensables

Carlos Sainz Muñoz: Servicios mínimos indispensables

 

Siendo el Derecho del Trabajo el más social de los derechos y el bien jurídico tutelado de rango constitucional, es lograr mantener y defender la justicia social como reivindicación de los derechos y beneficios de la clase trabajadora, y por ende la paz laboral entre las relaciones laborales de los patronos(as) y los trabajadores y trabajadoras de conformidad con las garantías y principios de la Constitución humanista vigente.

A todo evento en las relaciones de trabajo se pueden presentar divergencias sobre las condiciones de tiempo, modo, lugar o de la violación de las cláusulas de la convención colectiva. Al no poder ser solucionadas por vía conciliatoria y mediación, surgen los conflictos colectivos de trabajo que se han rechazado, y para su solución hace falta un arbitraje laboral agotando las vías mencionadas. Los trabajadores tienen el derecho del ejercicio constitucional de la huelga que está garantizada por la Constitución.

Se entiende por huelga el último recurso de los trabajadores y trabajadoras necesario para la suspensión colectiva concertada de las labores a fin de solucionar un conflicto colectivo de trabajo. Según la Ley Orgánica del Trabajo los Trabajadores y las Trabajadoras (LOTTT) para que ejerzan su derecho a la huelga deben presentar un pliego de peticiones, donde se fijen los servicios mínimos indispensables y obligatorios en los servicios públicos; y que hayan transcurrido por lo menos las 120 horas desde la presentación del pliego de peticiones.

A los efectos mencionados se consideran como servicios mínimos indispensables de mantenimiento y seguridad, la conservación de maquinarias cuya paralización perjudicaría la reanudación de las labores y la solución del conflicto e igualmente la seguridad y conservación de los lugares de trabajo. La producción de bienes y servicios cuya paralización cause daños a la población.

Los servicios mínimos indispensables de los trabajadores y su sindicato deben fijarlos en el pliego de peticiones que deben presentar a la Inspectoría del Trabajo. El sindicato aspira un número mayor necesario para poder cumplir con los servicios mínimos; por el contrario los patronos(as) interesados aspiran a número menor que lo propuesto por el sindicato, en todo caso, las partes deben lograr un acuerdo, en caso contrario la Inspectoría mediará para lograr el consenso.

Los servicios mínimos indispensables tienen como bien jurídico tutelado el lograr la solución del conflicto con la finalización de la huelga los trabajadores y trabajadoras esperando que se reincorporen con toda normalidad a sus labores con acuerdos inspirados en la justicia social.

@laborasainz

 

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »