Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Levy Benshimol: Hoy, doblan de dolor las campanas, por el cierre de E Nacional impreso

Levy Benshimol: Hoy, doblan de dolor las campanas, por el cierre de E Nacional impreso

 

Hoy,  doblan de dolor   las campanas de la Libertad de Expresión, de Información y Libertad de  Prensa, por el cierre  de El Nacional impreso indicando en su  tañer  la máxima tristeza , que después de 75 años, cuatro meses y 10 días,  El Nacional impreso dejaba  de cumplir con su  misión de mantener  al pueblo debidamente informado.

Hoy,  las campanas redoblan de dolor, por háblese violentado la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en sus artículos, 57,58, 337, al aplicársele  censura al  El Nacional, al impedírsele  la salida de circulación de su edición impresa. Hoy las campanas tocan de dolor, al dejar en calle, y sin empleo, a peridotitas, fotógrafos, empleados administrativos, trabajadores de planta y taller, quiosqueros, repetidores, proveedores directos y otras tantas personas. Hoy, las campanas suenan de abatimiento, cuando   sus lectores  no podrán  tener la publicación impresa de El Nacional, en sus manos.

Hoy las campanas repiquetean con malestar, por el pueblo  al no tener noticias oportunas, veraces y plurales, sobre “La   Madre de la Batalla”, que el Canciller anuncia,   ni conocer de parte de algún voceros del gobierno,  el despegue  tan rápido de los aviones rusos, sin haber participado en las maniobras militares conjuntas  notificadas y mucho menos sabremos si los rusos,  van aceptar el Petro como moneda  de pago, no  nos enteráremos si habrá luz, agua, gas, medicinas, harina pan, en cuantos BsS,  estarán costando  los huevos la carne, el pan,  si alcanzaron los perniles navideños,   si el “Bono Hallaquero” sirvió para hacer las   hallacas, si  los pensionados han ahorrado en Petro, si la inversión  multimillonaria en Bolívares Soberanos aumentará la decaída producción petrolera,   si los chinos, por fin darán los reales en préstamo,   como tampoco estaremos  avisados    de las noticias internacionales sobre los derechos Humanos, la ruptura de relaciones diplomáticas, las sanciones que le  seguirán  imponiéndose a nivel internacional a venezolanos. En fin esas  y otras tantas noticias   de interés ciudadano, que no tendremos la oportunidad  de las leernos en el diario impreso.

Hoy las campanas golpean el malestar, de quienes por mucho tiempo, han sido articulistas, columnistas, caricaturistas, de la página de opinión de El Nacional, ya que  ahora su libertad de expresarse  libremente sus pensamientos, ideas, opiniones,   no podrán   ser leídas   a través El Nacional impreso,  ya que este medio al no circular de manera impresase leha   aplicado censura, acción esta que ni siquiera en la dictadura del Marco Pérez Jiménez, sufrió de tan desagradable  figura y  es hoy en la democracia de la V República, cuando se le  aplica  tal procedimiento para acallar las voces de la disidencia política, económica y social, mediante el procedimiento mercantil de no venderle papel..

Hoy las campanas de dolor tamborilean,  la historia del diario El Nacional, ya que nace hace 75 años con la Visión de ser el Medio de Información, innovador, defensor de la Libertad de Prensa, de la democracia participativa, de ser instrumento de progreso y desarrollo, entre otras virtudes y tener  la  misión de Informar debidamente al pueblo. El Nacional, las ha cumplido a pesar de situaciones conflictivas, dificultosas, penosas, difíciles  como en  los años de la dictadura de Maracos Pérez Jiménez, como la del  boicot publicitario que en los años 60 sufrió y  su más dura prueba de subsistencia   han  sido estos  últimos 15  años, impuesto   por la empresa estatal Maniero, al no venderle papel, y obligarlo a reducir sus página y por ende  hoy al dejar de circular.

Hoy las campanas remachan, de dolor   el  apoyo que su Editor, le dio al proceso revolucionario, de Hugo Chávez Frías, al abriles sus páginas, y  darle  la oportunidad para que personeros de su causa, tuvieran un medio abierto para informar y opinar, pero El Nacional, no por ese motivo  dejo de ser un medio combativo, batallador, luchador,  defensor de la Democracia participativa y protagónica,  plural, probidades estas   natas de un medio de comunicación social,  que en  su debida oportunidad no gustaron a personeros del  gobierno, colocando a El Nacional, como prensa opositora, obstaculizándole todas las formas y maneras económica, políticas y profesionales   para que no cumpliera a cabalidad   con  los principios de defender la  Libertad de Expresión, la Libertad Información y de la Libertad de Prensa.

Hoy doblan las campanas de la indignación, por  el arrebato que a nosotros los Comunicadores Sociales, se no ha hecho de no tener El Nacional impreso como medio de  ejercer nuestras funciones  como profesionales de la comunicación social comprometidos con el derecho que tener pueblo de  estar debidamente informado.

 

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »