Inicio > Opinión > José Machillanda: Luces y valentía …. para el #10E

José Machillanda: Luces y valentía …. para el #10E

 

Luces y valentía, serán las virtudes éticos-políticas que requerirá la mayoría democrática de Venezuela a partir del 10E, para exigir lo ya reclamado políticamente a la tiranía de Nicolás Maduro el 16 de julio de 2017 y el 20 de mayo de 2018, cuando en una acción de Resistencia Civil desobedecieron al régimen tirano. A partir del 10E la sociedad política como un todo, ejercerá su derecho político según lo establece el artículo 333 de la Constitución vigente, cuando por vía de la teoría del Estatuto como Reglamento o pequeña Constitución u Ordenanza, el Presidente de la Asamblea Nacional podrá dirigir los destinos de la República, sin confusión para reinstalar el Orden Social, que de manera primitiva y violenta no garantiza hoy el régimen de Nicolás Maduro en lo referido al bienestar de la sociedad venezolana.

Luces y valentía representados por la Asamblea Nacional, que con su poder originario confrontara la dictadura y el autoritarismo militarista de Padrino López y su cúpula, que accionan como Partido Político en Armas, en respaldo de Nicolás Maduro quien tendrá especial cuidado de no intentar violar de nuevo la Constitución amparado por los comisarios del Castro-chavismo defensores de la tiranía en Venezuela. Autocracia militarista responsable por la Sociedad Ahuecada que ha degenerado en Calamidad Político Social impulsando la diáspora de las clases C, D, E y F con dos impactos: el reclamo para que surja un Liderazgo Político Emergente en Venezuela y la amenaza de Venezuela en el Hemisferio Occidental.

A partir del 10E el demócrata venezolano en un esfuerzo de Participación Política Contendiente se abrazará al Estatuto que proclame la Asamblea Nacional, única institución con legitimidad de origen responsable por el momento histórico del 10E, en el cual tendrá que hacer valer el contenido del artículo 333 de la Constitución vigente. La Participación Política Contendiente del ciudadano será la respuesta política, pero además, será el deber sagrado y el derecho legitimo de cada demócrata para defender la Constitución como súper ley violada, ofendida y despreciada por una tiranía que se mantiene mediante la manipulación, persecución y corrupción exponencial…ya intolerables.

Claridad política, resplandor en la Resistencia Civil y brillo en las acciones de masas, serán las características de la Participación Política Contendiente alrededor del Estatuto a partir del 10E, cuando regirá este crítico proceso en el país. Se trata de hacer valer la Constitución en su artículo 333 en la convicción de que es impostergable el cambio y enjuiciamiento del régimen responsable y culpable de la tiranía más dolorosa, sufrida por la nación venezolana. La voluntad de la Resistencia Civil como mayoría democrática estará presente y será apoyo y soporte, en los esfuerzos de un nuevo orden social, responsabilidad de la ciudadanía democrática.

La claridad política, la firme Resistencia Civil y el apoyo de la masa de venezolanos demócratas, conducirán y apoyaran el cambio de un régimen tiránico arbitrario, mentiroso y cobarde que violo sistemáticamente la Constitución desde el 20 de octubre de 2016, cuando decidió que los venezolanos no podían ir a un Referéndum Revocatorio. Desde allí y luego el 4 de noviembre cuando Nicolás Maduro declaró en Miraflores “que no entrarían ni con votos ni con balas a Miraflores”, desde entonces, la tiranía había consolido un Estado Polémico, primitivo y cobarde que después del 20 de mayo de 2018 y la abstención del 82% lo cual habla de su rechazo, tendrá que ajustarse obligatoriamente cumpliendo con la Constitución según el artículo 333 a la Teoría del Estatuto.

El Estatuto como ley posiblemente será negado y tratara de violentarlo el régimen primitivo de Nicolás Maduro, no comprenderá ni aceptará que el Estatuto es una ley, ordenanza y/o reglamento que accionara a partir del 10E como Constitución, según el artículo 333 y tratara de desconocer su ordenamiento obligatorio. Será entonces, cuando los venezolanos todos en defensa de la Constitución estaremos obligados a valorar el pacto democrático venezolano. Ese pacto obliga a la ética y a la moral ciudadana junto a la dirección civilista de la Asamblea Nacional, para construir uno de los momentos políticos históricos fundamentales del derecho Constitucional y de la ética política del venezolano

La claridad política y la firme Resistencia Civil de los demócratas, son los actores únicos y por excelencia en el sistema política venezolano a partir del 10E, por cuanto mostraran al ciudadano agrupado y cumpliendo lo previsto en el artículo 333, expresándose como una gran fuerza política para el cambio y el nacimiento de un Nuevo Orden Social. Será entonces la sociedad política que enfrentara como cuerpo asociado a la democracia a esta barbarie de 20 años, de la cual ningún demócrata no podrá excluirse en este crítico y valioso momento histórico , por cuanto el mismo decidirá la Nación Democrática que somos los venezolanos…aún en contra del Estado Cuartel.

La claridad y valentía como voluntad común del venezolano para derrotar al Estado Cuartel del Castro-chavismo o revolución bonita, será la voluntad nacional democrática como energía política para reinstalar la democracia. Serán los demócratas que junto a la razón política y la búsqueda de la justicia detendrán al militarismo, a la corrupción, además de la incapacidad del gobierno que todavía pudiera tener arresto para intentar contener el gentilicio del ciudadano demócrata venezolano. Pero, la razón como fuerza motivará que hasta el ciudadano indeciso comprenda que ya los venezolanos están hartos de tanta desgracia y vergüenza política, como los que tienen que dejar el poder político después del 10E.

@JMachillandaP

 

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »