Inicio > Economía > El polémico acuerdo entre Pdvsa y Erepla no cumple con el legado de Chávez

El polémico acuerdo entre Pdvsa y Erepla no cumple con el legado de Chávez

 

En días pasados trascendió que Petróleos de Venezuela S.A. (Pdvsa) firmó un acuerdo con la empresa estadounidense Erepla Sercvices LLC para reactivar la producción de crudo que cayó en noviembre a 1,13 millones de barriles por día según la OPEP, la cifra más baja en los últimos 30 años.

De acuerdo con Reuters, la compañía explicó en un comunicado que invertirá una suma de USD 500 millones para operar en los campos Tía Juana Lago y Rosa Mediano, ubicados en Zulia, y en Ayacucho 5, en la Faja Petrolífera del Orinoco, por 25 años y una renovación de hasta 15 años más.

Sin embargo, Erepla aún no cuenta con el permiso para negociar con Venezuela debido a las sanciones impuestas por Estados Unidos, las cuales, impiden a personas naturales o jurídicas con ciudadanía norteamericana entablar relaciones comerciales con el Gobierno venezolano.

De acuerdo con un vocero de la empresa, esta solicitó a la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro una licencia que les permita concretar el acuerdo con la estatal petrolera, pero se desconoce el estatus del trámite que, de ser aprobado, permitiría a la extranjera operar en los mencionados campos bajo la figura de contrato de servicios, que anteriormente se conocía como convenios operativos.

Un contrato polémico

Esta modalidad, que fue la utilizada durante la Cuarta República, fue eliminada por el fallecido presidente Hugo Chávez, quien aseguraba que mantenía un monopolio de empresas extranjeras las que manejaban las ventas de crudo y sus derivados y generaba enormes pérdidas para el Estado, además de fomentar la corrupción en la entrega de concesiones para operar en los campos venezolanos.

Los contratos de servicios fueron retomados desde la estatal el pasado mes de agosto, cuando el presidente de la república, Nicolás Maduro, dio a conocer públicamente que siete de 14 acuerdos de este tipo fueron firmados con empresas nacionales e internacionales como parte del plan recuperación económica.

“Logramos una fórmula digna de estudio, hemos firmado los primeros 7 acuerdos de un total de 14 que están en proceso de consolidación. Mi llamado es a los inversionistas, tenemos las puertas abiertas para relaciones ganar/ganar en el ámbito petrolero”, dijo entonces Maduro.

Según una publicación de la Vicepresidencia sobre la negociación, “el Acuerdo de Servicio Conjunto establece, entre otros aspectos, el control de Pdvsa sobre todas las actividades primarias de la Industria, especialmente en la comercialización del crudo, respetando así lo dispuesto en la Ley Orgánica de Hidrocarburos”.

Sin embargo, Erepla señaló en su comunicado que con el contrato se le otorga “la administración diaria de la producción, comercialización y exportación de petróleo producido bajo este acuerdo”, lo que contradice la información provista por el Gobierno y viola las leyes vigentes.

Otro de los puntos que llama la atención, es que el 21 de diciembre Pdvsa firmó otro contrato con Erepla Trading, una compañía de Erepla Services, en el que se estipuló la comercialización exclusiva de crudoproducido en los campos Tía Juana y Rosa Mediano por los próximos 25 años y una extensión automática por 15 años más a la extranjera.

El acuerdo de Erepla con Pdvsa se basa en modelos internacionales aceptados, diferentes a los utilizados en las últimas dos décadas, lo que fomentó la corrupción y la mala gestión sin precedentes en todos los niveles dentro de la estructura corporativa de Pdvsa. Debido a esta corrupción, la otrora gran Pdvsa se ha deteriorado hasta convertirse en un caparazón y dejó que el mayor activo de los estados venezolanos permaneciera inactivo mientras su economía se había reducido a la nada. 

Parte del comunicado de Erepla publicado el 7 de enero. 

La consultora Argus Media, una de las primeras en revelar la negociación y que tuvo acceso a los documentos, advirtió que los términos y condiciones son “inusualmente favorables” para las estadounidenses. Erepla Trading podrá enviar petróleo a los EE.UU., Europa y Asia, a excepción de China, país al que el envío debe ser de mutuo acuerdo con Pdvsa, según su conveniencia.

Los ingresos de la comercialización del crudo serán tomados como parte de los costos de operación de ambos campos y serán depositados en cuentas de bancos extranjeros y no en entidades venezolanas. Otras de las condiciones que favorece a Erepla es la exoneración del cumplimiento de las leyes laborales y de contenido local, es decir, que la compañía podrá adquirir trabajadores y equipos importados por su cuenta.

Asimismo, Erepla también está exenta del pago de las regalías petroleras. De acuerdo con el artículo 44 de la Ley Orgánica de Hidrocarburos“de los volúmenes de hidrocarburos extraídos de cualquier yacimiento, el Estado tiene derecho a una participación de 30%”, pero la estadounidense no cancelará el arancel correspondiente por explotar los hidrocarburos del suelo venezolano y Pdvsa deberá reponerlo a la hora de rendir cuentas ante la Tesorería Nacional.

De dudosa procedencia

Sin embargo, esto no es lo único que ha hecho sonar las alarmas de los expertos en materia petrolera y es que Erepla, además, es una empresa constituida hace apenas un par de meses, en Delaware, EE.UU., y no cuenta con experiencia en el campo de la exploración y explotación de crudo.

Según Argus, fue Ali Hasan Rahman, abogado y asesor legal de larga data de Global Oil Management Group, quien firmó ambos contratos con Pdvsa. Esta firma, dedicada al transporte y comercio de asfalto, es dirigida por Harry Sargeant, un magnate estadounidense que ha hecho importantes donaciones al Partido Republicano de Florida, en el que incluso fungió como presidente de finanzas hasta 2009.

El expresidente de la estatal de petróleos, Rafael Ramírez, reveló en una publicación en su blog que el multimillonario es uno de los accionistas de Erepla a través de su compañía Sargeant Marine, la cual era la que tenía el monopolio de la comercialización del asfalto en Pdvsa antes de que llegara Chávez al poder. Un vocero de Erepla confirmó esta información a Reuters.

Manuel Quevedo, actual titular de la petrolera nacional, dijo en agosto pasado, cuando se firmaron los primeros siete contratos bajo la modalidad de contrato de servicios, que estos formaban parte del comienzo de una “nueva era dentro de Pdvsa”, con la que se espera aumentar la producción con “un nuevo modelo, un nuevo concepto”, dejando atrás la línea del fallecido líder de la revolución

“Una era de construcción, basada en el trabajo de equipo, con mucha moral, para incrementar la producción petrolera en un nuevo modelo, un nuevo concepto”. 

Manuel Quevedo durante la firma del acuerdo de servicio conjunto  en agosto de 2018.

 

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »