Inicio > Economía > En el Fondo Monetario Internacional se alistan para la salida de Maduro del poder

En el Fondo Monetario Internacional se alistan para la salida de Maduro del poder

 

Ya no es solamente un informe de Barclays que asegura que la transición en Venezuela podría iniciarse, más tardar, en el primer trimestre del año 2019. Ahora también el Fondo Monetario Internacional (FMI) se anticipa a la salida de Nicolás Maduro del poder, un tirano que se reeligió en mayo de 2018 en un dudoso proceso comicial que ni la oposición ni la comunidad internacional reconocen. Todo apunta a que la cúpula de Caracas terminará atrincherándose en el Palacio de Miraflores hasta las últimas consecuencias.

ElCooperante

“El Fondo Monetario Internacional espera que el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela caiga en poco tiempo como resultado de las sanciones de Estados Unidos y su exclusión de los mercados petroleros mundiales, según un funcionario familiarizado con el tema”, señala una nota firmada por Patrick Donahue para Bloomberg.

“El funcionario ya está trabajando discretamente para prepararse para ayudar con un paquete de ayuda financiera masiva que se necesitará para ayudar a que el país se recupere una vez que el régimen de Maduro se haya ido”, añadió Donahue.

Estados Unidos ha iniciado un programa de ayuda humanitaria por solicitud del presidente interino, Juan Guaidó, que según el líder de la oposición venezolana, entrará al país el próximo 23 de febrero, aunque no han revelado la estrategia que utilizarán para ello, pues Maduro ha dicho que Venezuela “no es un país de mendigos” y que la ayuda es una excusa “para una invasión militar”.

Funcionarios del Gobierno de Donald Trump, sin embargo, acotaron recientemente que no harían uso de la fuerza para intentar hacer llegar el cargamento al país, que atraviesa una difícil situación económica que incluye una hiperinflación para el 2019 de al menos 10 millones por ciento, según estimaciones del Fondo Monetario Internacional.

Guaidó ha logrado unificar a la oposición en torno al cese de la usurpación, la transición y elecciones libres, recuperando además un músculo en la calle que la disidencia había perdido tras las protestas del año 2017, que dejaron centenar y medio de muertos, además de miles de heridos y presos.

En una nota de El Cooperante titulada “Esta es la próxima batalla de Juan Guaidó contra Nicolás Maduro“, explicamos que “el factor clave que empujaría la salida de Maduro es el militar. Un quiebre de la Fuerza Armada. Este dato falta y es fundamental. Hay conversaciones con altos funcionarios del estamento armado, ha dicho Guaidó. Y las tiene. En verdad las tiene. De otro modo no hubiera asumido el interinato (…) Y allí es cuando entra de nuevo, el reto de Guaidó, que es uno solo en ese sentido: mantener a la oposición unida y la calle con suficiente músculo, pues Nicolás Maduro está dispuesto a dar la pelea hasta las últimas de las consecuencias. Lo dijo una fuente: está dispuesto a atrincherarse. Y cuando los dictadores se atrincheran, cualquier cosa puede ocurrir”.

Será el próximo 23 de febrero cuando el vigoroso movimiento nacional e internacional que ha logrado amalgamar Juan Guaidó en torno al plan del cese de la usurpación atravesará una difícil prueba con el ingreso de la ayuda humanitaria. Y pondrá a prueba a la Fuerza Armada, cuyo generalato ha jurado una docena de veces en lo que va de año su lealtad a Maduro. De la integridad del estamento militar dependerá ese inicio de la transición para el cual se alista el funcionario del FMI citado por Donahue para Bloomberg,

 

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »