Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Edgard Romero Nava: Tortuosas jubilaciones

Edgard Romero Nava: Tortuosas jubilaciones

 

El sistema de seguridad social, que es obligatorio, fue creado con la obligación de contribuir en pagos mensuales, tanto por parte del trabajador, beneficiario, como de su empleador, dirigido a cubrir la atención médica, maternidad, el paro forzoso y la jubilación. Existiendo aún poblaciones de Venezuela donde el SSO no tiene hospitales, ni facilidades médicas, pero por ser obligatorio, recibe los pagos de los empresarios, obligados a contribuir y retener la parte del salario del trabajador.

Las cotizaciones, al momento de su pago, son al valor adquisitivo de la moneda, p.e. las contribuciones, hasta al año 83, equivalían a 4.30 por dólar. A ser manejada la administración del SSO, y sus fondos, por los designados por el gobierno de turno, se distorsionó y dilapidó, el fondo de pensiones. Permanentemente se le metía mano, en vez de mantenerlo invertido en monedas fuertes. Recordemos su utilización en el gobierno del presidente Lusinchi, para construir la Urbanización Juan Pablo II.

Hoy es vergonzoso, observar largas colas, frente a diferentes instituciones bancarias, al sol, colas de personas de la tercera edad, esperando para recibir su pensión. Pensión que por cierto, reciben devaluada. Los que pagaron con bolívares fuertes, ahora la reciben con bolívares hasta ocho ceros menos. Quizás algunos beneficiarios, no pagaron la totalidad de las cotizaciones, y se les hace ver que es un regalo del gobierno, y no que reciben solo migajas de lo que pagaron, con dinero fuerte. Lo lastimoso es lo tortuoso para recibir la pensión. El SSO, designa a el banco y la sucursal donde le obliga a que tenga una cuenta en exclusividad, para recibir la pensión. Le obliga adicionalmente a recibirla en efectivo, con la denominación de billetes que haya y lo que debe pagar en transporte para recibirla y regresar a su casa, cuando podría depositarlo directamente en la institución bancaria de su preferencia y cercanía, y el beneficiario manejarlo con su tarjeta de débito.

[email protected]

 

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »