Inicio > Economía > Los multimillonarios globales tampoco pueden hacer negocios con el régimen de Maduro

Los multimillonarios globales tampoco pueden hacer negocios con el régimen de Maduro

 

David Martínez. Mexicano. Propietario de una fortuna de 2.400 millones de dólares. Segundo máximo accionista de Banco Sabadell. Dueño de Fintech Advisory, fondo especializado en comprar deuda de países en apuros. Como Grecia, Pakistán, Argentina y también Venezuela. Por una operación que le involucra con funcionarios chavistas, ahora está en el punto de mira de EEUU. El Departamento del Tesoro estudia sancionarlo

Al Navío

Fintech Advisory es un fondo de cobertura con sede en Delaware (EEUU) cuyo dueño es el magnate mexicano David Martínez. En España se le conoce por ser el segundo máximo accionista de Banco Sabadell. En Estados Unidos, por sus turbios negocios con el chavismo.

Tras conversar con tres funcionarios del Departamento del Tesoro, revela la agencia Bloomberg que, en abril de 2017, esta empresa otorgó al régimen de Nicolás Maduro un préstamo de 300 millones de dólares respaldado por bonos con valor nominal de 1.300 millones.

La operación molestó a los funcionarios estadounidenses. La entendieron “como un salvavidas para un régimen despótico”. No molestó porque fuera ilegal, ya que entonces las sanciones de Washington no limitaban un movimiento así.

Dos de las fuentes también advierten de las relaciones del multimillonario con dos funcionarios chavistas sancionados por EEUU: el ministro de Finanzas de Venezuela, Simón Zerpa, y el vicepresidente de Economía, Tareck El Aissami.

Martínez estaría asesorando a Tareck El Aissami y a Simón Zerpa / Foto: Gobierno de Venezuela

Martínez estaría asesorando a Tareck El Aissami y a Simón Zerpa / Foto: Gobierno de Venezuela

Este último detalle llevó a considerar a Martínez como ciudadano especialmente designado (SND, por sus siglas en inglés). Una etiqueta que “podría restringir sus viajes y su acceso a cuentas bancarias de EEUU, entre otras operaciones”, precisa Bloomberg. Y esto es así porque es el único propietario de Fintech Advisory.

Agrega la información que Martínez visitó Caracas el pasado diciembre para presentar acuerdos que aliviarían la restricción de efectivo del régimen, el cual acumula retrasos por 10.000 millones de dólares en pagos de bonos.

Precisa también que, desde aquel abril de 2017, Martínez ha estado viajando a Venezuela con frecuencia. Para presentar a Zerpa, El Aissami y otros funcionarios chavistas posibles acuerdos financieros, “incluidos canjes de deuda por capital relacionados con el petróleo con los gobiernos de Rusia y China”.

El impacto de la noticia

La información de Bloomberg, se haga o no efectiva, se puede entender como una advertencia. Del Gobierno de EEUU a los multimillonarios. Concretamente a los mexicanos. Con la finalidad de que no hagan negocios con el chavismo pues pueden ser sancionados y expulsados del país.

El otro mensaje es más político. Martínez es un magnate. Es conocido. Es mexicano. Y México, en concreto el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, es la única potencia americana que no reconoce a Juan Guaidó como presidente encargado y que no declara a Maduro como ilegítimo.

México es, además, es uno de los pocos países que junto a China, Rusia y Turquía siguen exportando productos al régimen. Desde los tiempos de Enrique Peña Nieto lleva ocurriendo esto.

De hecho, el contenido de las bolsas que reparten los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) está en su mayor parte compuesto por alimentos mexicanos. Recuerden que la ayuda de los CLAP no es para cualquiera, sino para los venezolanos que tienen carnet de la patria. El carnet con el que Maduro ficha a la población.

La noticia sobre Martínez, venida del Departamento del Tesoro de EEUU, podría considerarse una vuelta de tuerca más al cerco diplomático que desde Washington le están aplicando a Maduro.

De hecho, este lunes la postura de EEUU se endureció, anunciando sanciones a tres nuevos chavistas. Además, el vicepresidente, Mike Pence, instó a los países latinoamericanos a restringir las visas a la cúpula de Maduro, a congelar las operaciones de PDVSA en sus territorios, y a entregar los activos venezolanos en el extranjero a Juan Guaidó.

Martínez es un experto en deuda

Del caso Martínez también surge un interrogante. ¿Qué necesidad tiene un magnate como él de hacer negocios con el chavismo? Su fortuna es de 2.400 millones de dólares, según el índice Bloomberg, actualizado en 2016 por última vez.

Martínez es un personaje discreto. Por su metro sesenta de estatura y porque le gusta mantener el perfil bajo ante la prensa. “Misterioso” o “fantasma” son algunos de los adjetivos que usan para definirle como inversor

A Martínez se le considera un experto en deuda. Con Fintech Advisory cosechó gran parte de su fortuna. Pese a que su patrimonio se cuenta en miles de millones, no aparece en Forbes. No al menos en el listado de multimillonarios. Sí en un perfil de Facundo Sonatti publicado en la edición argentina de la revista que ayuda a conocer mejor a Martínez.

Este millonario es un personaje discreto. Por su metro sesenta de estatura y porque le gusta mantener el perfil bajo ante la prensa. “Misterioso” o “fantasma” son algunos de los adjetivos que usan para definirle como inversor.

Apenas está en México. Sólo viaja para visitar su Monterrey natal, donde se graduó como ingeniero eléctrico en el Tecnológico de Monterrey y donde está adherido a los Legionarios de Cristo. De resto, vive y desarrolla la actividad empresarial entre Londres y Nueva York. Por eso la etiqueta de SND puede suponerle un duro golpe.

En la publicación de Forbes se cuenta cómo Martínez recurrió a su abuela paterna para reunir 300.000 dólares cuando tenía 30 años. Hoy tiene 62. Con ese dinero fundó Fintech Advisory en 1987, empresa con la que se dedicó a comprar deuda de países en apuros, desde Grecia hasta Pakistán, y a rescatar compañías en problemas, como la vidriera Vitro y el conglomerado de productos químicos Cydsa, ambos en México.

Conocido en Argentina

En Argentina, el magnate también es famoso. En 1994 compró bonos de deuda con Fintech Advisory. En 2005, cuando el entonces presidente, Néstor Kirchner, se declaró en suspensión de pagos y propuso un canje con los acreedores, Martínez aceptó el plan.

Aquella deuda comprada en default, a un precio muy por debajo de su valor, luego se cobró a través de los tribunales. El caso es que Martínez terminó deshaciéndose de las últimas tenencias de bonos argentinos en 2010.

Cabe recordar que en las operaciones de deuda de Kirchner hubo movimientos opacos. Como en la operación de los Bonos del Sur en la que participó Hugo Chávez, expresidente de Venezuela.

“Fue una operación de geopolítica financiera para evitar el colapso del kirchnerismo y Argentina. Una operación en la que ahora se confirma: campeó la corrupción. Se sabe por las nuevas investigaciones abiertas en Buenos Aires [el escándalo de los cuadernos]”, explicó el periodista Juan Carlos Zapata, en Konzapata.

Martínez fue reconocido como “amigo de Argentina” por el presidente Kirchner. Este dijo que inversores como él salvaron al país de los fondos buitre. No obstante, la buena sintonía de este magnate no se limita al kirchnerismo. Se expande a todo el poder en general.

He aquí dos ejemplos: en 2006 se asoció con el Grupo Clarín en su apuesta por Cablevisión. Y en 2016, el gobierno de Mauricio Macri aprobó una operación de Martínez para que controlara la totalidad de Telecom Argentina, una de las telecos más poderosas del país.

Conocido en España

Martínez no sólo opera en países en apuros. También en empresas en apuros. El grupo español Banco Sabadell atraviesa un momento nefasto. La entidad presentó las cuentas de 2018 hace 10 días, y el resultado decepcionó a los inversores.

Ganó 328 millones de euros, 54,2% menos que en 2017. Este desplome se debe a los problemas de migración tecnológica de la filial británica TSB, en la que invirtieron 2.350 millones de euros en 2016.

Como consecuencia de los malos números, la acción cayó 9% en un día, siendo ese el momento que aprovechó Martínez para invertir 19,98 millones de euros y elevar su participación en Sabadell hasta 3,49%, consolidándose como segundo accionista.

Poco a poco el banco se recupera del golpe, pero los problemas en Reino Unido persisten. Por la integración tecnológica. Y por la amenaza del proceso de ruptura con la Unión Europea, el Brexit. Por eso el banco maneja como alternativa de futuro una expansión más potente a México, aprovechando que su segundo máximo accionista también es mexicano.

¿Cómo afectaría al banco español una posible sanción de EEUU a Martínez? No se sabe. Porque Fintech Advisory también tiene sede en Europa. Más concretamente en Luxemburgo. Y las operaciones con Banco Sabadell derivan de esa filial.

 

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »