Inicio > Interés > Militar retirado de la Aviación revela cómo el Alto Mando Militar sigue directrices de cubanos

Militar retirado de la Aviación revela cómo el Alto Mando Militar sigue directrices de cubanos

 

La presencia de militares cubanos en el seno de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana no es un simple rumor de pasillo que se ha masificado mediáticamente. Oficiales con amplia experiencia en el seno de la institución castrense constataron en su ejercicio cotidiano esta grave situación que mantiene completamente desarticulada a una institución que debería hacer contrapeso al poder político del país.

 Maduradas

En conversación exclusiva con Maduradas.com un mayor retirado de la Aviación , con más de 20 años de experiencia en la FANB, ofreció importantes revelaciones sobre lo que ocurre puertas adentro de una institución que ha sido desdibujada por su accionar y por el adoctrinamiento partidista. De acuerdo con sus afirmaciones, la FANB está supeditada a los dictámenes del régimen isleño y al servicio de una doctrina política que se mantiene a la fuerza.

Cuando se le pregunta al oficial quién manda en la FANB, la respuesta es enfática:

“Aparentemente los generales y almirantes del Alto Mando Militar, pero siguen directrices de militares cubanos que se encuentran principalmente en el Ministerio de la Defensa y en el Comando Estratégico Operacional (soy testigo presencial de esto), además de las órdenes emanadas por Maduro y Diosdado Cabello. Es importante resaltar que también hay un proceso de adoctrinamiento político partidista en todos los institutos de formación militar, al igual que en cada unidad. Todos siguen un modelo de doctrina castro cubana  insertada en los planes curriculares. Durante mis estudios superiores dentro de la Fuerza Armada presencié este proceso y fui sancionado por hacer críticas del mismo”, revela.

El entrevistado asegura que el poder de la Fuerza Armada está monopolizado por generales y almirantes , la mayoría de ellos  “chavistas-maduristas” que han sido ascendidos a ese grado por su afinidad partidista. Lo mismo ocurre con coroneles (capitanes de navío) y tenientes coroneles (capitantes de corbete)

“Ellos son comandantes de unidade s -en su mayoría abiertamente declarados chavistas- y son quienes dan soporte al régimen dictador” , asegura.


AFP / Federico ParraEl oficial retirado sostiene que las tropas, en su mayoría, no son leales a Nicolás Maduro , sino que han sido sometidas a los dictámenes del régimen cuestionado por ilegitimidad a través de un mecanismo al que tradicionalmente apelan las tiranías: El miedo.

“Más que lealtad es un miedo infundado a base de amenazas, terrorismo y espionaje. Para nadie es un secreto la cantidad de militares que son presos políticos (más de 160) , y las torturas que reciben. Por lo tanto, hacer cualquier comentario o crítica al régimen es una sentencia segura de encarcelamiento por ‘instigación a la rebelión’ o “contra el decoro militar” (dos de los delitos militares más usados en estos casos). Los cuerpos de inteligencia que siguen directrices del G2 cubano como la Dirección de Contrainteligencia Militar (DGCIM), se han dado a la tarea de colocar en cada unidad militar a los llamados ‘patriotas cooperantes’,  quienes se encargan de delatar a cualquier disidente”, asegura.

Recuerda que estos son métodos de coacción usados por los regímenes totalitarios con el pasar de la historia: “nazis, soviéticos y castristas, por mencionar algunos”.

El mayor retirado  padeció en carne propia esta persecución y coacción. Por hacer reclamos y oponerse a las prácticas anticonstitucionales impuestas desde Cuba a la FANB recibió amenazas a su integridad y a la de su familia,  razón por la que optó por el retiro y el exilio.

“Recibí amenazas de encarcelamiento, tortura y hasta muerte . Cuando te das cuenta de que el gobierno comienza a violar sistemáticamente la Constitución y las Leyes, cuando te quieren adoctrinar políticamente, cuando se pierde el mérito y premian al más servil , cuando no te dejan cumplir tu misión y te colocan a cumplir funciones para las cuales no has sido formado, cuando te discriminan por razones políticas, cuando te imponen castigos disciplinarios por sólo decir la verdad de las cosas, cuando te amenazan, cuando te obligan a decir consignas partidistas, cuando tu vida no vale nada para los superiores y que estos mismos son capaces de inventar algo para encarcelarte y cuando te das cuenta de que el número de militares presos, torturados y dados de baja ilegalmente de la Fuerza Armada es elevado, ya no hay alternativa:  tu vida corre peligro y tomas la decisión de retirarte para evitar la persecución. Pero incluso luego del pase a retiro, sigues siendo un objetivo de los cuerpos de inteligencia, es lógico temer por tu vida”.

El entrevistado ratifica que los más de 160 militares que son actualmente presos políticos del régimen desde hace 5 años son sometidos a torturas que van desde incomunicación, exposición a bajas temperaturas, golpes, uso de corriente eléctrica y extracción de las uñas, entre otras.

El presidente interino, Juan Guaidó , ha hecho llamados reiterados a la FANB para que se ponga del lado de la Constitución y al servicio de una ciudadanía que reclama una transición política para encaminar la urgente recuperación económica del país.

Fotos: Radio France-Nuevo Herald

Desde Estados Unidos, diversos altos funcionarios de la administración Trump insisten en que este es el camino y el primer paso para recuperar la institucionalidad en el país y han alentado también a la FANB a romper la cohesión en torno al régimen “ilegítimo”, a enfrentar los colectivos y grupos paramilitares que actúan impunemente en el país y a “salvar su pellejo”. Han sido numerosas las advertencias de que no opten por “hundirse” junto a Maduro y sus cercanos.

Pero, ¿será posible que una FANB adoctrinada, servil a una ideología partidista y controlada desde Cuba se haga eco de estos llamados? ¿Cuál sería el punto de quiebre que provocaría un alzamiento militar irreversible en bloque y que termine con Maduro fuera del poder? El mayor retirado de la Aviación responde:

“Podría haber tres escenarios. Uno de ellos sería un estallido social de gran envergadura provocado por la crisis humanitaria y económica del país, donde los militares de los cuadros medios y bajos se rehúsen a atacar a los ciudadanos y estos últimos tomen a los usurpadores sin resistencia o con apoyo de la Fuerza Armada.

El segundo sería una ocupación militar proveniente del extranjero (coalición militar con militares venezolanos en el exterior), de manera tal que incluso el Alto Mando Militar le dé la espalda al usurpador de Maduro y toda su camarilla por el simple hecho del miedo a un conflicto bélico en donde la derrota de la FANB sería más que segura .

Y un tercer escenario es que el mismo círculo cercano a Maduro le pida la renuncia con la intención de estos tratar de salvar su pellejo y el dinero que se han robado, usando como protección la Ley de Amnistía.

Cabe resaltar que Maduro y sus secuaces saben que un 90% de la FANB no los apoya y son esos cuadros medios y bajos. Por eso han recurrido a usar a la FAES, a los colectivos y presidiarios para someter a las manifestaciones en los últimos días, luego de los sucesos del 23E donde la Asamblea Nacional asumiera el Poder Ejecutivo con el diputado Juan Guaidó como presidente encargado de la República, lo que generó una nueva ola de protestas a nivel nacional e internacional en busca de la salida de la dictadura madurista”.

El entrevistado ve como poco probable que el Alto Mando decida plegarse a la Ley de Amnistía ofrecida desde el gobierno interino. Ese escenario sería un recurso extremo al que optarían, según deduce, luego de una conmoción general que los obligue a dar ese paso.


AFP/Yuri Cortez“La amnistía va dirigida especialmente al Alto Mando, es un salvoconducto que le extiende el gobierno de transición con el fin de que no apoyen más a Maduro, pero creo que lo usarían solo cuando vean en riesgos sus intereses personales, puestos que estos generales y almirantes están más que comprometidos por sus acciones y omisiones”.

En opinión del entrevistado, la FANB no tiene capacidad para enfrentar a un enemigo externo en una eventual intervención militar . Mucho menos si ese contrario es el ejército más poderoso del mundo  (el de Estados Unidos) o alguno de sus aliados del continente, como el de Colombia, que desde hace años ha recibido formación, entrenamiento y recursos del país del norte.

“En caso de intervención no creo que hagan frente , y en caso de hacerlo, serían vencidos en corto plazo, ya que no cuentan con el apresto operacional ni con la logística necesaria para mantener un combate por mucho tiempo”.

 

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »