Inicio > Economía > Los apagones aceleran dolarización informal en Venezuela

Los apagones aceleran dolarización informal en Venezuela

 

Con el colapso en el servicio eléctrico que vive Venezuela desde el pasado jueves 7 de marzo, el uso  de los medios electrónicos de pagos se ha visto reducido al mínimo en los comercios de un país donde el efectivo es prácticamente inútil. En medio del caos y la parálisis de la economía, avanza con más fuerza la dolarización que ya se asoma desde hace meses en la mayoría de las transacciones.

Por El Estímulo

Durante tres días seguidos la mayor parte de este país de 30 millones de habitantes ha quedado a oscuras. Esto ocasiona estragos adicionales a la jornada diaria, que ya se vive en condiciones precarias por una crisis general, económica, de infraestructura y de servicios.

El uso de dinero electrónico se ha visto limitado a los pocos comercios que disponen planta eléctrica propia y de buenas conexiones con un sistema bancario ya saturado.

La hiperinflación, que pulveriza el valor de la moneda hace inservibles los billetes de bolívar, la moneda local, de modo que hasta para pagar un café hay recurrir al dinero plástico.

En este contexto, cada vez más consumidores  y comerciantes optan por cerrar sus transacciones con dólares en efectivo para poder comprar y vender rubros a los que normalmente se puede acceder pagando a través de los canales electrónicos.

En algunas zonas de Caracas, una bolsa de hielo cuesta $3, un kilo de pechuga de pollo $4, un refresco de 2 litros $3, un kilo de tomate $1 y así sigue creciendo la lista con el paso de los días.

En mercadillos informales de Caracas el fin de semana el dólar era aceptado a 3.500 bolívares, por debajo de la tasa oficial Dicom.

Según reportes desde la calurosa ciudad de Maracaibo, Zulia, la bolsa de hielo era vendida en $10; la energía para cargar celulares en un dólar por cada diez minutos.

En otros establecimientos más bien regalaban la comida refrigerada para no dejarla perder.

En el caso de los negocios pequeños como abastos, bodegas, puestos de frutas o mercados libres como el de Quinta Crespo y Güaicaipuro en Caracas – donde no hay planta eléctrica-, la dolarización ha tomado más fuerza durante los últimos cuatro días.

No obstante, casi todos los comercios del país están aceptando dólares luego del apagón, bien sea porque no hay luz o porque las colas para pagar con punto de venta se hacen eternas y es una alternativa para agilizar las transacciones.

En su mayoría los negocios también aceptan bolívares en efectivo pero por lo difícil que es acceder al mismo y al gran volumen que se necesita solo para comprar una simple bolsa de hielo, la gente debe decantarse entre pagar en dólares o acudir a lugares con planta eléctrica para pagar con punto de venta donde las colas son de decenas de personas.

Algunos de los establecimientos que actualmente cuentan con una planta eléctrica para prestar servicio con normalidad y ofrecer pagos con punto de venta son las sucursales de Farmatodo de Los Palos Grandes, Las Mercedes, La Florida y los Altos Mirandinos, el supermercado Central Madeirense de Santa Fe en Baruta, la charcutería El Triunfo y la panadería Mil Rosas en la Av. Fuerzas Armadas en Caracas, La licorería Beethoven en Colinas de Bello Monte y varios restaurantes del este de Caracas, mayormente ubicados en Las Mercedes y Altamira.

Se ha visto incluso en el oeste de Caracas establecimientos como el abasto Gabiana de la Av. Fuerzas Armadas se hace una conexión manual  de los puntos de venta a las baterías de carros para poder cobrar y seguir trabajando.

Todos estos negocios, además de tener punto de venta, están aceptando dólares en efectivo para los ciudadanos que no tengan como optar por otra forma de pago, ya que también varias plataformas bancarias se han visto afectadas y las transacciones de banca electrónica no pueden efectuarse.

Aun no se sabe cuando podría restablecerse por completo el servicio eléctrico, y esto podría traer como consecuencia una aceleración en la inflación ya que la demanda crece al mismo tiempo que la oferta cae por la falta de energía para producir o distribuir los distintos productos que el venezolano consume día a día.

Mientras tanto, el presidente encargado del país y presidente del parlamento Juan Guaidó dijo que declarará la emergencia nacional a raíz de la crisis energética que se ha ido extendiendo con el paso de los días.

 

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »