Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Arturo Molina: Golpe bajo

Arturo Molina: Golpe bajo

 

El régimen de Nicolás Maduro juega sucio en todos los terrenos. Apuesta permanentemente al quiebre de la moral de las personas. Atenta contra el erario público, saquea, destruye sin compasión. No le importa enfermos, niños, ancianos, alimentos. Todo se mueve en torno a la insensatez, temor, arrogancia y desprecio. Olvida que en ese escenario y teniendo el poquísimo poder que le queda va a ser sancionado en tiempo perentorio por la justicia terrenal, y por la que desprecia atorrantemente, la divina, la que viene de la mano de Dios.

No es casual que en Venezuela se siembre la oscuridad con corte de energía eléctrica que en varios Estados sobrepasó las 50 horas. Todo es planificado para humillar y hacer que los ciudadanos se molesten, que vayan tras ellos, para activar mecanismos de represión, persecución, muerte y suspensión de garantías que les permita atornillarse por otras horas en el ejercicio del poder. La estrategia consistía en dañar para culpar a otros. Es el mismo guión que han utilizado en 20 años de ineptitud. El régimen se ha preparado para tener respuesta a cada escenario. Si es el electoral, el tema es el magnicidio; si es de gestión, la respuesta es el saboteo; si es para salir del tamaño del estiércol defecado, la culpa es de la presión internacional (claro, están chorreados). Olvidan en consecuencia que hay momento para nacer, vivir y morir.

Al hambre y miseria inducida, le suma la mediocridad de sus acompañantes en el Ejecutivo Nacional. Hacen uso de la palabra para embarrarla. La respuesta a la ineptitud es inepta, propia de estrafalarios, pendejos y seres ruines. Ante eso, la sobriedad, hidalguía, prudencia y astucia de los ciudadanos, se manifestó. La trampa contra las personas no le funcionó a Nicolás Maduro. La cloaca les sirvió para su propio desagüe. Tuvieron que salir por esos espacios de malos olores, porque los lugares por donde corren aguas blancas, se les cerraron por fuerza de la naturaleza.

La ruta establecida desde la Asamblea Nacional sigue su curso. Usurpación, Gobierno de Transición y Elecciones Libres, es el motor que impulsan los demócratas. Se ve la existencia de conducción política en la oposición para prever con paso firme la reconquista de la libertad. Los anuncios de recorrer todo el país para avanzar posteriormente a la toma de Caracas, debe tener orinados a los usurpadores. La sociedad va entendiendo que la estrategia no se anuncia, y que es obligatorio y disciplinado esperar por la orientación respectiva.

La mezquindad de los revolucionarios de pacotilla no ha terminado. Vienen momentos de dificultad que hay que saber sobrellevar. Nadie debe entrar en pánico, generar falsas alarmas, desánimo y confrontación estéril. Los arrogantes van a continuar con golpes bajos. Tendrán su respuesta Constitucional.

@jarturoms1

jarturomolina@gmail.com

 

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »